Crónica

World Press Photo consolida el formato multimedia

1
Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
Los españoles premiados en la última edición del World Press Photo. De izquierda a derecha: Bernat Armangué, Emilio Morenatti, Daniel Ochoa de Olza, Pep Bonet y Miquel Dewever-Plana.
12
NOV 2013
Ivan Sánchez   |  Barcelona

Las mejores fotografías de prensa del pasado año recalan un año más en Barcelona -y ya van nueve consecutivos- de la mano de la Fundación Photographic Social Vision. Con el lema “Face reality”, la exposición “World Press Photo 13” llega al CCCB con una exclusiva en España: están disponibles las nueve piezas multimedia galardonadas en el prestigioso certamen del que toma nombre la muestra. Precisamente en este apartado han sido premiados el mallorquín Pep Bonet y el catalán de origen francés Miquel Dewever-Plana, que estos últimos días han impartido sendas masterclass en la ciudad condal.

El avance del formato multimedia, que se ha convertido en muy poco tiempo en el presente del fotoperiodismo, tiene sus raíces en el auge de las comunicaciones a través de Internet. A la caída libre de la venta de diarios se ha unido la proliferación de las publicaciones digitales, que en su mayoría son de acceso gratuito. La capacidad de combinar diferentes medios como la fotografía, el vídeo y el sonido y de hacerlos interactivos para el usuario ha sido clave para la proliferación definitiva de la pieza multimedia para contar historias.

Hace ya tres ediciones que los premios World Press Photo cuentan con un apartado dedicado exclusivamente a esta categoría. Con un jurado independiente del apartado fotográfico del certamen, en la última edición se concedieron tres premios en tres categorías: “Online Shorts”, “Online feature” e “Interactive documentary”. Con todo, el mayor aliado del multimedia es el propio multimedia gracias a su gran capacidad para comunicar, a su lenguaje innovador y en continua exploración dada su juventud.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
Sílvia Omedes, arriba, presidenta de Photographic Social Vision. En la imagen inferior, el fotoperiodista Emilio Morenatti frente al lema de la exposición itinerante "World Press Photo 13" a su paso por Barcelona.

Una prueba de que el fotoperiodismo por estas latitudes goza de una salud formidable es que en los últimos años cada vez se ven más fotógrafos españoles en la lista de ganadores del World Press Photo. Y este año Pep Bonet y Miquel Dewever-Plana se alzaron con sendos primeros premios en el apartado multimedia.

Photographic Social Vision lo aprovechaba la semana pasada, coincidiendo con la inauguración de “World Press Photo 13” en el CCCB, para organizar una masterclass con estos dos fotógrafos españoles y poner así especial énfasis en las piezas multimedia.

Miquel Dewever-Plana

Compartiendo autoría con la periodista Isabelle Fougère, Dewever-Plana obtuvo el primer premio en la categoría de documentales interactivos con su sobrecogedor “Alma: una historia de violencia”. En él, la protagonista explica su vida desde que es aceptada en una violenta banda de Guatemala hasta que logra escapar de ella. Y lo hace comenzando de forma contundente: explica con detalles cómo asesinó a sangre fría a una chica que acababa de ser violada por sus compañeros de pandilla.

Alma narra un mundo de hombres, violencia y miedo. Dewever-Plana explicó que se vio obligada a escoger entre ser verdugo o víctima. “No justifico lo que hizo Alma, pero ella mató por tener amor.” Por ser aceptada.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
Dewever-Plana atendiendo a los medios la semana pasada.

Uno de los aciertos más importantes del documental es la capacidad que tiene de globalizar la figura de Alma, de hacerla extensible a cualquier otra mujer. Dewever-Plana hace de ella una mujer universal. De hecho el documental se ha proyectado en muchos institutos de las principales periferias francesas. “Los mismos problemas de violencia que vi en Guatemala los sufren los jóvenes de estos barrios”, afirma el autor.

El documental cuenta con dos versiones. La primera es la premiada, que permite al espectador combinar fotografías del trabajo de Dewever-Plana durante los 18 años que ha fotografiado los gravísimos problemas de violencia que afronta Guatemala. Además, se complementa en la web con cientos de páginas que pueden visualizarse en cuatro apartados diferentes. La versión para televisión es un poco menos dura.

Dewever-Plana: “Hace más de dos años que no publico fotografías porque los precios que pagan son humillantes"

A este respecto el hispano-francés hizo hincapié en la capacidad ilimitada que le confiere este formato para informar: “Aquí no tenemos límites y no es necesario resumir. Normalmente, de tanto resumir no informamos: acabamos desinformando.” Se trata, así pues, de piezas con ediciones cerradas.

Dewever-Plana hizo hincapié durante su masterclass en la precariedad del negocio fotográfico: “Hace más de dos años que no publico fotografías porque los precios que pagan son humillantes.” Además, en el momento en que el documental está en Internet, su distribución se hace gratuita y no rinde beneficios, a lo que hay que sumar lo poco que se paga por su distribución en televisión y los elevados costes de producción.

Pep Bonet

Perteneciente a la agencia Noor, Bonet filmó “Into the Shadows” en Sudáfrica, una historia de desilusión y frustración, de inmigrantes que llegan al país africano más desarrollado en busca de mejores oportunidades, pero que se encuentran de frente con el rechazo, la violencia y la miseria. Esta historia le supuso el máximo premio en la categoría de cortos junto a sus compañeros de equipo: Line Hadsbjerg (producción) y José Bautista (sonido).

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
Bonet, la semana pasada en Barcelona.

Uno de los protagonistas del relato es Thomas Kanuwera, que tuvo que escapar de su Zimbabue natal por pertenecer al partido de la oposición. En Sudáfrica fue víctima de una violencia brutal: le quemaron toda la espalda con gasolina.

Bonet fue muy explícito en torno al abanico de oportunidades que le ha supuesto su inmersión en el formato multimedia: “Antes era fotógrafo por la imagen. Ahora, con el multimedia, me doy cuenta de que soy más comunicador.” También hizo referencia al cambio de lenguaje que supone: “El vídeo tiene un lenguaje más narrativo, mientras que la fotografía es más emocional.”

"Into the Shadows", el reportaje multimedia dirigido por Pep Bonet y premiado en esta última edición.

El uso integrado de fotografías e imagen en movimiento es otro de los temas importantes. Debido a la cantidad de artilugios y cables que hay que añadir a las réflex para filmar, es casi imposible fotografiar: “Si un día hago fotos, no grabo vídeo, y al revés. Aunque suelo llevar una cámara pequeña cuando grabo por si tengo que hacer alguna foto rápida.” A nivel de montaje y narración de la historia el mallorquín ha ido abandonando poco a poco el uso de la fotografía en las piezas multimedia: “La suelo usar sólo para hacer reflexionar. Para la acción uso el vídeo.”

Bonet: “El vídeo tiene un lenguaje más narrativo, mientras que la fotografía es más emocional"

Bonet atajó aspectos técnicos. Además de comentar el tipo de material que utiliza, las necesidades y posibilidades de trabajar con un equipo humano dependiendo del tema, dio todo lujo de detalles y explicaciones para los planos más complicados que mostró. “Uno de los problemas más comunes entre los fotógrafos son los planos excesivamente cortos que hacemos. Hay que aguantar planos más largos, las secuencias tienen que ser lo más largas posibles.”

Vídeos relacionados (1)
1
Comentarios
Cargando comentarios