Manuel Manuel
4,8 Puntuación total
Imagen
Sonido
Ergonomía
Prestaciones
Pantalla
Autonomía
OPINIÓN DE USUARIO28 de marzo, 20122.477

Para periodistas y profanos

Compré esta cámara hará unos 6 meses aproximadamente y estaba esperando a haberla probado lo suficiente como para emitir una crítica suficientemente cimentada. Me dispongo a ello.



Llevaba tiempo buscando una cámara que cumpliera con una función que me parecía básica para mi trabajo. Realizar entrevistas con una calidad de sonido óptima por encima de todo. Y la encontré en este modelo.



La cámara viene a ser una Legria HF G10 pero con opciones de sonido profesional, entradas XLR, niveles auto y manuales, alimentación Phantom? todo ello integrado en un asa desmontable para hacerla más compacta en caso de no necesitar micros externos. Y por supuesto todo con accesos directos sin necesidad de entrar en el menú para configurar esos parámetros.



La cámara es muy compacta, ligera e intuitiva en su uso. Con múltiples funciones automáticas. Pero con opciones manuales configurables, propias de los modelos profesionales. Aunque debido a su reducido tamaño es imposible implementar en su cuerpo botones a accesos directos y deberemos entrar en menú para configurar aspectos básicos como la exposición o el balance de blancos.



Su posibilidad de grabar sonido profesional y su manejo sencillo si disparamos en automático o complejo si decidimos trabajar en manual. La hace muy versátil pero la orienta particularmente a los periodistas que realizan entrevistas y que quieren un equipo sencillo, con buena calidad de audio, ligero, pequeño y discreto, ya que su aspecto es más el de un modelo de consumo que el de un modelo semiprofesional.



Lo que no quita que podamos usarla para cualquier tipo de grabación. Teniendo en cuenta ese handicap de carecer de los principales accesos directos a la hora de configurar la imagen, que no el sonido que como digo viene toda la botonera en el asa desmontable.



En cuanto al apartado de imagen, nada desdeñable por cierto. Puedo destacar algo que me ha sorprendido gratamente, y es su excepcionalmente bajo nivel de ruido, incluso con niveles de ganancia altos. Pese a tener un único sensor de 1/3", su procesador de imagen reduce el ruido de forma realmente notable. Incluso en situaciones de poca luz.



A nivel de óptica, el estabilizador integrado cumple su función como si de un trípode se tratara. Incluso a distancias focales largas donde nuestro pulso más compromete la estabilidad de las tomas. A nivel de aberraciones podemos apreciar en exteriores y en situaciones de alto contraste algo de aberración cromática, como halos magenta-verdes. Pero no resultan molestos y solo los apreciamos cuando nos acercamos mucho a la pantalla como por ejemplo en el ordenador, visualizados los clips a través de HDMI en un TV Full HD no se perciben dichas aberraciones.



Respecto a la edición. La cámara graba en ficheros .mts, por ejemplo Adobe Premiere CS5 los abre sin necesidad de convertirlos, debemos consultar la compatibilidad de nuestro programa con el encapsulado .mts



Una pega a tener en cuenta es la autonomía, la batería que trae de serie nos proporciona solamente 80min de uso, eso si, muy fiables. Nos va indicando la carga por minutos y es precisa como un reloj suizo.

Si queremos una batería extra de mayor autonomía deberemos comprar una original. Las genéricas no funcionan, Canon implemento un chip y no se puede clonar, de momento. El precio de la batería de larga duración es de unos 140? aprox.



Resumiendo un poco estamos ante un modelo muy bueno y con una orientación muy clara, aunque también válida para cualquier usuario con paciencia y tiempo para configurar el equipo a su gusto.



  • Comenta esta opinión

    No estás identificado

    Entrar
Otras opiniones (1) sobre esta videocámara