C. López C. López
3 Puntuación total
Imagen
Sonido
Ergonomía
Prestaciones
Pantalla
Autonomía
OPINIÓN DE USUARIO6 de noviembre, 20084.268

Abusos de las grandes marcas

Un saludo para los participantes en este foro.



Intervengo para decir que me parece intolerable el blindaje en el que están instaladas algunas marcas - en este caso, Canon -, que obligan de forma solapada a los usuarios a comprar sus productos - y solamente sus productos -con el fin de acaparar la mayor cuota de mercado posible.



Me explico: Yo adquirí una vídeocámara Canon HG10, después de escuchar y leer todas las maravillas que vagaban por ahí sobre este aparato. No tengo ninguna queja sobre sus prestaciones ni se me ha averiado todavía (claro que no ha cumplido ni 6 meses. ¡No faltaría más que eso...!). Pero ¡cuál fue mi sorpresa, al comprobar que no podía abrir ninguno de sus archivos de vídeo con ningún programa no proporcionado por Canon!; es decir, archivos que teóricamente sólo pueden procesarse con Corel, Zoombrowser y otros programas incorporados en el pack de compra. Me refiero a los archivos CPI (vídeo) y a los MTS (fotografía).



He intentado por todos los medios buscar los códecs de estos formatos de archivo: todo inútil. Me siento como el protagonista de El Show de Truman: frustrado, desconcertado y maniatado. Es más que kafkiano este asunto.



Pero no acaba aquí el problema, sino que después de registrarme con usuario, con la debida licencia, et., etc., como todos bien sabéis, supuestamente me deberían proporcionar, tras el registro, el código de activación del producto de manera instantánea. Pues no. Tuve que esperar al menos una semana poara que eso sucediera. Perooo..... tampoco acabó aquí el problema, porque ahora resulta que algo ocurre con la instalación, de modo los programas no responden a la introducción del código de activación. Así que me encuentro con una cámara que graba marvillosamente bien, pero cuyos vídeos no puedo visualizar en mi ordenador porque a los señores que controlan esta marca no les parece justo que después de haberme gastado una cantidad sustanciosa en comprar una de sus cámaras, yo pueda visualizar los archivos con el software que a mí me apetezca.



¡Absolutamente intolerable!



Por supuesto que no me voy a quedar parado y pienso denunciar el caso ante las asociaciones de consumidores. Y veremos qué ocurre finalmente.



No sé si a algún amigo del foro le ha ocurrido algo semejante, (me cuesta creer que me ocurra sólo a mí).



Os envío un saludo a todos y me gustaría intercambiar impresiones con vosotros si tenéis una cámara de este modelo. Muchísimas gracias por molestaros en leer mi queja.



C. López.

Cargando comentarios
Otras opiniones (8) sobre esta videocámara