Actualidad

World Press Photo pedirá los archivos sin procesar a los fotógrafos finalistas

5

El jurado contará con la ayuda de expertos que se encargarán de determinar el grado de mejora aplicado a la imagen en posproducción

La foto de Hansen premiada en la última edición del World Press Photo fue objeto de una agria polémica tras las acusaciones -finalmente desestimadas- de manipulación. Foto: Paul Hansen (Dagens Nyheter)
10
DIC 2013

Tal y como la organización ya adelantó hace unos meses, las nuevas bases de participación en los premios World Press Photo hacen hincapié en el control del retoque de las fotografías. Así lo recoge la recientemente presentada normativa para la nueva edición, que pretende dar respuesta a la polémica suscitada el año pasado en torno a la foto de Paul Hansen, galardonada con el primer premio.

Según se explica, los criterios de selección serán los habituales (valor noticioso, originalidad, composición, estilo…), si bien en esta próxima edición el jurado contará con el apoyo de un grupo de expertos que se encargará de determinar hasta qué punto una imagen ha sido mejorada mediante posproducción.

Tal y como recoge el nuevo protocolo, estos expertos independientes se encargarán de examinar todas las instantáneas que lleguen a las últimas fases de selección antes de que el jurado elija las ganadoras. Para ello -apunta Michiel Munneke, director del prestigioso certamen-, se pedirá a los participantes que lleguen a estas últimas fases de selección el archivo de la imagen sin procesar.

A partir de este análisis técnico, será el jurado quien tenga la última palabra sobre el grado de retoque permitido en una imagen. Más allá de prohibir la inclusión o eliminación de elementos en una imagen, la organización no aporta datos más concretos sobre los criterios que se emplearán.

5
Comentarios
Cargando comentarios