Actualidad

WikiLeaks: la industria fotográfica boicoteó el proyecto de creación de una montura universal

 
28
DIC 2010

Los diferentes intentos de crear una bayoneta universal compatible con todas las ópticas y monturas del mercado han sido reiteradamente boicoteados por las principales compañías del sector fotográfico. Así lo demuestran los documentos secretos que hoy mismo acaba de sacar a la luz el portal WikiLeaks y que desvelan un complot secreto para mantener el actual sistema de monturas, apostar por diferentes tamaños de sensor e incluso dinamitar cualquier tentativa de crear un sistema estandarizado.

Volcada hasta ahora en asuntos políticos, todo parece indicar que la próxima oleada de filtraciones de WikiLeaks apuntará directamente a diversas compañías multinacionales. Aunque en un primer momento se habló de grandes bancos y farmacéuticas, parece que la industria tecnológica tampoco ha quedado al margen de la actividad del portal de Julian Assange.

De hecho, las principales compañías de la industria fotográfica son las protagonistas de una escandalosa historia que acaba de quedar al descubierto. Según recogen los nuevos documentos filtrados -que contienen un detallado recopilatorio de las actas de reuniones mantenidas al más alto nivel entre las firmas del sector-, este consorcio de empresas lleva años boicoteando los diversos intentos de crear un sistema universal de ópticas intercambiables.

Según se detalla en la citada documentación, aunque estos intentos de normalizar el sistema de monturas se remontan a varias décadas, durante los últimos años la idea ha vuelto a cobrar fuerza de la mano de los nuevos sistemas de cámaras sin espejo. Pese a ello, estas últimas tentativas volvieron a chocar frontalmente con los intereses económicos de la industria.

WikiLeaks ha publicado hoy varias copias escaneadas de cartas que sacan a la luz el boicot orquestado por la industria fotográfica.

Así, no sólo se decidió acabar con los grupos de trabajo que trabajaban en este proyecto de forma paralela en diversas compañías, sino que también su puso en marcha la maquinaria legal para cortar por lo sano los progresos que, al parecer, terceras firmas ya habían conseguido en este terreno.

En este sentido, finalmente se acordó fortalecer el actual statu quo y la incompatibilidad entre diferentes sistemas, apostando por sensores de tamaño diferente que dificultasen aún más cualquier intento de homogenización.

Pese a que en los documentos a los que ha tenido acceso este medio los nombres de las compañías implicadas aparecen ocultos -por motivos de seguridad, han explicado los interlocutores de la fundación-, el número de participantes en las citadas reuniones hace pensar que todas las firmas más conocidas del sector han estado implicadas en estos acuerdos secretos, incluidas las que mantienen un discurso público a favor de un estándar abierto.

Foto: Quesabesde
La cuestión de la montura universal ha ido apareciendo de forma periódica en los principales espacios de debate del sector fotográfico. Una única montura abriría las puertas a la plena compatibilidad entre cuerpos y objetivos, que están circunscritos ahora en distintos sistemas.

Aunque el portavoz de WikiLeaks ha reconocido que estas revelaciones carecen de la trascendencia de anteriores filtraciones de carácter político, ha calificado estos acuerdos secretos de "vergonzosos".

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar