Antonio Antonio
1,8 Puntuación total
Imagen
Sonido
Ergonomía
Prestaciones
Pantalla
Autonomía
OPINIÓN DE USUARIO17 de marzo, 20103.096

Muy decepcionado.

Cuando hay mucha luz, la calidad de imagen es bastante buena. Sin embargo cuando la luz escasea, tiende a sobrecargar un montón el color, y la imagen presenta una apariencia extraña y artificial.

Pero el peor problema de la Sony CX520, es que una vez desenfocada tarda mucho en recuperar el enfoque. Es muy lenta en reenfocar, aún retirando el zoom a tope y encuadrando a una zona de buena iluminación.

Para situaciones de luz extremadamente reducidas, contamos con dos opciones: La típica visión nocturna verde de infrarrojos y un modo especial, que supuestamente, aumenta la sensibilidad del CMOS y reduce la obturación. El vídeo resultante es demasiado extraño por los saltos en la imagen y el ruido generado. Además, dada la baja calidad y el ruido en la señal de vídeo, es prácticamente imposible hacer ajustes de color durante la edición. Es por ello que este modo de baja luz no lo encuentro muy útil en la práctica.



Estabilizador de imagen:

Para escenas en movimiento, contamos con dos opciones de estabilización: activa y estándar. Con el modo activo, la cámara corrige movimientos leves, pero las panorámicas resultan con movimientos bastante antinaturales. Lo recomendable, es usar por defecto el modo estándar, que logra eliminar pequeños temblores molestos, sin llegar a ser demasiado intrusivo en las decisiones de movimiento de cámara, aunque la verdad, no es todo lo eficaz que sería de desear.



Las opciones de configuración:

A través del menú táctil de la pantalla tenemos acceso a la configuración de los distintos parámetros. La parte mala es, que cuesta un poco recordar y ubicar estas opciones y, además, a menudo hay que hacer demasiadas pulsaciones, por lo que éstas, más bien escasas, opciones manuales que a priori podrían haber sido interesantes, pueden resultar poco prácticas para grabar situaciones imprevistas. Se echa mucho en falta, poder controlar la exposición de modo tan sencillo y accesible, como sería si tuviera una rueda de enfoque.

Otra aspecto muy mejorable, son los tiempos de acceso a los vídeos ya grabados.

Se echa en falta un acceso directo a "borrar último plano" y además los tiempos de carga y proceso son bastante lentos. A la hora de revisar los planos ya grabados cada vez que borras un plano, el menú te lleva de nuevo a la primera página en lugar de regresar al último menú en el que estabas, por lo que debes navegar de nuevo página a página hasta llegar al punto en el que te quedaste. Algo bastante engorroso, la verdad.

Por cierto, el software de la cámara sólo está disponible para PC.

La Sony HDR-CX520, permite almacenar vídeo en tarjetas de Memoria MemoryStick de Sony, que aparte de sólo servir para aparatos de Sony, son bastante más caras que las SD que usan todas las demás marcas.

Si no fuera por los frecuentes problemas de enfoque, se podría recomendar para usuarios con pocas pretensiones, pero en mi caso tengo que decir, que la voy a cambiar por otra.



  • Comenta esta opinión

    No estás identificado

    Entrar
Otras opiniones (5) sobre esta videocámara