• Guillermo Navarro: "La cercanía a la que se refería Capa no es una ...
  • Naomi Harris: "La cerveza, la Super Bowl, las mamadas... es algo tan americano"
Con texto fotográfico

"La técnica y la composición siguen ahí, pero te surgen ganas de implicarte" Willy Sanz

 
Foto: Willy Sanz
9
SEP 2010
Declaraciones obtenidas por Eduardo Parra

Casado con la fotografía pero con el kite surf como amante, Guillermo Sanz, alias Willy, se topó con el mundo de la imagen fija en el ecuador de sus estudios de Comunicación Audiovisual. Fotografiando para medios tan dispares como La Razón, Heavy Rock o El Mundo, abandonó la jefatura de fotografía del diario gratuito ADN en busca de un puesto más callejero que le satisficiera plenamente. Encontró su sitio en el diario Público, donde trabaja como free lance, y en el colectivo Cronotopo, para "compartir y reflexionar sobre la fotografía documental".

Willy Sanz

La imagen la protagonizan un grupo de jugadores de fútbol con alguna de sus piernas amputada. Son víctimas de la larguísima guerra civil de Sierra Leona, en la que los machetes se convirtieron en un terrible método para aterrorizar a la población y limitar su capacidad. Se produjeron decenas de miles de muertes violentas. Otros tantos heridos y desplazados vieron su vida arruinada.

En un campo de refugiados de Freetown [la capital del país], varios mutilados que parecían destinados a ver la vida pasar viviendo de la limosna como trastos inútiles decidieron no dejarse dinamitar la moral. De ahí surgió un movimiento creciente que levantaba la ilusión de las víctimas y llevaba un mensaje que les convirtió en activistas por la paz.

El equipo One Goal, surgido de este alzamiento, realizó una pequeña gira por España para dar a conocer su proyecto. Una de las paradas de la agenda consistió en un partido con miembros de la prensa en un campo de fútbol de la Casa de Campo de Madrid. Tuve la suerte de cubrir un evento en el que los protagonistas nos recibieron cantando y demostrando que tenían mucho que celebrar. Es un trabajo de esos en los que te surgen ganas de implicarte y sales diciendo: 'Estos chicos se merecen un reportaje a doble página.'

La técnica, la composición y bla, bla, bla? siguen ahí, pero emocionalmente esto no tiene nada que ver con cubrir otros hechos, comparecencias, manifestaciones, etcétera. Aquí, además, al contrario que en tantas ocasiones, no tenías que lamentarte por una desgracia, sino que se habían dignificado tras la catástrofe.

Ninguna foto se hace sin esfuerzo, pero desde luego hay noticias con las que tienes un impulso extra y no te costaría nada tirarte todas las horas que hicieran falta. A pesar de que el acto consistía en un partido de fútbol, decidí no centrarme demasiado en el juego en sí. Me dio la impresión de que con sólo una o dos fotos del partido ya quedaba clara esa habilidad concreta.

Por eso decidí centrarme en otro tipo de imágenes que, dentro del limitado tiempo que teníamos, reflejaran mejor el esfuerzo, la dedicación y la alegría con que afrontaban esa nueva vida.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar