Actualidad
FOTOPERIODISMO EXTREMO

Walter Astrada: obturador versus percutor

 
11
SEP 2009
Ivan Sánchez   |  Perpiñán / Barcelona

A estas alturas, no vamos a descubrir en QUESABESDE.COM a Walter Astrada. Con dos artículos de la serie "Con texto fotográfico" a sus espaldas y una entrevista concedida a este medio, el reto era cómo dar cobertura de su exposición en Visa pour l'Image 2009. Tras una llamada, el aplaudido fotoperiodista argentino accedía a comentar para nuestros lectores los pormenores de su reportaje "Baño de sangre en Madagascar", que estos días puede verse en Perpiñán.

Durante la semana profesional de Visa pour l'Image, los fotógrafos que exponen sus imágenes tienen un día concertado para visitar la exposición y comentarla con el público. El mediodía del pasado 1 de septiembre quisieron estar cerca de Walter Astrada medio centenar de personas.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
Walter Astrada, en el centro con la camiseta naranja, comenta su trabajo ante medio centenar de personas en el Convento de Santa Clara de Perpiñán.

Mientras el fotoperiodista comentaba lo ocurrido durante su reportaje en Madagascar, el respetable escuchaba atento. Con timidez al principio y soltura al final, los asistentes quisieron conocer cada vez más detalles acerca de su trabajo, sobre todo de la fatídica jornada del 7 de febrero de 2008.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

"Estaba en el Congo cubriendo la entrada de las tropas de Ruanda, cuando llegó la noticia de lo que ocurría en Antananarivo y la agencia AFP [Agence France-Presse] decidió enviarme a mí, porque querían asegurar las fotos", comenta el argentino.

Foto: Walter Astrada (AFP)

La mayoría de las instantáneas de la muestra están tomadas en la manifestación que el líder opositor Andry Rajoelina convocó y que debía acabar frente al palacio presidencial como había empezado: pacíficamente.

Foto: Walter Astrada (AFP)

"Creía que disparaban al aire, pero al girarme vi varios cuerpos inertes en el suelo. ¡Estaban disparando contra la gente!"

Los manifestantes consiguieron con sus presiones que se permitiese la entrada a un delegado de Rajoelina. Sin embargo, a la salida de éste se crecieron, y tras la retirada de la policía comenzaron los primeros disparos.

Astrada va paseándose de foto en foto por la sala y se detiene en algunas imágenes más tiempo. La violencia era la nota dominante en la capital malgache durante la crisis presidencial. De hecho, la denuncia de la violencia es el factor clave del trabajo de Astrada.

Foto: Walter Astrada (AFP)

El fotoperiodista vuelve sobre una foto que ha dado ya la vuelta al mundo y que empieza a ser marca de la casa: "Oí los disparos y me dispuse a salir corriendo de allí. Creía que disparaban al aire, pero al girarme vi varios cuerpos inertes en el suelo. ¡Estaban disparando contra la gente! Me tumbé en el suelo y fotografié desde esa posición."

Foto: Walter Astrada (AFP)
Arriba, la instantánea que Astrada ya comentó para un "Con texto fotográfico" de QUESABESDE.COM. | Foto: Walter Astrada (AFP)

El silbar de las balas le es ya familiar, y su cámara ha fotografiado -en muchas ocasiones- el blanco de éstas. Pero aunque uno pueda llegar a acostumbrarse a estas situaciones, el miedo estaba presente ese día. Con todo, uno no puede evitar preguntarle por su capacidad a la hora de componer la imagen y no fallar técnicamente en un momento así.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
Astrada atiende la pregunta del fotoperiodista Tino Soriano, a la izquierda de la imagen.

"Mido la luz a cada poco y voy ajustando la exposición para las luces, así que técnicamente es complicado equivocarse. Además, con el RAW ese tercio de diafragma hacia arriba o abajo no tiene mayor importancia. Componer la foto en esa situación ya es otra cosa. Estaba nervioso y durante esta serie no me moví prácticamente nada, así que las fotos tienen casi todas el mismo ángulo, pero intenté componer las fotografías dentro de lo posible."

Foto: Walter Astrada (AFP)
Foto: Walter Astrada (AFP)

A nadie se le escapa el riesgo que el fotoperiodista corre en estas situaciones, y alguien se apresura a preguntar si es necesario jugarse la piel por un puñado de fotografías dada la poca incidencia que éstas tienen en los medios.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

"No tiene que importarte si van a publicarse esas fotos o no. Hay que hacerlas y luego preocuparse por venderlas, por publicarlas. Si entrásemos en estas consideraciones, no habría fotógrafos en estos conflictos. Además, las agencias necesitan las fotografías porque un diario o una revista de cualquier parte del mundo puede pedirlas para publicar desde una noticia breve hasta un especial, como fue el caso de Paris Match."

Foto: Walter Astrada (AFP)
Foto: Walter Astrada (AFP)

Astrada era el único fotógrafo extranjero en este conflicto y conocía muy bien el valor de las imágenes que tenía en la tarjeta de memoria: "Temía que me confiscaran la cámara, así que corrí al hotel para enviar las imágenes a AFP. Luego quise volver, pero la situación fue tan complicada que decidí ir al hospital y la morgue."

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

Astrada termina su recorrido y responde atento a algunas preguntas concretas. Cuando le pregunto si cree que los enfrentamientos tribales y casi ancestrales que se dan en África (y que Ryszard Kapuscinski apuntaba en su libro "Ébano") están en la base del problema de la isla del océano Índico, duda de ello: "No conozco la situación perfectamente, pero creo que la crisis que se dio en Madagascar tiene más que ver con el dinero, el poder y el control de sus recursos."

Foto: Walter Astrada (AFP)
Foto: Walter Astrada (AFP)

"En Sudamérica la policía se aplica primero con la prensa para que no haya testimonio de lo que van a hacer después"

Me veo en la obligación de preguntarle cómo acostumbra a trabajar: "Me levanto muy temprano para poder salir a las siete de la mañana a tomar las primeras imágenes. Hay que trabajar duro y sacrificarse por estar siempre ahí. Cuando se trata de manifestaciones, estoy siempre delante, y me gusta fotografiar cerca de la gente porque al cabo del rato se acostumbran a ti y a la cámara y te vuelves invisible."

¿Y en el caso de Madagascar?, le inquiero curioso: "Allí no tenía 'fixer' [la persona que hace las veces de intérprete y de chófer]. Además, en Antananarivo toda la acción se centraba en una zona bastante pequeña, lo que me permitía ir de un lugar a otro en muy poco tiempo."

Foto: Walter Astrada (AFP)

Los últimos trabajos de Astrada le han llevado a África, pero conoce bien el continente americano. Al preguntarle sobre dónde es más complicado trabajar, afirma con rotundidad: "En África pasan bastante de ti. Puede ocurrirte algo grave, sí, pero por lo general se centran en los manifestantes, y según cómo pueden confiscarte la cámara. Pero en Sudamérica las cosas son bien distintas: la policía se aplica primero con la prensa, para que no haya testimonio de lo que van a hacer después."

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar