• Srebrenica: 15 años de dolor
  • Las historias entre rejas de Danny Lyon
Agenda fotográfica

William Christenberry: el color en tiempos del blanco y negro

 
Foto: William Christenberry
6
NOV 2013
Eduardo Parra   |  Madrid

La obra de William Christenberry es la de un documentalista, pero sus fotos van más allá. Son las fotos de un historiador y un amante de su tierra, pero también las de un artista. El sur de Estados Unidos no tiene secretos para este fotógrafo, un pionero que se atrevió a utilizar las técnicas y los formatos peor vistos a mitad del siglo pasado para fotografiar una tierra marcada por la guerra, el odio racial y el desequilibrio económico. Ahora su obra se expone en Madrid de la mano de la Fundación Mapfre en la Sala Azca hasta el próximo 24 de noviembre.

Defensor del sur como hogar de mentes brillantes y contrario al tópico de la incultura sureña, William Christenberry inició su trabajo en los años cincuenta fascinado por las fotografías de Walker Evans, que había inmortalizado con su cámara a personas de su entorno. Esta pequeña casualidad fue algo que le marcó profundamente y que, de hecho, le llevó a seguir los pasos del fotógrafo de Missouri inspirándose en sus imágenes durante los primeros años de su vida fotográfica.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Decepcionado por la desaparición en los setenta de los espacios que fotografiaba en los cincuenta y sesenta, Christenberry posó su atención en el paisaje, pero no al paisaje idílico tan fotografiado de Estados Unidos. A él le atrajo lo común y corriente, y fotografiando esos paisajes sencillos generó algunas de sus series más inmortales.

Foto: William Christenberry
Foto: William Christenberry

Aunque su obra normalmente soporta la etiqueta de fotografía documental, uno de los cimientos del trabajo del fotógrafo norteamericano son estas series fotográficas de lugares revistados una y otra vez.

Estética del envejecimiento

Estas series de fotografías recogen el interés de Christenberry por lo que él mismo llamó “estética del envejecimiento”, y usualmente toman los elementos propios del paisaje sureño. Iglesias rurales, casas abandonadas o simples caminos de tierra constituyen por sí mismos todo un estudio acerca del paso del tiempo. Y es que, si hay algo que marque la obra del fotógrafo de Alabama, son los procesos de transformación, la decadencia y la muerte, y en ocasiones el renacimiento.

William Christenberry en Alabama

Las fotografías de William Christenberry parecen la consecuencia de un gran compromiso. Fidelidad al paisaje, a la manera de escribir fotográficamente, a los intereses y compromisos que uno tuvo de joven y que en la madurez los mantiene. W.C. fotografía con la misma mirada mientras el tiempo pasa. Es fácil decirlo: lo vemos en su obra. Leer el artículo completo

Pero Christenberry, nacido en 1936, ha explicado en múltiples ocasiones que él no se siente fotógrafo, sino un artista multidisciplinar que busca “expresar sus obsesiones”. Un claro ejemplo de ello son las piezas escultóricas de algunas de sus series fotográficas o el montaje que bajo el título “The Klan Room” esconde un compendio de figuras, pinturas y fotografías relacionadas con el muy sureño Ku Klux Klan.

Christenberry fue y es conocido principalmente por su faceta de fotógrafo, pero la realidad es que sus primeras tomas no tenían más fin que servir de referencia para sus pinturas, y tal vez por eso recurría a la entonces considerada comercial y artificial fotografía en color.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

En cualquier caso su predilección por los colores saturados, las copias del estilo de las que poblaban los álbumes familiares de la época y su técnica deliberadamente amateur convirtieron a William Christenberry en un pionero en lo que a la fotografía artística se refiere y uno de los principales impulsores del color como soporte documental.

Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar