Actualidad

World Press Photo desmonta las acusaciones de manipulación y da por buena la foto de Paul Hansen

 
14
MAY 2013

Tras revisar el archivo RAW original y la imagen JPEG resultante, no se han detectado evidencias de una manipulación o un montaje significativo de la fotografía. Éste es, casi de forma literal, el veredicto de los expertos consultados por la organización World Press Photo para aclarar las dudas en torno a la fotografía de Paul Hansen que fue elegida como mejor instantánea de 2012 por estos prestigiosos premios.

Un dictamen que revisa uno por uno los puntos cuestionados por otros análisis en cuanto a la creación de la imagen a partir de tres disparos diferentes, la manipulación del color y la luz y la concordancia de las sombras con la hora de la captura. Unas dudas que, en las últimas horas, habían puesto en tela de juicio la validez de la fotografía de Hansen y llevado a algunos medios a dar por hecho que era sólo cuestión de horas que el jurado de los World Press Photo le retirara el premio.

Foto: Paul Hansen (Dagens Nyheter)

Además de tachar como "especulaciones" lo publicado en diversos medios, los portavoces de la organización se apoyan en los citados análisis de expertos para certificar que sí hubo posproducción en la imagen ("algunas áreas se han aclarado y otras oscurecido"), pero que en ningún caso se ha cambiado la posición de ningún píxel.

Algo que, por tanto, está aceptado por las normas del concurso en cuanto a retoque de las fotografías participantes y cuyo límite -según se estipula en las bases- se sitúa en "los estándares comúnmente aceptados dentro de la industria".

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar