Actualidad

Windows Phone 8 llegará en otoño con los mapas de Nokia y soporte para doble núcleo

 
20
JUN 2012

Una semana después de que Apple presentase iOS 6 y una semana antes de que Google desvele -como está previsto- la próxima versión de Android, Microsoft ha destapado algunas de las novedades de su próximo sistema operativo móvil. En un evento para desarrolladores celebrado esta misma tarde en San Francisco, la compañía de Redmond ha confirmado muchos de los rumores que venían rodeando desde hace tiempo a Windows Phone 8, que verá la luz este mismo otoño.

Las nuevas posibilidades de la plataforma de Microsoft vienen en su mayoría a poner a fin a carencias de la versión actual 7.5, también conocida como Mango. Es el caso del soporte para tarjetas microSD extraíbles y procesadores multinúcleo, como consecuencia de abandonar el "kernel" de Windows CE. En este sentido, la firma estadounidense ha adelantado que los terminales que estrenen Windows Phone 8 lo harán con procesadores de doble núcleo firmados por Qualcomm.

El máximo responsable de Windows Phone, Joe Belfiore, durante la presentación de hoy.

El próximo Windows Phone se beneficiará por fin de una de las consecuencias a largo plazo del acuerdo firmado con Nokia el año pasado: la tecnología cartográfica de la firma escandinava (incluidos los mapas sin conexión y la navegación GPS paso a paso y con instrucciones de voz) vendrá de serie en el sistema operativo. Hasta ahora, dichas prestaciones eran exclusivas de los terminales de la línea Lumia.

"Tiles" de tamaño variable
En lo que a la interfaz de usuario se refiere, Microsoft introducirá la posibilidad de redimensionar los "tiles" de Metro. Cada uno de estos cuadrados y rectángulos animados podrá ocupar una sola celda de la pantalla de inicio, así como optar por cuatro u ocho en función de las preferencias del usuario. Algo que puede servir para condensar aplicaciones en poco espacio y sin tener que recurrir al "scroll" vertical.

Precisamente ésta será la única novedad a la que tengan accesos los terminales actuales basados en Mango, para los que se lanzará una actualización intermedia numerada como 7.8. A partir de Windows Phone 8, Microsoft garantiza actualizaciones de firmware para los primeros 18 meses de vida de cada teléfono, entre cuyos fabricantes ya confirmados (HTC, Huawei, Nokia y Samsung) destaca la ausencia de LG.



Vídeo de Microsoft sobre las posibilidades de la pantalla de inicio de Windows Phone 8 y 7.8.

Como no podía ser de otra forma, Microsoft también mejorará el soporte NFC, que vendrá de serie en su próximo sistema operativo para smartphones. Lo mismo sucederá con Internet Explorer 10, que según los cálculos de la compañía logrará el doble de rendimiento con HTML5 y el cuádruple con JavaScript que lo que logran actualmente los móviles con Windows Phone 7.5.

Además de la resolución actual de 480 x 800 píxeles que emplean todos los dispositivos equipados con Mango, Windows Phone 8 también soportará paneles de 1280 x 720 y 1280 x 768 píxeles. Microsoft sostiene que las aplicaciones actuales se mostrarán sin problemas en teléfonos con estas dos últimas resoluciones a través de un proceso de reescalado automático, aunque lógicamente los desarrolladores podrán adaptarlas para aprovechar el extra de definición.

Joe Belfiore, máximo responsable de Windows Phone en Microsoft, ha querido hacer hincapié precisamente en cómo cambiará el panorama en el desarrollo de aplicaciones. Como se esperaba, Windows 8 y Windows Phone 8 compartirán un núcleo común que "facilitará la transición de aplicaciones entre ambos ecosistemas". Las aplicaciones pensadas para este núcleo común, eso sí, no serán compatibles ni con Windows Phone 7.5 ni con la versión 7.8.

Actualización: se han añadido a la noticia datos sobre Windows Phone 7.8.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar