Francisco Francisco
4,6 Puntuación total
Construcción
Ergonomía y facilidad de uso
Rendimiento general
Prestaciones
Autonomía
OPINIÓN DE USUARIO13 de septiembre, 2013561

Depositario de la vida

Adquirí este tablet en una oferta de una operadora de telefonía móvil, en condiciones bastante interesantes, y me encontré con un mundo nuevo en esto de las nuevas tecnologías. Todo un descubrimiento. El tablet en sí funciona de maravilla, es rápido, eficaz, y sirve para casi todo. Desde el primer minuto, y sin haber utilizado cosa semejante en mi vida, me hice a él y lo manejé sin ningún problema. Le da mil vueltas a cualquier otro dispositivo que yo tenga o haya tenido, como es el caso de mi smartphone, que no es de marca Apple, por cierto. Es sólido y a la vez manejable; es robusto, pero no pesa demasiado. Está bien diseñado y la pantalla se ve muy bien, pues con un desplazamiento de los dedos puedes aumentar letra o imágenes en un instante si lo necesitas. En el iPad mini tengo mi biblioteca de casi dos mil libros y lo uso como e-reader (su aplicación iBooks es excelente, aunque también uso la de Kindle). También almaceno en él mi colección de música (eso sí, no incluye auriculares, hay que comprarlos aparte), etc. La cámara no es nada del otro mundo, pero funciona para hacer alguna foto de recuerdo si no te da mucho apuro "retratar" con semejante artefacto (lo digo porque es algo que no se parece en nada a una cámara). La pantalla táctil va perfecta. Se conecta a wifi con bastante facilidad y lo mismo a datos mediante 3G, cuando procede. Además, se puede llevar a todas partes, puesto que ocupa poco más que un libro de bolsillo, aunque si se le va a dar este uso es conveniente adquirir una funda. Por buscarle un pero, solo mencionaré la poca duración de la batería y el mucho tiempo que necesita para recargar, pero creo que este es un inconveniente de casi todos estos aparatos (creo que los ingenieros deberían ponerse las pilas, nunca mejor dicho, y trabajar un poco para mejorar este aspecto, y no solo los de Apple).



Cuando lanzaron esta idea de los tablet, hace pocos años, me parecía algo sin sentido; ahora que lo he probado puedo decir que no sabría qué hacer sin él. Es algo increíble, pero así es. Desde irte a leer a la cama y, mientras, tener controlada tu cuenta de Facebook, o el correo electrónico, hasta desayunar leyendo la prensa por Internet... En fin, no sigo porque creo que mi entusiasmo se nota bastante bien. Únicamente añadir que llevo con él desde febrero y parece que ha formado parte de mi ajuar desde que nací.



  • Comenta esta opinión

    No estás identificado

    Entrar