• "Contribuimos a que se dé a conocer cada vez más el fotoperiodismo en el ...
  • "Con los ojos cerrados nadie finge"
Entrevista
ÓSCAR DEL MORAL, MICROSOFT IBéRICA

"Alguien que ha invertido dinero en un iPod no se va a cambiar al Zune de la noche a la mañana"

 
1
DIC 2006

La llegada de una multinacional a un nuevo sector del mercado es siempre un acontecimiento. Más cuando esa compañía es Microsoft y la idea es plantar cara a Apple y su iPod. Coincidiendo con la primera aparición pública de Zune en España, Óscar del Moral, de Microsoft Ibérica, charló ayer con QUESABESDE.COM. Con la sombra de la manzana planeando inevitablemente sobre la entrevista, el responsable de Microsoft mostró grandes dosis de realismo al hablar del mercado actual.

¿Qué aporta el Zune a un mercado como el de reproductores portátiles de audio, bastante saturado y con un líder bastante destacado?

Lo que aporta es una visión social de la reproducción de los contenidos digitales. El hecho de tener una conexión Wi-Fi permite compartir tu música y tus fotografías con aquellas personas de alrededor que también tengan el .

Respecto a las prestaciones, incorpora una pantalla que es mucho más grande que la media del mercado, a un precio que en Estados Unidos es el mismo que el de otros competidores. Además, el Zune lleva emparejado un servicio de descarga de contenidos digitales que parece ser que es más sencillo, cómodo e intuitivo que los servicios de otras marcas.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Del Moral respondió a las preguntas de QUESABESDE.COM tras la presentación del Zune que Microsoft hizo ayer en Barcelona.

En general, estamos hablando de una experiencia diferente. Supone la llegada de Microsoft a un sector completamente nuevo para nosotros, en el que lo único que pretendemos es decir cuál es nuestra visión en este segmento.

A partir de ahí, veremos qué decide el consumidor. Pero no parece que lo estemos haciendo tan mal, cuando en Estados Unidos y Canadá todo el mundo está tan interesado y se están despertando tantas expectativas en el mercado.

¿Y cómo se convence a un usuario de que se compre un Zune y no otro reproductor?

Tiene que ver con muchas cosas. De entrada, depende mucho del tipo de usuario que sea. Habrá algunos que digan que, por sistema, no quieren un reproductor de Apple, y habrá otros que no quieren nada de Microsoft.

Igual hay usuarios que no les interesa una pantalla tan grande y quieren un reproductor más pequeño, y otros que piensen que el Wi-Fi y poder compartir las canciones resulta muy divertido o que les guste que haya accesorios para conectarlo a la televisión.

Lo cierto es que no hay una regla básica. Yo diría que estamos hablando de una experiencia diferente, que va mucho más allá de lo que es el reproductor de MP3 tradicional.

Pero parece complicado cambiar una tendencia que ha convertido al iPod en un icono. ¿Aspira Microsoft a cambiar esta situación o se resigna a quedarse con un porcentaje menor del mercado?

De momento, es la primera versión del producto y no está funcionando nada mal. Parece que en Estados Unidos los consumidores lo están adoptando con cierta facilidad, aunque no es el reproductor MP3 más vendido. Tampoco ése era el objetivo de esta compañía.

Y de cara al futuro, ¿lo será?

Lo desconozco por completo. Esperamos llegar a los objetivos de venta, que no son precisamente cortos, y sobre todo que el Zune vaya siendo adoptado por los consumidores. Además, no debemos olvidar que tenemos socios que están comercializando otros reproductores que también utilizan nuestras plataformas de DRM [Digital Rights Management] y nuestro formato. Por lo tanto, Zune tiene que convivir con otros dispositivos en el mercado.

¿Está dirigido el Zune al usuario que hasta ahora ha comprado Apple?

Va dirigido a aquel que en un momento determinado buscó un reproductor de contenidos digitales portátil y que se sienta atraído por la propuesta del Zune de tener una pantalla más grande, de poder compartir los contenidos, de acceder a una plataforma de descarga más fácil de manejar.

De por sí, alguien que ha invertido dinero en comprarse un iPod, de la noche a la mañana no va a cambiar y se va a comprar un Zune. Va más dirigido a quien llega al mercado por primera vez o considera que su reproductor se le ha quedado pequeño.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
El responsable de Microsoft toquetea un Zune.

Uno de lo enfoques prioritarios del Zune es poder compartir contenidos. Sentimos retomar el tema del iPod, pero los rumores apuntan a que Apple no tardará en incorporar conexión inalámbrica a sus dispositivos.

Habrá que preguntárselo a los señores de Apple. Cuando ese producto llegue al mercado, seremos capaces de dar una respuesta adecuada. Ahora mismo, la única propuesta de producto con un enfoque claro para compartir contenidos es el Zune.

¿Y esta filosofía es compatible con las restricciones que se imponen al material que se envía de un Zune a otro?

Es cierto. Cada usuario puede compartir sus canciones con todo el mundo, pero quien lo reciba solo podrá escucharlo tres veces y, a su vez, no podrá volver a enviarlo a otro Zune.

Nosotros tratamos de proteger la propiedad intelectual. Siempre hablamos de que todo el mundo quiere compartir, quiere tener acceso a todos los contenidos, pero hay unos creadores que han invertido tiempo y dinero en generar esos contenidos y que, lógicamente, tienen todo el derecho del mundo a restringir el uso que se hace de ese material. En Microsoft somos muy responsables con estos temas.

Ahora habrá que ver si la función social, la función de comunidad, va a funcionar o no. Está incluida en el reproductor, algo que hasta ahora nadie había tenido en cuenta. Apple sacó primero el iPod, y el producto se ha ido desarrollando y ha añadido prestaciones que ha visto que los usuarios demandaban. Nosotros creemos que la parte social es interesante, y por eso la hemos incluido.

De hecho, tanta protección es una de las quejas más habituales al hablar del iTunes. ¿No habría tenido MarketPlace una mayor aceptación siendo menos restrictivo?

Es que no es una cuestión de ser más abiertos o aplicar menos limitaciones. Insisto en que es una cuestión de propiedad intelectual. Los creadores son los propietarios de esos derechos y nosotros nos limitamos a hacer lo que ellos nos piden.

Aunque ya sabemos la respuesta, la pregunta es obligatoria: ¿cuándo y por cuánto llegará el Zune a España? Se hablaba de la primavera.

No hay ni fecha de lanzamiento confirmada ni precio. Y tampoco existen previsiones económicas pensando en este mercado. Y respecto a MarketPlace, la idea es que esté disponible a la vez que el reproductor.

¿Por qué no se lleva un paso más allá la conectividad Wi-Fi y se permite descargar música directamente o incluso navegar por Internet? ¿Existirán estas opciones en el futuro?

Dependerá mucho de lo que demanden nuestros usuarios. Pero la navegación web en una pantalla portátil todavía está en sus comienzos, así que veremos qué es lo que va ocurriendo. El Zune, al fin y al cabo, es un hardware que lleva un software que se puede modificar. Si la máquina está viva, todas esas prestaciones sería posible incluirlas en un momento determinado. Aunque, insisto, no confirmo nada porque no hay absolutamente nada previsto.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
¿Nace el Zune a la sombra del iPod? El nuevo MP3 de Microsoft tratará de hacerle la competencia al ingenio más popular de Apple.

¿Y versiones de más capacidad o reproductores más pequeños y asequibles?

Tampoco hay nada previsto. Pero siempre se estudia todo y no se descarta nada.

Y sobre compatibilidad con más formatos de audio o vídeo, tampoco puede decirse nada...

Exactamente. Tampoco hay nada previsto en este campo.

Sorprende que el Zune no pueda utilizarse como disco duro externo.

Creo que ya ha salido un parche no oficial para poder utilizarlo con Windows Vista como disco duro. En cualquier caso, la limitación viene dada porque consideramos que el Zune es un reproductor de contenidos digitales portátil, y como tal, a través de la sincronización con el Bazar, es posible copiar tus películas, tu música y las fotografías.

Ése es el objetivo principal de Zune y por ello no se prevé su uso como disco duro. Hay otros reproductores en el mercado que también han optado por esta vía. A los modelos originales de Creative tienes que asignarles un espacio, si los quieres utilizar como disco duro. Así que no somos los primeros que hemos tomado esta decisión, y seguro que tampoco somos los últimos.

¿No se parece el Zune demasiado al iPod? Más que en los datos técnicos, en esa estética tan poco habitual en Microsoft.

¿No se parece demasiado una Canon a una Nikon, una Xbox 360 a una PlayStation 3 o un Mercedes a un BMW?

Lo que ocurre es que en esos casos no queda muy claro quién imita a quién.

Está claro que Apple siempre ha sido la referencia en el diseño de los productos de consumo. Sin entrar en disquisiciones filosóficas sobre si hemos copiado o no, parece ser que ese estilo es la senda a seguir. El consumidor es quien pide ese tipo de diseño con el que Apple ha acertado.

El peligro de esa estrategia es que el Zune se convierta en el iPod de Microsoft. Definirse a través de la competencia es, exactamente, lo peor que le puede pasar a un departamento de marketing.

Es cierto que lo peor que puede ocurrir es que un competidor se convierta en el genérico. Pero ya ha ocurrido en el pasado en otros sectores. Llevo catorce años en el mercado del videojuego, y cuando la gente iba a las tiendas entonces pedía la Nintendo de Sega. Hoy día, hay gente que está pidiendo la PlayStation de Microsoft. No es malo. Ya saben que Microsoft tiene una consola -algo que es interesante- y además asumen que da un resultado muy bueno.

Veremos qué ocurre con el mercado de consumo. Da muchas vueltas. Hoy puedes estar en la cresta de la ola, tu producto puede ser el más acertado del mercado, pero mañana puede salir otro dispositivo que, independientemente de que sea mejor o peor, puede hacer cambiar las tendencias de consumo.

¿Es optimista Microsoft en este sentido? ¿Cree la compañía que se puede dar la vuelta al mercado actual?

Siempre puede ocurrir. No puedo decirte que sí va a pasar, pero evidentemente sí es algo que trataremos que ocurra. Los departamentos de marketing trabajarán para que el consumidor adopte nuestras tecnologías y productos en vez de los de la competencia.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar