Canon EOS 5D Mark III
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Dossier

Las cámaras del World Press Photo 2016

34
19
FEB 2016

Se ha convertido ya en una tradición cuando World Press Photo revela cuáles son los mejores trabajos fotoperiodísticos del año: asomarse a los datos técnicos de las imágenes para descubrir cómo y con qué equipo trabajan los profesionales.

Como repetimos cada año –pero insistimos una vez más-, no se trata de poner el foco en las cámaras en lugar de las historias o los autores, sino de aprovechar para hacer una rápida instantánea de la situación e intentar sacar a partir de ahí alguna que otra conclusión sobre los equipos que -más allá de titulares, gráficos de ventas o tendencias- se utilizan en el ámbito de la fotografía documental y el fotoperiodismo.

world press photo 2016
La foto ganadora de esta edición, realizada con una EOS 5D Mark III y un 24 mm f1.4 a 6.400 ISO y aprovechando la luz de la luna. | Foto: Warren Richardson

Este año World Press Photo no nos lo ha puesto tan fácil, y los datos sobre las cámaras usadas que hasta ahora se publicaban junto a otros detalles de la toma se han esfumado. Por suerte, las imágenes del dossier de prensa mantienen esta información en los datos EXIF –no así las publicadas en la web del certamen-, así que esta vez ha hecho falta un poco más de paciencia e investigación para mantener viva la tradición.

Canon arrasa, las réflex también

¿Y qué revelan los datos una vez extraídos, organizados y traducidos en forma de gráficos que lo explican todo de un vistazo? Pocas sorpresas, sería el titular, porque la misma cámara que ya arrasó en la anterior edición vuelve a imponerse aquí: la Canon EOS 5D Mark III. Hablamos en la mayoría de los casos de fotografía de reportaje, y parece claro que esta réflex es el modelo más querido por los fotoperiodistas.

Su homóloga en versión nikonista, la D810, también figura entre las habituales, pero muy por detrás del modelo de Canon, presente en 15 de los trabajos premiados frente a 4 de la Nikon. La EOS-1D X figura en seis, y de hecho la generación anterior de la Mark III, la EOS 5D Mark II, sigue muy viva: nos topamos con ella en cuatro premios, uno de ellos el que firma el ganador, Warren Richardson.

Si analizamos por marcas, Canon también se impone con claridad, con 28 modelos respecto a los 12 de Nikon. Sony, Pentax, Fujifilm y GoPro consiguen asomar tímidamente la cabeza dentro de este aplastante bipartidismo con un modelo cada una de ellas entre las series premiadas.

¿GoPro? Efectivamete. Si el año pasado el iPhone usado en una de las fotos premiadas era la nota exótica, esta vez la HERO4 Black usada por Tim Laman como parte de su equipo (en el que también hay una EOS-1D C y focales que van desde el angular hasta los 800 milímetros) es uno de los datos más curiosos.

world press photo 2016
Foto: Tim Laman
world press photo 2016
Notas de color en un panorama dominado por las réflex de Canon y Nikon de fotograma completo. Fotos realizadas con una una GoPro HERO4 Black (arriba) y una Pentax 645Z de formato medio. | Foto: Brent Stirton (Getty Images / National Geographic)

Las cada vez más populares Sony A7 parece que siguen sin arañar mercado entre los profesionales del fotoperiodismo, y de hecho la única cámara de esta firma es una compacta, la Cyber-shot DSC-RX100, que armada de una carcasa submarina sirvió a Anuar Patjane Floriuk para realizar su espectacular instantánea de una ballena rodeada de submarinistas.

Y es que las sin espejo vuelven a quedar relegadas a un papel muy secundario respecto a las réflex. De hecho la Fujifilm X-Pro1 empleada por Mário Cruz para su reportaje en blanco y negro es la única cámara de este tipo en la lista. La única también con sensor APS-C frente a una apabullante mayoría de cámaras réflex con sensor de formato completo.

La nota de color la ponen Brent Stirton con su Pentax 645Z de formato medio y Kazuma Obara, primer premio en la categoría “Gente”. Sobre sus fotos no tenemos metadatos para saber la cámara usada –igual que en otros cuatro trabajos galardonados-, pero según explica la organización el fotógrafo usó una vieja película ucraniana de color. Así que, sí, la fotografía química sigue más o menos viva en este campo.

world press photo 2016
El único trabajo premiado en esta edición del que sabemos con certeza que ha sido realizado con película. | Foto: Kazuma Obara
Con un 24 o 35 mm y en modo manual

Sumergirse en esta parte más técnica de las imágenes también permite descubrir más datos curiosos o interesantes acerca de cómo trabajan los fotoperiodistas sobre el terreno. Por ejemplo, un repaso a todas las focales usadas en las casi 300 imágenes que componen la galerías de ganadores (incluidos los reportajes de 8 y 30 fotos) deja claro que los angulares son los favoritos de los profesionales en este ámbito.

Concretamente los objetivos de 35 y 24 milímetros se imponen con claridad, mientras que, como es lógico, las focales más largas –con teleobjetivos de hasta 800 milímetros- quedan reservadas para las categorías de deportes y naturaleza. Algo que, en realidad, no es ninguna sorpresa: el angular moderado y luminoso como focal fetiche de los reporteros no solo en la teoría, sino también sobre el terreno.

Sobre las sensibilidades cabrían dos lecturas. Por un lado se percibe una creciente tendencia a usar valores más altos sin miedo, pero es verdad que en la mayoría de los casos no se pasa de 1.000 ISO. Algo que contrasta realmente con las cifras astronómicas que ofrecen los modelos de última generación y que confirman que, a la hora de la verdad, los profesionales son más conservadores que la tecnología que tienen en sus manos.

Pese a ello, sí se pueden encontrar algunos valientes como Paul Hansen, antiguo máximo ganador del World Press Photo, con una foto en plena noche disparada a 12.800 ISO con una EOS 5D Mark III y que le ha valido el segundo premio en la categoría de “Noticias generales”. El ganador de esta edición también tuvo que tirar de sensibilidad (6.400 ISO) para solventar una situación muy similar a la de Hansen: una foto nocturna de refugiados.

world press photo 2016
Foto: Mary F. Calvert
world press photo 2016
Dos reportajes documentales de largo plazo realizados mayoritariamente con objetivos de 24 (arriba) y 35 milímetros. | Foto: Nancy Borowick

Respecto al modo de disparo, aunque hace unos días cuestionábamos esa creencia de que los profesionales trabajan solo en manual, lo cierto es que esta configuración parece ser la preferida por los fotoperiodistas: 28 de los trabajos fueron realizados así, frente a los nueve con prioridad al diafragma y cinco con prioridad a la obturación.

Como siempre, ahora solo queda una duda por resolver: ¿cuál será la foto o reportaje que este año encienda la polémica sobre el retoque?

34
Comentarios
Cargando comentarios