• Joan Manuel Baliellas: "Esa mirada guarda un secreto: es un niño y se ...
  • Pere Tordera: "Cuando hice la foto no era consciente de que a la niña le ...
Con texto fotográfico

"Se presentan a sí mismas como auténticos juguetes de seducción" Zaza Bertrand

 
Foto: Zaza Bertrand
20
OCT 2011
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

Decidió explorar el complejo universo de las relaciones juveniles y se lanzó a la caza de historias en Panamá, Tokio y su Bélgica natal para vertebrar un reportaje de largo recorrido. Sirviéndose precisamente de su juventud para hallar complicidad al otro lado del objetivo, Zaza Bertrand logró captar unas actitudes que le son ajenas pero por las que siente una tremenda curiosidad. Su forma de fotografiar cercana, directa y sin tabúes le ha reportado a esta fotoperiodista reconocimiento internacional y la etiqueta de joven talento.

Zaza Bertrand

Comencé esta historia en Bélgica a raíz de las alocadas anécdotas que me comentaba una amiga profesora sobre sus propios alumnos. Yo también soy joven y me siento insegura ante ciertas cosas, pero a la vez estoy desconectada de esta nueva generación, que a la vez me fascina y me interesa. Estoy interesada en cómo quieren mostrarse los jóvenes, qué hacen para parecer 'cool', cómo se visten, cuál es su sentimiento de pertenencia al grupo.

Después de Bélgica decidí llevar el reportaje más allá y me fui a Panamá, porque hay una subcultura muy arraigada de bandas donde la figura del 'macho' es muy importante. Y finalmente, en diciembre de 2010, fui a Tokio, epicentro de las subculturas juveniles.

Nunca había estado en Japón, y para mí éste era un viaje muy fascinante. Sin embargo, las tres primeras semanas acabé muy frustrada porque no pude fotografiar nada. Son muy tímidos y cerrados, y era muy difícil encontrar gente que se dejase fotografiar.

Moviendo muchos contactos conocí a un grupo de universitarios que me ayudaron a buscar a gente por la calle para mi reportaje, y de esta forma di finalmente con un escritor que me introdujo en la escena 'underground' de la ciudad.

Una noche visitamos un club frecuentado por 'yakuzas' [miembros del crimen organizado japonés] en el barrio de Kabukicho, conocido por su oferta de ocio para adultos. Todas las chicas iban vestidas como si fueran muñecas Barbie: muy maquilladas, muy femeninas, muy 'sexys'. Les encantaba bailar música pop y reggaeton. Al principio estaba un poco estresada porque las chicas que había allí eran las 'play dolls' [muñequitas] de los 'yakuza' que estaban en el local, y eso intimida un poco. Pero al cabo de un par de horas y de unos 'gin-tonics', empecé a tomar fotografías.

Al entrar al baño me encontré con estas chicas y les pregunté si podía fotografiarlas. Yo quería que no actuasen, pero eso fue exactamente lo que hicieron. Continué haciendo más fotos, pero en realidad lo que me interesaba de esa escena es que es exactamente así como se presentan a sí mismas: como auténticos juguetes de seducción.

Aunque la foto tiene una composición bastante sencilla, las líneas de los brazos de las dos chicas se unen con el cuerpo de la que está junto al espejo y llevan directamente a la mirada y a su reflejo. Se trata de un juego de seducción con la cámara que explica el rol de estas chicas en una subcultura tan arraigada en Tokio. Las dos chicas que hacen fotos con el móvil dan una idea de lo importante que es para ellas su apariencia.

Para muchos de estos jóvenes pertenecer a estos grupos es una forma de evadirse, pura apariencia de fin de semana. Durante el resto de días son personas que se visten con normalidad y que reciben mucha presión en la escuela, donde ponen en juego la reputación de su familia con sus notas.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Etiquetas
Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar