• "Hay que fotografiar como si fueras invisible"
  • "Con mis fotografías trato de explicar que el deporte es un reflejo de la ...
Entrevista
WALTER ASTRADA, FOTOPERIODISTA

"Los grandes medios han preferido no publicar mi reportaje sobre la violencia contra las mujeres"

 
31
AGO 2008

Guatemala fue el primer escenario del proyecto -a largo plazo- sobre la violencia de género que ya reportó a Walter Astrada en 2007 un premio World Press Photo en la categoría de Temas Contemporáneos. La entrevista que el fotoperiodista argentino concedió a QUESABESDE.COM sirvió para corroborar lo que cuentan las imágenes de su portfolio: la suya es una labor de denuncia de la situación de los que más sufren en los episodios violentos menos mediáticos del Tercer Mundo.

¿Hay que tener una buena escuela para llegar a colaborar tan estrechamente con varias agencias?

La mía fue el diario La Nación de Argentina, durante dos años y medio. Allí hacía prensa diaria: política, deportes, espectáculos, muchos retratos para entrevistas...

Fue mi primer trabajo como fotógrafo y aprendí muchísimo de otros fotógrafos con los que coincidía a diario. Cuando empecé, todavía trabajábamos en analógico y nos daban el material, así que experimentaba sin tener que gastar dinero. Más tarde ya pasamos a digital.

La parte negativa de trabajar en un diario es que no tienes mucha libertad para expresar tus puntos de vista, porque a menudo cubres lo que ellos necesitan.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
Astrada denuncia que los grandes medios se aproximan a los temas más delicados "de forma muy ligera".

En 1999 viajaste por América Latina para realizar un reportaje sobre la fe. ¿Qué te aportó a nivel fotográfico?

En realidad, yo lo que quería era viajar, así que busqué un tema que pudiera combinar a lo largo de mi periplo. El tema del sincretismo religioso [la mezcla de religiones autóctonas con el cristianismo] era perfecto, porque era algo que sabía que iba a encontrarme durante todo el viaje.

En total, fueron once meses los que estuve fuera de Argentina, entre Brasil, Chile, Bolivia y Perú, donde pude hacer fotos sin presión.

Foto: Walter Astrada

A partir de ahí comenzaste a trabajar con Associated Press (AP) y más adelante con Agence France-Presse (AFP). ¿Qué tipo de fotografía hacías para las agencias?

Cuando trabajaba en La Nación, a veces vendía fotos a AP. Ya en Bolivia, surgió la posibilidad de colaborar con AP por dos meses. Después pasé un mes y medio en Buenos Aires y de allí fui a Paraguay a cargo de la corresponsalía en ese país.

Estuve tres años en Paraguay, en los que cubrí mucho deporte, sobre todo fútbol, y también política. En ese tiempo también desarrollé un ensayo personal sobre travestis y transexuales en Paraguay.

Foto: Walter Astrada
Foto: Walter Astrada

Después viajé a Madrid, donde intenté trabajar como free lance, pero fue muy complicado y AP me ofreció volver a trabajar con ellos en la República Dominicana. Allí cubrí una temporada de huracanes muy violenta, la caída de Jean-Bertrand Aristide en Haití y varias elecciones en países de la región.

Más tarde pasé a ser free lance. Colaboraba con AFP, para quienes cubrí las elecciones en Haití.

Foto: Walter Astrada
Foto: Walter Astrada

La violencia es un tema recurrente en tu porfolio...

Es cierto, pero la mayoría eran acontecimientos que sucedían en los lugares que trabajé, no tanto por decisión mía. A pesar de todo, podría haber pedido no cubrir algunos de estos temas.

¿El reportaje de la violencia contra las mujeres en Guatemala también fue por encargo?

Los otros temas no fueron impuestos, eran parte de mi trabajo diario. Pero en este caso fue una elección mía. Era algo que a mi parecer no se estaba cubriendo y había muy pocas cosas publicadas, y es un problema que no se da sólo en Guatemala, sino en todo el mundo.

Foto: Walter Astrada

Así que en Guatemala comencé un proyecto que estoy tratando de llevar a cabo sobre la violencia contra las mujeres en varios países. Quiero darle un enfoque mundial y mostrar que es un grave problema que afecta a miles de mujeres en el mundo.

Pese a ganar un World Press Photo en Temas Contemporáneos el año pasado, éste es un reportaje que se ha publicado poquísimo. Los medios de comunicación pasan de puntillas por encima de temas como éste, cuando deberían darle más importancia.

Foto: Walter Astrada
Foto: Walter Astrada

En Guatemala conocí a un fotógrafo americano que había estado trabajando en un tema sobre los niños de la calle en Nicaragua, y me contó que en realidad la mayoría de estos niños se habían escapado de casa porque la violencia contra sus madres se tornaba también contra ellos. Éste es un tema muy importante porque tiene una repercusión muy amplia en la sociedad.

Hasta ahora el reportaje se ha publicado en cuatro revistas, en Noruega, Rusia, Paraguay y España (Zazpika, del diario Gara), se pudo ver expuesto en Visa Pour l'Image en 2007 y en Valencia, y ahora en Gijón durante la Semana Negra. Además, una de las fotografías ha viajado con la exposición de World Press Photo, y el reportaje ganó un premio en Japón y otro en Estados Unidos, por lo que también se ha visto en estos países.

Foto: Walter Astrada

En realidad, se ha visto mucho, pero los grandes medios han preferido no publicarlo porque dicen que es muy fuerte y se ve mucha sangre. Pero para mí eso es una excusa: hay muchas fotos en el reportaje en las que no hay sangre y que se pueden utilizar para explicar la situación.

Muchos medios rechazan reportajes que califican de "muy duros". ¿Quién suele tener más responsabilidad, la publicidad o los editores?

Creo que los magazines utilizan la excusa de que a los lectores les gusta leer noticias más "lights", cuando eso no es del todo verdad. Pero el miedo a perder la publicidad hace que no quieran tocar determinados temas.

Además, cuando tocan temas "sensibles", cada vez más suelen hacerlo de forma muy ligera. Por ejemplo, utilizando el retrato. Esto es algo que el dominical de El País viene haciendo mucho últimamente. Al final, si no lees el reportaje, no sabes de qué va, porque sólo son retratos. Muchas veces ni siquiera son retratos contextualizados.

Creo que muchos de estos medios no analizan la importancia de este tipo de temas. No son conscientes del alcance, la repercusión y la responsabilidad que tienen en la sociedad como medios de información.

Foto: Walter Astrada
Foto: Walter Astrada

Has trabajado en el Caribe durante casi cuatro años y parece que lo único noticiable allí sean desastres naturales y la violencia que asoló Haití entre 2004 y 2006.

Eso es lo que los medios publican, pero hay más cosas. Por ejemplo, mientras estuve en la República Dominicana hice un trabajo sobre la inmigración de haitianos que cuenta las dificultades a las que se enfrentan.

Este tema se publicó en medios alternativos. Sin embargo, creo que no hay que dejar de hacer estos reportajes porque los grandes medios no quieran publicarlos. Si hiciésemos sólo lo que los medios quieren publicar, la fotografía resultante sería muy pobre y sin compromiso.

Foto: Walter Astrada
Foto: Walter Astrada

Ryszard Kapuscinski apuntaba en "Ébano" a los problemas tribales como el gran mal en África. ¿Lo viste tan claro tras las elecciones en Kenia el pasado mes de diciembre?

Es verdad que la gente se identifica con sus vecinos y se siente parte de su tribu, su clan, etcétera. En cada país africano hay al menos diez o veinte tribus, que a su vez se subdividen en subtribus y familias.

Cuando en la historia una tribu ha estado subyugada al despotismo de otra dominante, el fraude electoral es la chispa adecuada para los disturbios que fotografié durante dos meses y medio desde principios de este año en Kenia. Pero el gran mal lo hacen los políticos, quienes manipulan esos sentimientos para hacerse con el poder.

Foto: Walter Astrada
Foto: Walter Astrada

¿Cómo desarrollas tu trabajo en estas situaciones de crisis?

En muchas ocasiones hay más fotógrafos, pero en la medida de lo posible yo intento trabajar solo o con algunos fotógrafos con los que me siento cómodo, porque conozco hasta dónde puede llegar mi miedo y en qué momento debo parar.

Por otra parte, es cierto que en determinadas situaciones, gracias a estar con un grupo de fotógrafos, he hecho algunas fotos que solo no habría podido hacer.

Foto: Walter Astrada
Foto: Walter Astrada

Otra cosa que no puedo permitir es que el taxista que me lleva a una zona llegue hasta el centro del conflicto, porque su trabajo es sólo trasladarme al lugar, nada más. Así que yo le pido que me espere en un lugar apartado; no quiero poner en peligro su vida.

Hay muchas ocasiones en que no recuerdo las fotografías que he hecho y me doy cuenta de lo que tengo al editar.

Y después de Kenia, Uganda. ¿Qué fotos has hecho allí?

Noticias locales con interés para AFP. Hambruna y distribución de alimentos en Karamoja, al norte del país. Una historia de ataque con ácido...

También hice varios encargos como free lance para The National, un periódico de Emiratos Árabes, sobre una clínica para personas con SIDA, otro tema sobre la pesca y otro sobre medicina tradicional.

Foto: Walter Astrada
Foto: Walter Astrada

Y también un trabajo sobre una cantera donde trabajan niños y mujeres, desplazados internos por el conflicto en el norte del país a raíz de la violencia por parte del LRA [Lord's Resistance Army] de Joseph Kony, quien desde hace 21 años lucha por una sociedad basada en los diez mandamientos, pero que en su camino no ha respetado ninguno. Y Time me encargó un reportaje sobre el World Food Programme.

Foto: Walter Astrada
Foto: Walter Astrada

En total, he estado cuatro meses desde que dejé Kenia, y ahora volveré porque el acceso al Congo es más fácil desde allí.

En el Congo quiero continuar con el proyecto sobre el tema de la violencia contra la mujer, para que tenga un mayor alcance, porque no es un problema exclusivo de Guatemala.

Etiquetas
Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar