Xavitxaung Xavitxaung España
4,5 Puntuación total
Imagen
Sonido
Ergonomía
Prestaciones
Pantalla
Autonomía
OPINIÓN DE USUARIO3 de diciembre, 2015510

Unos dias con la WG-1

El lunes recibí la cámara (cuando escribo es jueves) y pese a no ser la cámara perfecta, ya que en formatos de vídeo se ve superada por la GoPro Hero4, aunque en fotografía no sé que deciros, principalmente por que no sé que fotos saca ya que no soy un experto en este tipo de cámaras, es una cámara que me gusta mucho por el hecho de tener la pantalla en la parte superior, recordándome mucho a la Sony DSC-R1 (cámara digital de fotografía).

Mis pruebas no tocan la parte sumergible ya que en diciembre, pues la verdad, ni me apetece ir a la piscina cubierta solo para probarla, si me toca un viaje al caribe en invierno os contaré, sino, deberéis esperar al verano aunque es posible que haga algo pronto en algún río de los Pirineos...

El objetivo, un ultra-angular de 16,8 mm (equivalencia en 35 mm) produce unos muy buenos vídeos a la resolución de 1920x1080, tanto en exterior como en interior, el sonido de grabación también es bueno, no he probado en conciertos, pero a medida que vaya descubriendo cosillas iré añadiendo notas.

Aunque esencialmente es una cámara de vídeo, yo, soy fotógrafo y la estoy usando en modo fotografía. En ese aspecto me encanta, es muy fácil encuadrar llevándola a la mano (ya venía de tener experiencia haciendo fotos con un 15-30 mm en FF o un 10-22 mm en APS-C). La cámara es muy reactiva, pulsas y al instante te toma la foto, incluso cuando pones el ahorrador de batería (la tengo puesta en 60 seg.), pulsando levemente se vuelve a encender y pulsando fuerte te hace la foto antes de que se encienda la pantalla (instantes antes), en vídeo funciona igual.

La fotos producidas, en formato 4:3 (14 mp o 5 mp) distorsionan mucho, no por ello las fotos no carecen de encanto, el descubrimiento viene en la postproducción (LightRoom), cuando quieres corregir la distorsión, pones que es una GoPro y por defecto te pone la HERO y allí la óptica resultante es de unos 20 mm con muy poca distorsión y entonces te das cuenta de sus posibilidades. También se pueden hacer fotos en formato 16:9 (10mp) y con menos distorsión.

Debemos ser conscientes que los mejores resultados los tendremos con buenas condiciones de luz, día soleado o medianamente, aunque sobretodo para la luz de primavera-verano o en nieve, de lo contrario, sin esa luz (en la sombra o con niebla) el ruido electrónico aparece y obtienes resultados muy próximos a los de un móvil de gama baja. 

La medición de la luz es óptima, ni te quema las fachadas soleadas y sacar detalle de las zonas sombrías también es buena (imágenes con sol y sombra se entiende).

Sin embargo, pese a todo lo citado, parece que en Ricoh se han esforzado en hacer una cámara a primera vista de fácil manejo y han errado en el intento, cierto es que ni he abierto el manual de instrucciones y cierto es que es intuitivo pero, se podía haber hecho mucho más fácil y mucho más efectivo. Entrando en el menú ya te das cuenta que es un software más de una época antigua que de un producto de 2015, sí, penoso, parece funcionar como esas primeras cámaras digitales de principios del 2000, a veces incluso te pierdes, deberé ejercitarme para encontrar sentido a esos fallos.

La cámara también tiene WI-FI y, hay que armarse de paciencia para conectarla con el móvil, yo, antes de recibir la cámara me bajé la aplicación de Google Play para esta Ricoh WG-1 (espero que sea el mismo que se usa, ya miraré el manual de instrucciones). Es mi primera experiencia en cámaras wireless (wi-fi) y cuando parece que es fácil conectarla, no resulta serlo tanto. Una vez consigues enlazar el móvil con la cámara te sorprende que es muchísimo más fácil hacer fotos y vídeos por este medio que mediante la cámara, a ver señores de Ricoh, a ver si instaláis en la cámara el sistema Android que así eliminaréis muchos "dolores" de cabeza. Así pues móvil en mano, tienes tres posibilidades de ángulo y ráfaga de 10 imágenes/seg. (a usar en condiciones excelentes de luz), digamos que si la cámara funcionara igual que en el móvil sería más una cámara perfecta que lo que es al final.

Resaltar que cuando enciendes la cámara, ya viene predeterminado en modo vídeo y si haces fotos debes pulsar un botón, ese botón, también provoca quebraderos de cabeza ya que sin querer pasas de un modo al otro y con las reducidas dimensiones de la pantalla, puedes llegar a cagarla, imagino que debajo del agua debes acercarte la cámara al ojo para no errar el tiro no fuera que hagas video cuando querías hacer foto.

Habiendo leído comentarios en la noticia de esta web que si la óptica es retráctil o movible, no, nada de eso, el objetivo está fijo ese "lock" que aparece en la cámara son simplemente dos filtros protectores, uno en forma de parasol, para uso exterior y el otro, sin parasol, para la fotografía subacuática. La verdad, no creo que haya mucha diferencia entre usar uno u otro protector de lente (miraré en el manual para asegurarme).

La batería de la cámara se carga directamente conectándola en la corriente, pero en Amazon he visto que hay cargadores compatibles así como  baterías clónicas. Por lo que hace a los accesorios vendidos por Ricoh, me parecen un tanto caros ya que, volviendo a Amazon, tienes muchos accesorios de marcas independientes hechos para la GoPro que son compatibles con ésta (ojo, no usa el sistema dedicado de GoPro sino de rosca universal).

De entre los accesorios de serie encontramos un adaptador de bola para casco mediante el sistema de pegado 3M, hubiere preferido en su lugar, de imán... También hay un arnés que aunque lo tengo puesto aun no uso.

Conclusión, es una cámara muy interesante para aquellos que no necesitéis ir mas allá del Full HD a 30 imágenes por segundo (a mi ya me va bien ya que en youtube cuelgas a HD) en vídeo, muy interesante para los que sabéis sacar petróleo de la parte fotográfica.

PROS

- Excelente vídeo

- Buen sonido de grabación

- Posibilidades fotográficas muy interesantes 

- De fácil manejo en mano (muy discreta, como tiene forma de    grabadora...)

- Sumergible hasta 10 m. para fotos y vídeos con sonido

- Buen precio

- Uso con el móvil (wi-fi desesperante) muy eficiente

- Colocación de la pantalla

CONTRAS

- Ese botoncito para pasar de video a foto (debajo del agua...)

- Menu sencillo pero según como, complicado

- No tiene 4K

- Ruido electrónico en malas condiciones climatológicas (foto)

- Wi-Fi desesperante (hay que tener paciencia para conectarlo)

- Pantalla un pelín demasiado pequeña (a mi me va bien pero para los que tengan la vista floja...)

SUGERENCIAS A RICOH

Ya que habéis fabricado un concepto nuevo de cámara de acción, estaría bien que fabricaráis un modelo clónico pero con un sensor de 1 pulgada, para mejorar el apartado fotográfico, también que la pantalla fuera algo mayor y rotatoria (como la de la Sony DSC-R1, ya que no tiene sentido tener el cristal desprotegido en situaciones complicadas) ya que Olympus con su TG-860 demuestra que es posible disponer de una pantalla así. Mantener el ultra-angular y a ser posible que tuviera el programa "prioridad a la obertura" y "manual". De hecho la WG-1 ya dispone de esa prioridad a la obertura aunque solo tiene la obertura fija de f2.8. Hacer un botón mecánico para hacer fotos o vídeo para evitar sustos. Mejorar la facilidad de uso del sistema informático y, sobretodo que el sistema Wi-Fi sea más eficiente y/o que tuviera NFC.

Cargando comentarios