Actualidad

Microsoft lanza la primera versión beta de Windows 8 abierta al público

 
29
FEB 2012

Tal y como estaba previsto, y aprovechando el marco del Mobile World Congress de Barcelona, Microsoft acaba de lanzar Windows 8 Consumer Beta. Se trata de la primera versión de prueba disponible para el gran público (y de forma gratuita), que recoge el legado de la versión para desarrolladores lanzada el pasado mes de septiembre.

Es el sistema operativo con el que la firma de Redmond pretende, entre otras cosas, lograr un Windows completamente pensado para el manejo táctil. Si bien Windows 8 también podrá manejarse con el clásico sistema de ratón y teclado externos, Microsoft busca posicionarse en un segmento en el que hasta ahora ha aportado más bien poco: el de los tablets.

La pantalla de inicio de Windows 8

Como lleva anticipando Microsoft en pequeñas dosis de información desde hace ya casi un año, el nuevo Windows ha sido completamente repensado. Desde su mismo logo (que ahora luce un estilo mucho más minimalista) hasta su compatibilidad con la arquitectura de procesadores ARM, que es la que domina de forma prácticamente incontestable en el segmento de los tablets.

Para ello, Microsoft ha llevado a pantallas de mayor tamaño el estilo de Metro, la interfaz gráfica que emplea en Windows Phone. La pantalla de inicio explorable mediante "scroll" horizontal, la visualización de aplicaciones en multitarea o los controles contextuales y desplegables son algunas de las señas de identidad de este sistema operativo.

Un ejemplo de cómo Windows 8 muestra varios programas de forma simultánea: a la izquierda, una aplicación con información meteorológica ocupa una pequeña parte de la pantalla mientras se visualiza una página en Internet Explorer 10.

Tampoco se pierde de vista la sincronización en la nube o la presencia de una tienda de aplicaciones, anticipada por la propia Microsoft a finales de 2011. Durante esta fase inicial, por cierto, todas las descargas disponibles en Windows Store serán gratuitas.

Esta versión de prueba de Windows 8 se puede descargar ya en varios idiomas (aunque no se incluye de momento el castellano) y requiere una serie de especificaciones mínimas, entre las que figuran un procesador de al menos 1 GHz y una resolución de pantalla de cómo mínimo 1024 x 768 píxeles.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar