• Martin Parr: de oficio documentalista
  • Sara Lewkowicz: un relato de violencia y esperanza
Agenda fotográfica

Zed Nelson: obsesión por la belleza

 
Foto: Zed Nelson
4
JUN 2014
Ivan Sánchez   |  Barcelona

La industria de la belleza también se ha visto afectada por la globalización, y su impacto en la sociedad es perfectamente palpable. Excepcional testigo gráfico de ello es “Love me”, el trabajo de Zed Nelson que puede contemplarse estos días en el Palau Robert de Barcelona. Incluida dentro del festival DOCfield>14, la exposición del fotógrafo británico recoge escenas que van desde los más variopintos concursos de belleza hasta infinidad de operaciones para esculpir el aspecto físico de acuerdo con los cánones imperantes.

160.000 millones de dólares anuales son los números que maneja esta industria a nivel mundial. Una cifra nada desdeñable que se entiende solo por medio del fenómeno de la globalización y su eficacia a la hora de imponer ciertos cánones de belleza. Y es que el cine, la televisión, las revistas y la publicidad, lejos de proponer un intercambio cultural y étnico en los valores de belleza física, imponen los cánones caucásicos en el resto del mundo. El fotógrafo Zed Nelson lo llama “occidentalización del cuerpo” y “homogeneización de la imagen”.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
"Love me" podrá visitarse gratuitamente hasta el 31 de agosto en el Palau Robert de Barcelona.

Nelson firma la exposición “Love me” que podrá verse hasta finales de agosto en el barcelonés Palau Robert. Un trabajo que gira en torno a la obsesión por la belleza y el culto al cuerpo, y que está formado por una extensa colección de fotografías que recogen desde el origen del problema hasta sus consecuencias más visibles.

En “Love me” se exponen en gran formato 24 de las imágenes de este trabajo. Se trata sobre todo de fotografías sencillas y directas, sin apenas acción, principalmente retratos e instantáneas de algunos objetos ligados a la cirugía, tales como prótesis mamarias o nasales, muy de moda en los países orientales.

docfield>14 zed nelson
Elham (19 años) y su madre (55) tras una operación de rinoplastia en Teherán. | Foto: Zed Nelson

Zed Nelson: “Las personas se parecen cada vez más entre sí. La globalización está creando una imagen homogeneizada inquietante”

Con todo, estas fotografías cubren una gran variedad de situaciones: una peligrosa operación de alargamiento de piernas que implica cortar los huesos de la espinilla -uniéndolos mediante una prótesis- y por la que se puede aumentar la altura hasta 7,5 centímetros; el retrato de un culturista junto al de una mujer anoréxica; una chica a la que van a hacerle las ingles brasileñas; otra que llora porque acaba de perder en la final de un concurso de belleza; una interna de la cárcel brasileña Talavera Bruce que participa en el singular concurso “Miss Penetencaria”, e incluso la radiografía de un pie con unos hierros para acortar el tamaño de los dedos.

docfield>14 zed nelson
Prótesis

De arriba abajo y de izquierda a derecha: implantes para incrementar el tamaño de la nariz en China; implantes mamarios; una peluca, y tejido vaginal sobrante tras una operación para lograr una "apariencia más tersa y arreglada"

Zed Nelson
Zed Nelson
Zed Nelson
docfield>14 zed nelson
Zed Nelson

Dos aspectos son los más llamativos de la muestra (los pies de foto son en este sentido reveladores). Por un lado está la importancia que tienen las operaciones estéticas, que van desde una vaginoplastia (resuelta con un retrato) hasta una rinoplastia en Irán, el país donde más operaciones de nariz se llevan a cabo.

Del otro, se hace patente el creciente interés de los hombres por el culto a la belleza, lo que se traduce en un drástico aumento del número de varones que pasan por el quirófano. Nelson lo resume con una fotografía de un hombre de 46 años antes de entrar al quirófano para hacerle una liposucción de abdomen y barbilla. Su objetivo, competir en un concurso de belleza.

docfield>14 zed nelson
Ox, cirujano plástico, junto a su esposa Angela en Rio de Janeiro. | Foto: Zed Nelson

“Love me” consigue que el espectador se plantee si está contento con su propio cuerpo, o por lo menos que sea consciente de que la importancia que está tomando el culto a la belleza tiene en su base la insatisfacción con el propio cuerpo.

Nelson explica el origen comercial del problema y sus consecuencias: “La promesa de la mejora física se alimenta de campañas publicitarias y a través de medios de comunicación occidentales que muestran un modelo de belleza cada vez más restringido.”

docfield>14 zed nelson
Miss Essex tras perder en la competición de Miss Inglaterra, en Leicester. | Foto: Zed Nelson

El autor británico comparte asimismo una preocupante observación basada en sus viajes por todo el mundo: “No solo los lugares empezaban a parecer todos iguales, sino que las personas también se parecían cada vez más entre sí. La globalización está creando una imagen homogeneizada inquietante.”

"Estoy compitiendo con hombres veinte años más jóvenes que yo", explica Anthony Mascolo, de 46 años, a punto de someterse a una operación de liposucción de la barbilla y el abdomen en Nueva Jersey

docfield>14 zed nelson
Foto: Zed Nelson

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar