• Sony Xperia Z2: toma de contacto
  • Sony Xperia Z2: grabando vídeo 4K desde el aire
Prueba de producto
Wiko Darkfull
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Wiko Darkfull: análisis

1
3
MAR 2014

Nivelar la balanza y encontrar ese punto intermedio ideal entre calidad y precio a la hora de fabricar y comercializar un smartphone es la tarea en la que se encuentran inmersas empresas como Wiko. Y parece que la compañía francesa no va desencaminada. Muestra de ello es que en los últimos meses ha logrado hacerse un hueco en el sector de la telefonía móvil con terminales como el Darkfull, un equipo con pantalla de 5 pulgadas, procesador de cuatro núcleos, 2 GB de RAM y una cámara de 13 megapíxeles cuyo precio no supera los 300 euros.

Con una estética con cierto regusto a Galaxy S4 e incluso a Nexus 5, el Darkfull de Wiko se dejaba ver en Madrid el pasado mes de noviembre, apenas unos días después de su presentación oficial, esgrimiendo como principal argumento su gran relación calidad-precio.

Wiko Darkfull
Wiko Darkfull
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que la estrategia de la firma con sede en Marsella es idéntica a la que siguen marcas como la española bq, sin duda una de sus competidoras más directas: lanzar dispositivos con especificaciones de gama alta a precios de gama baja. O al menos ésa es la teoría. Veremos qué tal se comporta en la práctica el que -hasta la reciente llegada del Highway- era el buque insignia de la marca francesa.

Elegante

El Darkfull cuenta con un diseño sobrio en el que no cuesta entrever ciertos aires de elegancia. Puede que algo tengan que ver en ello su tapa trasera de aluminio, su comedido grosor, su ligereza y sus líneas redondeadas. Sin embargo, prestando un poco más de atención a los detalles, descubrimos que el material utilizado en la parte trasera no es el mismo que recubre los bordes del terminal, que son de plástico.

wiko darkfullwiko darkfullwiko darkfullwiko darkfull
Plástico y aluminio

Con una estética similar a la del Galaxy S4 e incluso a la del Nexus 5, su tapa trasera está fabricada en aluminio pero el marco es de plástico

wiko darkfull
Wiko Darkfull
Álvaro Méndez (Quesabesde)
wiko darkfull
Wiko Darkfull
Álvaro Méndez (Quesabesde)
wiko darkfull
Wiko Darkfull
Álvaro Méndez (Quesabesde)
wiko darkfull
Wiko Darkfull
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Los botones físicos se concentran, como de costumbre, en los laterales. Más concretamente en el derecho, en el que se dejan ver tanto el control del volumen como el botón de bloqueo, encendido y apagado del dispositivo.

El puerto micro-USB está situado curiosamente en la parte superior, mientras que la entrada para los auriculares –que aíslan con eficacia el audio del ruido ambiente y ofrecen una calidad bastante decente- se halla en la parte inferior. Si bien la costumbre dicta que estas conexiones deberían estar dispuestas al revés, lo cierto es que su colocación no nos ha supuesto mayores problemas.

wiko darkfull
Wiko Darkfull
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Una de las características destacables del teléfono de Wiko es que cuenta con dos ranuras para tarjetas micro-SIM. Una particularidad habitual desde hace ya algún tiempo en terminales dirigidos a otros mercados, como el asiático, pero de la que era un tanto complicado disfrutar en España hasta hace bien poco.

Los zócalos para las mencionadas tarjetas se sitúan en el lateral izquierdo. No hay que olvidar que el Darkfull tiene un diseño unibody, por lo que no es posible acceder a su batería (si no es desmontándolo, claro). Asimismo carece de ranura para tarjetas microSD. Quienes se decanten por él, por tanto, deberán conformarse con sus 16 GB de memoria interna.

wiko darkfullwiko darkfull
Cámara de 13 megapíxeles

La cámara integrada -que llega acompañada por un flash de tipo LED- sobresale ligeramente del cuerpo, quedando así a merced de posibles arañazos

wiko darkfull
Wiko Darkfull
Álvaro Méndez (Quesabesde)
wiko darkfull
Wiko Darkfull
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si nos fijamos de nuevo en la parte trasera, comprobaremos que la lente de la cámara de 13 megapíxeles integrada -que llega acompañada por un flash de tipo LED- sobresale ligeramente del cuerpo, quedando así a merced de posibles arañazos.

En la parte inferior del reverso del teléfono se sitúa el altavoz. Una colocación que no nos acaba de convencer, pues el sonido se ve notablemente amortiguado cuando -por ejemplo- intentamos escuchar una canción con el Darkfull sobre la mesa o incluso cuando lo sostenemos entre las manos. Sin ser sobresaliente, la calidad del audio satisfará las necesidades de la mayoría de usuarios.

El Darkfull ofrece dos ranuras para tarjetas micro-SIM que se alojan en uno de sus laterales. Y es que el terminal tiene un diseño unibody, con lo que es imposible acceder a su batería si no es desarmándolo

wiko darkfull
Wiko Darkfull
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La parte frontal está encabezada en su parte superior por los sensores de luz y proximidad, además de la cámara para videoconferencias, que en este caso llega con un sensor de nada menos que 6 megapíxeles. Debajo de la pantalla reposan los botones capacitivos, colocados con acierto fuera del panel.

Una gran pantalla de 5 pulgadas

El Darkfull equipa una pantalla IPS de 5 pulgadas con una resolución de 1080 x 1920 píxeles y una densidad de 441 puntos por pulgada, las mismas cifras que encontramos en terminales de altos vuelos como el mencionado Samsung Galaxy S4.

Con estas características, no es de extrañar que la nitidez que muestra el panel sea notable. Igualmente buenos son los ángulos de visión que ofrece: incluso mirando oblicuamente la pantalla las imágenes se muestran nítidas y no acusan una pérdida de contraste. La reproducción de colores es acertada, y la visibilidad en exteriores es aceptable, siendo posible utilizar el teléfono a plena luz del sol sin demasiados problemas.

La nitidez que muestra el panel de 5 pulgadas con 1080 x 1920 píxeles de resolución es notable. Igualmente buenos son los ángulos de visión que ofrece

wiko darkfull
Wiko Darkfull
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Su respuesta táctil es también precisa, así como la de su teclado virtual, que responde a la perfección tanto si utilizamos el sistema Swype como si tecleamos a la vieja usanza.

En la pantalla de bloqueo podemos configurar varios paneles –situados a la izquierda del principal- en los que es posible colocar widgets para consultar información que consideremos relevante sin necesidad de desbloquear el dispositivo. Esta misma pantalla cuenta con accesos directos a la función de cámara y de llamada, siempre y cuando tengamos seleccionada la opción de desbloquear el terminal mediante deslizamiento.

wiko darkfull
Wiko Darkfull
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La respuesta táctil del Darkull es precisa, incluida la de su teclado virtual

Y es que el equipo cuenta con hasta seis modos diferentes de desbloquear el panel, entre los que se encuentran el ya clásico desbloqueo por patrón y los sistemas de reconocimiento facial y por voz. Para nuestra sorpresa –habida cuenta del alto grado de error que suelen dar este tipo de mecanismos biométricos-, estos dos últimos han mostrado un nivel de acierto notable.

Sin capas de personalización

El Darkfull llega con Android 4.2.1 prácticamente limpio, es decir, sin capas de personalización ni aplicaciones preinstaladas más allá de unas pocas relacionadas con el funcionamiento del equipo. Así, entre los iconos del menú de aplicaciones del teléfono nos encontramos con un útil administrador de archivos, una aplicación de tareas pendientes, tres juegos (“Asphalt 7”, “Little Big City” y “Kingdoms & Lords”), el asistente de configuración rápida OOBE, una guía de inicio y un antivirus (TrustGo).

Wiko Darkfull
Wiko Darkfull
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El teléfono también cuenta con un gestor de tarjetas SIM, aunque durante nuestras pruebas nos fue imposible acceder a él. Pese a que el icono de la aplicación se dejaba ver en pantalla, al hacer clic sobre él aparecía un mensaje indicando que dicha aplicación no estaba instalada en el teléfono.

Lo que sí hemos podido probar es la función Smart Gesture. Y es que no hay marca que se resista a dotar a sus equipos de sistemas que nos permitan interactuar con ellos realizando diferentes –y en ocasiones ridículos- movimientos gestuales.

Wiko Darkfull
Wiko Darkfull
Foto: Quesabesde
La función Smart Gesture ofrece hasta siete posibilidades diferentes de interactuar con el Darkfull mediante movimientos gestuales.

Wiko nos ofrece hasta siete posibilidades diferentes de hacerlo. Entre las más funcionales podríamos citar la que nos permite desbloquear el teléfono con tan sólo pasar la mano sobre el sensor de proximidad. Sin embargo, dicha función únicamente funciona si la pantalla está encendida. Así que, ya puestos a tocar el botón de desbloqueo, ¿por qué no acabar la tarea a la vieja usanza?

Entre otras curiosas opciones está también la de realizar una llamada a un contacto cuya tarjeta de visita aparezca en pantalla con sólo llevarnos el teléfono a la oreja, o capturar fotografías al pasar la mano –de nuevo- por delante del sensor de proximidad.

Fotográficamente mejorable

Contar en la ficha técnica con una cámara que hace alarde de poseer una marabunta de megapíxeles no garantiza que las fotografías capturadas con ella gocen de una calidad excepcional. La muestra está en que, a día de hoy, son muchas las marcas que apuestan por dotar a sus teléfonos con sensores de 13 millones de puntos, pero pocas consiguen ofrecer imágenes aceptables.

wiko darkfullwiko darkfullwiko darkfullwiko darkfull
Opciones fotográficas

Con el Darkfull es posible modificar parámetros de exposición como la sensibilidad (hasta 1.600 ISO, con unos resultados obviamente horrorosos), elegir entre 14 modos de escena diferentes e incluso aplicar (antes de pulsar el botón del obturador) hasta seis efectos de color

wiko darkfull
Wiko Darkfull
Álvaro Méndez (Quesabesde)
wiko darkfull
Wiko Darkfull
Álvaro Méndez (Quesabesde)
wiko darkfull
Wiko Darkfull
Álvaro Méndez (Quesabesde)
wiko darkfull
Wiko Darkfull
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Es el caso del Darkfull, que pese a montar una cámara con la mencionada cantidad de megapíxeles, ofrece unas fotografías cuya calidad no defrauda pero tampoco sobresale. Y ello siempre y cuando las condiciones lumínicas sean buenas, puesto que en escenarios poco iluminados el ruido campa –como era previsible- a sus anchas. Tampoco destaca este Wiko en lo que respecta a la velocidad de enfoque y captura.

En el modo de disparo aparecen reproducidos cinco iconos en la parte superior de la pantalla. Tras el primero de ellos se alberga una escueta lista de ajustes; el segundo nos ofrece diferentes modos de disparo, y otros dos están dedicados al flash y a la función que nos permite cambiar de la cámara trasera a la frontal.

Muestras: 13 MP
Fotografías realizadas con un Wiko Darkfull
fotografías realizadas con un wiko darkfull
fotografías realizadas con un wiko darkfull
fotografías realizadas con un wiko darkfull
fotografías realizadas con un wiko darkfull
fotografías realizadas con un wiko darkfull
fotografías realizadas con un wiko darkfull
fotografías realizadas con un wiko darkfull
fotografías realizadas con un wiko darkfull

El icono situado en el centro de esta hilera esconde tres funciones: la primera de ellas (Cinemagraph) nos permite animar una parte de la toma; la segunda (Modo Esfera) activa la captura panorámica de 360 grados, y la última (Goma Mágica) sirve para eliminar selectivamente objetos indeseados en nuestras fotografías.

Pulsando el botón capacitivo de menú accederemos a una lista todavía mayor de ajustes. Así, con el Darkfull es posible aumentar la sensibilidad de la captura hasta 1600 ISO (mejor no hablemos de los resultados), elegir entre 14 modos de escena diferentes e incluso aplicar (antes de pulsar el botón del obturador) hasta seis efectos de color. El Darkfull también graba vídeo a 1920 x 1080 píxeles.

Un rendimiento dentro de la media

Este teléfono de Wiko alberga en sus entrañas un procesador de cuatro núcleos ARM Cortex-A7 funcionando a 1,5 GHz y una memoria RAM de 2 GB. Exactamente las mismas características de las que presume el bq Aquaris 5.7 que tuvimos oportunidad de analizar días atrás.

Con un procesador de cuatro núcleos funcionando a 1,5 GHz y una memoria RAM de 2 GB, el teléfono de Wiko ha demostrado contar con la potencia suficiente como para enfrentarse a los quehaceres diarios

wiko darkfull
Wiko Darkfull
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Ello no implica que el rendimiento de ambos equipos sea el mismo, aunque en esta ocasión el Darkfull no tiene nada que envidiar a las buenas aptitudes mostradas por el teléfono de la marca española. Y es que ha demostrado contar con una potencia suficiente como para enfrentarse a los quehaceres diarios (navegar por Internet, enviar correos electrónicos, utilizar servicios de mensajería instantánea como WhatsApp…) sin problema.

No menos cierto es que, durante nuestras pruebas, el Darkfull sufrió un par de inesperados reinicios y acusó ciertos niveles de ralentización en contadas ocasiones que empañaron sensiblemente la experiencia de usuario.

Wiko Darkfull
Wiko Darkfull
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La autonomía se enmarca dentro de la media ofrecida por la mayor parte de teléfonos del mercado. Así, el Darkfull es capaz de mantenerse alejado de una toma de corriente durante una jornada completa. Ello siempre y cuando no abusemos de nuestra afición a la llamada fotografía móvil o nos pasemos horas jugando al “Candy Crash Saga”.

Solvente, práctico y asequible

El Wiko Darkfull se sitúa en los escalafones más elevados de la gama media, y como tal su rendimiento no despunta. Pero tampoco defrauda.

Con una pantalla muy destacable, una autonomía dentro de la media y una cámara de 13 megapíxeles capaz de capturar fotografías cuya calidad satisfará las necesidades de la mayoría de usuarios, las dos únicas prestaciones que echamos de menos en él son el soporte para redes 4G y la conectividad NFC.

wiko darkfull
Wiko Darkfull
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El Darfull ofrece por unos 300 euros un rendimiento que no defrauda

Aunque es probable que muchos consideren prescindibles dichas características, y más tras descubrir que el Darkfull puede adquirirse en algunas tiendas on-line por alrededor de 300 euros. Un comedido precio que sin duda hará dudar a quienes estén sopesando pagar bastante más por otros modelos similares pero de marcas con más solera.

Fuentes y más información
Productos relacionados (1)
1
Comentarios
Cargando comentarios