• Samsung Galaxy S4 zoom: análisis
  • Nokia Lumia 925: análisis
Prueba de producto
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)
UN LIENZO DE 13 PULGADAS

Wacom Cintiq 13HD: análisis

2
24
SEP 2013

Son el sueño de todo fotógrafo, ilustrador y diseñador. Estamos hablando de la serie de tabletas gráficas Cintiq de Wacom, disponibles en versiones de 13, 22 y 24 pulgadas. En Quesabesde hemos puesto bajo la lupa la Cintiq 13HD, y entre otras bondades hemos descubierto una brillante pantalla con una resolución de 1920 x 1080 píxeles y 16,7 millones de colores, un rediseñado lápiz Pro Pen con 2.048 niveles de presión... y un precio oficial de 900 euros que probablemente frene un poco nuestra voracidad consumista.

A primera vista, todo parece positivo en la Wacom Cintiq 13HD. Su principal reclamo es una pantalla LED HD de 13,3 pulgadas con una resolución de 1920 x 1080 píxeles capaz de cegarnos con sus más de 16,7 millones de colores. Tampoco pasa desapercibido en ella el excelente lápiz Pro Pen con sus 2.048 niveles de sensibilidad a la presión. Le siguen las siempre a mano y prácticas ExpressKeys, un lujo del que ya no podemos prescindir, y el nuevo cable tres en uno, una solución aceptable para que nuestra mesa no esté repleta de cables.

Una herramienta notable capaz de dar un nuevo impulso a nuestro flujo de trabajo. Pero, aun así, ¿merece la pena pagar los 900 euros que pide por ella Wacom?

Elegante

La Cintiq 13HD no es la panacea en cuanto a diseño se refiere, pero cumple con notable alto en la mayoría de aspectos puramente estéticos. Se presenta con una pantalla de 13,3 pulgadas de aspecto robusto. Las ya conocidas ExpressKeys se hallan en uno de los laterales, y el botón de encendido y conectores, en el otro.

De tacto agradable, no parece que vaya a romperse al más mínimo golpe. Su peso es de 1,2 kilos sin el soporte que nos permite ajustar la posición en tres ángulos distintos: 22, 35 y 50 grados. Un soporte que, dicho sea de paso, no está a la altura de la tableta.

wacom cintiq 13hdwacom cintiq 13hdwacom cintiq 13hdwacom cintiq 13hdwacom cintiq 13hdwacom cintiq 13hd
El soporte no convence

El soporte que permite reclinar en distintos ángulos la tableta es endeble y no transmite firmeza

wacom cintiq 13hd
Calvin Dexter
wacom cintiq 13hd
Calvin Dexter
wacom cintiq 13hd
Calvin Dexter
wacom cintiq 13hd
Calvin Dexter
wacom cintiq 13hd
Calvin Dexter
wacom cintiq 13hd
Calvin Dexter

Su constitución de plástico blandengue no nos convence, y las tres piezas para modificar el mencionado ángulo de trabajo nos convencen aún menos por la poca seguridad que transmiten. Al menos es ligero, aunque el grosor del conjunto aumenta una vez lo acoplamos en la parte trasera de la tableta.

Por el contrario, el lápiz Pro Pen es una pequeña maravilla. En todos los aspectos. Su diseño es sublime, su peso es perfecto y la posición del botón, impecable. Funcional a niveles insospechados, es una de esas herramientas que parecen haber sido diseñadas para convertirse en una extensión de nuestro cuerpo.

Podemos añadirle anillos de color para adaptarlo a nuestro gusto, y viene en un estuche fantástico en el que podemos guardarlo y protegerlo junto al impresionante repertorio de puntas que se suministran con él. Lo dicho: una auténtica joya.

El lápiz Pro Pen es una pequeña maravilla. Su diseño es sublime, su peso es perfecto y la posición del botón, impecable. Funcional a niveles insospechados, parece haber sido diseñado para convertirse en una extensión de nuestro cuerpo

wacom cintiq 13hd
Foto: Calvin Dexter

En el apartado de las conexiones, la Cintiq 13HD, armada con un puerto HDMI y otro USB, apuesta por un sistema de cableado tres en uno. Es decir, un cable con conector HDMI en un extremo que se conecta a la tableta y otro HDMI que se conecta al ordenador en el otro extremo, junto con el conector USB y el conector para la alimentación. La idea es aquí no robarle demasiado espacio a nuestra mesa de trabajo, y la verdad es que en este sentido es una buena solución, si bien no puede decirse lo mismo de la conexión inalámbrica.

Foto: Calvin Dexter
Wacom apuesta por un sistema de cableado de "tres en uno".

Hay que tener en cuenta que, si vamos a utilizar la Cintiq 13HD en un ordenador Mac -desprovistos de puertos HDMI-, necesitaremos un adaptador de MindisplayPort a HDMI para poder conectar la tableta a uno de los puertos Thunderbolt, por ejemplo. Estos adaptadores se pueden encontrar por unos 30 euros, y visto el precio de la Cintiq 13HD hubiera sido todo un detalle que Wacom lo suministrara de serie.

A trabajar

Una vez realizadas las conexiones, instalados los controladores (con el CD que viene en la caja o a través de la página web de Wacom) y configurado el lápiz y la tableta, pasos todos ellos extremadamente simples y que no deberían llevarnos más de dos minutos, empieza la diversión.

Desplazar el lápiz Pro Pen por encima de la tableta para abrir carpetas, mover archivos y navegar por Internet es una auténtica delicia. El flujo de trabajo se acelera, ganamos en control y precisión y por unos momentos pensamos que la Cintiq 13HD vale hasta el último euro que hemos pagado por ella. Y eso que ni siquiera hemos abierto Photoshop, Illustrator o SketchBook Pro, tres de los muchos compañeros de viaje ideales para una herramienta como la que tenemos entre las manos.

Desplazar el lápiz Pro Pen por encima de la tableta para abrir carpetas, mover archivos y navegar por Internet es una auténtica delicia. El flujo de trabajo se acelera y ganamos en control y precisión

wacom cintiq 13hd
Foto: Calvin Dexter

De la pantalla soprende gratamente su ángulo de visión (176 grados) y su contraste (700:1), pero no tanto el brillo (250 candelas), que sabe a poco si estamos acostumbrados a trabajar con un monitor de gama alta

Los 2.048 niveles de sensibilidad a la presión de la punta del pincel y el borrador (situado en el otro extremo) funcionan a la perfección. Con ellos podemos pulir una imagen hasta el más mínimo detalle con una precisión quirúrgica y realizar trazos que harían babear a los más grandes pintores. El Pro Pen, que funciona sin pilas y de modo inalámbrico, cuenta además con 60 niveles de detección de la inclinación muy adecuados para trabajos de diseño y pintura.

La única pega que hemos conseguido encontrarle a este fantástico lápiz es que su punta no coincide a la perfección y al milímetro con el puntero que se muestra en la pantalla de la Cintiq. Después de calibrarlo repetidas veces, seguimos detectando una pequeña variación de quizás medio milímetro. Una nimiedad que no afecta en absoluto al flujo de trabajo ni emborrona sus virtudes. Y tampoco nos ha quedado claro si es culpa del lápiz o del cristal templado, biselado y antirreflectante que protege la pantalla.

wacom wacom cintiq 13hd tableta gráfica
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)

En cuanto a la pantalla, sorprende gratamente su ángulo de 178 grados de visión tanto horizontal como vertical, así como el excelente contraste de 700:1. No sorprende tanto el brillo, que se establece en 250 candelas por metro cuadrado y sabe a poco si estamos acostumbrados a trabajar con un monitor de gama alta. De hecho, es una de las características que más nos ha decepcionado de todo el conjunto. Las obras vistas en la pantalla de la Cintiq 13HD presentan un aspecto un tanto apagado y aburrido si lo comparamos con lo que vemos en un iMac de 27 pulgadas, por ejemplo.

Aunque, una vez más, se trata de algo a lo que rápidamente nos acostumbramos y que apenas resta unos enteros a la valoración final. Además, lo más razonable es trabajar con la Cintiq y comprobar al mismo tiempo que todo marcha bien en el monitor de mesa que tenemos justo al lado.

wacom cintiq 13hdwacom cintiq 13hdwacom cintiq 13hdwacom cintiq 13hdwacom cintiq 13hdwacom cintiq 13hd
wacom cintiq 13hd
Calvin Dexter
wacom cintiq 13hd
Calvin Dexter
wacom cintiq 13hd
Calvin Dexter
wacom cintiq 13hd
Calvin Dexter
wacom cintiq 13hd
Calvin Dexter
wacom cintiq 13hd
Calvin Dexter

Las obras vistas en la pantalla de la Cintiq 13HD presentan un aspecto un tanto apagado y aburrido si lo comparamos con lo que vemos en un iMac de 27 pulgadas, por ejemplo

Otro de los puntos fuertes de esta Cintiq 13HD es que no se calienta aunque la usemos durante toda nuestra jornada laboral. Eso significa que podemos diseñar, pintar o editar fotos recostados en el sofá con la tableta en el regazo, si nos apetece. Aunque, eso sí, deberemos tener un portátil cerca para conectarla.

La tecnología táctil es uno de los aspectos que más hemos echado en falta en la Cintiq 13HD. Estamos tan acostumbrados a usar las manos y realizar gestos con ellas en una pantalla que nos cuesta aceptar que la única forma de interactuar con la tableta de Wacom sea a través del lápiz Pro Pen. Y más teniendo en cuenta que el fabricante nipón tiene varios modelos táctiles en el mercado y que el precio de la Cintiq 13HD, recordemos una vez más, es de 900 euros.

Como sucedáneo siempre podemos recurrir a una configuración totalmente personalizada de las cuatro ExpressKeys que incorpora la tableta, el anillo Rocker Ring o el botón "Home". No es lo mismo que trabajar directamente encima de la pantalla, pero es una solución más que aceptable. Tener un pequeño teclado a mano también ayuda.

Una auténtica herramienta de trabajo

La Wacom Cintiq 13HD es una excelente herramienta con un diseño compacto, ligero y elegante. Una de esas herramientas que ofrece un sinfín de posibilidades creativas a cualquier persona con inquietudes artísticas en el terreno de la fotografía, la pintura o el diseño. Incluso resulta excelente si sólo la usamos para navegar y hacer todo lo que haríamos con un simple ratón.

Al mismo tiempo, la Cintiq 13HD es también un capricho no apto para todos los bolsillos. Y es que una cosa es comprarse un ratón en la tienda de informática del centro comercial más próximo y otra muy distinta desembolsar 900 euros por un producto pensado para un público muy concreto. Esta tableta tiene entre ceja y ceja a fotógrafos, diseñadores e ilustradores, entre otros creativos, y para la gran mayoría de éstos es una inversión que más adelante se amortizará gracias a los distintos trabajos que podrán realizar con ella.

wacom wacom cintiq 13hd
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)

La ausencia de panel táctil y la necesidad de tener que adquirir un adaptador para conectar la tableta a un Mac no nos ha gustado. Pero estos hándicaps se ven minimizados por el excelente rendimiento general

Para el resto de mortales, meros aficionados a alguna disciplina creativa, la compra de una tableta de estas características podría parecer una auténtica temeridad. Y decimos "podría" porque el precio de la Cintiq 13HD no quita que sea una herramienta fantástica.

Tanto la ausencia de la tecnología táctil como la necesidad de tener que adquirir un adaptador para conectar la tableta a un ordenador Mac son aspectos que no nos han gustado. Pero estos hándicaps se ven minimizados por el excelente rendimiento de la tableta en general, especialmente al experimentar la precisión con la que nos permite trabajar el lápiz Pro Pen.

La Cintiq 13HD roza la excelencia y contribuye a liberar al artista que llevamos dentro. Para un profesional del sector es como una extensión de su cuerpo. Para los simples aficionados, una puerta a un nuevo mundo de posibilidades.

2
Comentarios
Cargando comentarios