Sigma 17-70 mm f2.8-4.5 DC HSM Macro (Nikon)

Mato34 Mato34
4 Puntuación total
Imagen
Enfoque
Manejabilidad
Construcción
OPINIÓN DE USUARIO30 de diciembre, 20077.898

Muy buen todoterreno (incluso olvidando su precio)

Teniendo una D70s con el 18-70, y esperando a la D300, quería comprarme otro objetivo "todo terreno" con el que poder calzar a la D300 (y tener la D70s siempre a punto o para venderla como kit a buen precio) y con el que poder ir un poco más allá en cuestión de resultados (aunque del 18-70 sobre la D70 no tenía ninguna queja).



Por el tema de calidad sopesé el 17-55/2.8 de Nikon, pero el precio enseguida me hizo olvidarme de él. Los 17-50/2.8 de Tamron, Tokina, y Sigma me parecían las principales opciones por calidad y precio razonable, pero los 50 mm de tele siempre me han parecido cortos (por que con el 18-70 tiro bastante a 70 mm), así que la otra opción era el 17-70 de Sigma, que según las pruebas y análisis rendía bastante bien en todos los aspectos, casi siempre por encima del 18-70. Luego me enteré de que existía la versión HSM para Nikon, y casi inmediatamente lo encontré por 320 ? en una tienda de internet, así que no me lo pensé y lo pedí enseguida.



El rendimiento óptico me parece bastante bueno, aunque con las limitaciones típicas de estos objetivos, que se traducen en que con diafragmas abiertos la cosa decae bastante.



Por lo que respecta a la nitidez, en el centro siempre se muestra nítido mientras que los bordes van flojeando según se va abriendo diafragma, sobre todo por debajo de unos 35-50 mm. En angular a f/2.8 los bordes quedan bastante "justitos", abierto a tope en focales medias se sigue notando un bajón, mientras que en los 70 mm a f/4.5 aguanta mejor. Aún así en angular con f/4 se comporta razonablemente bien y a partir de f/5.6 ya se tiene la máxima nitidez en prácticamente toda la imagen (no veo una mejora apreciable cerrando a f/8), y al aumentar la focal el punto óptimo va subiendo hasta que en tele lo situaría a partir de f/8.



El nivel máximo de nitidez es tal que permite tener moire en la D300, lo que no me parece poco.



El viñeteo sigue más o menos el mismo patrón: en angular mal (exagerado) a f/2.8 y notándose con f/4, mientras que va decreciendo según aumenta la focal. En angular a f/5.6 ya no se nota, y en 70mm a f/4.5 se nota si uno se fija expresamente, pero puede pasar desapercibido sin problemas.



Mucho mejor se comporta en aberraciones cromáticas, también siguiendo el mismo comportamiento de antes: más en angular, menos en tele. Lo que pasa es que incluso en el peor caso están más o menos bien controladas (del orden de unos 2 píxeles como mucho), mientras que en tele se "adivinan" más que verse.



En distorsiones lo calificaría de normal para un objetivo de este tipo: no noto distorsión de cojín en tele, sí de barril en angular. Respecto a esta última, se nota pero no muy exageradamente en gran parte de la imagen, pero en los bordes más extremos se acentúa notablemente (digamos en los 200-300 píxeles más extremos sobre un ancho de 4300 en mi D300), por lo que si ahí hay objetos de interés se notará como "se estiran".



El bokeh no parece muy atractivo. Haciendo retratos y desenfocando bastante el fondo no le veo ningún problema, pero en los desenfoques suaves que aparecen en los objetos fuera de foco de forma "natural", más bien parece que "rompa" el fondo en lugar de difuminarlo. No es un bokeh especialmente suave.



En cuanto a la construcción lo veo a un nivel bastante bueno para su precio. Las guías de la lente frontal parecen metálicas, y se ven bastante robustas haciendo que todo el conjunto quede bien fijado sin juego lateral. El cuerpo prácticamente se encuentra "cubierto" por los recubrimientos de goma de los anillos de zoom y enfoque, ambos con buen tacto al girarlos (un poco duro el zoom del mío). Donde no hay goma hay un acabado mate muy fino, que al menos a mí no se me ha marcado hasta ahora (ni con las uñas).



Lo relacionado con el enfoque HSM sería quizá el punto más pobretón si se viene de un AF-S de Nikon. Sí es HSM y sí es silencioso, pero si el enfoque tiene que hacer un recorrido largo (como pasar de infinito a un metro, por ejemplo) se nota lento. La cosa no es tan grave si se va enfocando dentro de un rango "normal" de distancias y se cambia la distancia de enfoque sin grandes saltos, ya que se llega al punto de enfoque relativamente rápido (y sin ruido).



Pero hay otros dos puntos pobretones frente a los AF-S. El primero es que el anillo de enfoque gira guiado por el motor interno (en los AF-S de Nikon el motor interno enfoca sin hacer girar el anillo), lo que a veces es un poco incómodo si se le pone el dedo encima. El segundo es que, supongo que relacionado con el punto anterior, no se tiene la corrección manual del enfoque si se está en AF ya que el anillo de enfoque está bloqueado: hay que ajustar la pestaña de AF/MF en manual para poder girarlo libremente y enfocar así manualmente.



Por otra parte, el enfoque macro es otro punto a tener en cuenta. En 70 mm puede llegar a enfocar sobre la suciedad de la lente frontal, y lo se por que estuve un buen rato confundiéndolo con polvo en el sensor (hasta que noté que ese polvo en el sensor se movía al cambiar la focal...). Fuera de esas extravagancias, en tele se puede enfocar sin ningún problema a cualquier objeto que esté prácticamente tocando la lente frontal. El grado de magnificación no será tan grande como en otros objetivos macro de mayor focal, pero si uno no va a dedicarse en exclusiva a este tipo de fotografía creo que le será más que suficiente.



Por último comentar que el objetivo es del "tipo D" según la nomenclatura de Nikon. Es decir, que transmite información a la cámara de la distancia al sujeto enfocado, lo que puede ser utilizado por el sistema de medición. En la página de Sigma no encontré ninguna información al respecto (sí que lo era la versión no HSM), pero queda indicado en la caja del objetivo.



Nota para los usuarios de la D300:

Comentar que tuve que calibrarlo en la D300 haciendo uso de la función de ajuste fino del enfoque de esta cámara. En muchas imágenes no se podía ver ningún punto de foco, lo que me llevó a pensar en un principio que había algún problema del objetivo con la cámara. Ayudándome de la comparación con el enfoque por contraste del "live view" puede hacer ese ajuste fino de forma bastante rápida, quedando finalmente fijado en -6. A partir de ahí no tengo ninguna queja de la precisión del enfoque.



COMPARADO CON EL 18-70 DE NIKON



Me llegó un par de días antes de tener la D300 y pude compararlo bien comparado con el 18-70, ambos montados en sendos cuerpos de D70s. Resumidamente, y en cuanto a resultados, en mi opinión el Sigma es superior en prácticamente todo al Nikon.



El Sigma perdería en nitidez y viñeteo en los bordes abierto a tope por debajo de los 35 mm (pero el Sigma se puede abrir más que el Nikon), también (por muy poco) en las aberraciones cromáticas en angular que son un poco mayores (sólo un poco, y globalmente están bien controladas), y en el bokeh.



Pero en muchos otros aspectos el Sigma se impone al Nikon: mejor contraste, más nitido, mejores resultados generales según nos acercamos a tele... Y la sensación general al ver las imágenes es que las del Sigma son mejores que las del Nikon, con diferencia. Tampoco dejaría de lado el mayor angular del Sigma, que aunque mínimo se nota sobre el Nikon.



También en construcción el Sigma parece mejor acabado, pese al HSM "de segunda". Es de mayor tamaño sobre todo en el diámetro del cuerpo, y también se nota más pesado.



CONCLUYENDO



Después de emplear el 18-70 en una D70 durante dos años largos, el Sigma me parece un objetivo superior en casi todos los aspectos. Y aquellos en los que no gana no son suficientes como para que la sensación sea de que globalmente está un escalón por encima del Nikon.



Montado en la D300 lo calificaría de bastante bueno, si se puede convivir con sus limitaciones cuando se abre diafragma por debajo de los 35-50 mm. Trabajando en f/5.6 en prácticamente todas las focales se tiene un rendimiento muy bueno: muy buena nitidez (llegando incluso al límite del sensor en forma de moiré), pocas aberraciones cromáticas, sin viñeteo, y quizá con el bokeh como único punto débil (para mi gusto).



Y si se puede conseguir por menos de 350 ? no creo que nada vaya a superarlo en relación calidad-precio en su gama, y, después de haberlo probado, lo consideraría como opción en aquellos cuerpos en los que no venga el 18-70 como kit (con un precio ajustado como tal), como pueda ser la D40x por ejemplo.



No pongo el mail por el tema del spam, pero si alguien quiere preguntar algo me podrá encontrar en el foro.



¡Saludos!



  • Comenta esta opinión

    No estás identificado

    Entrar