• Fujifilm FinePix S100FS: primeras muestras
  • Palm Centro: de un vistazo
Prueba de producto
TABLETAS PARA TODOS LOS PúBLICOS

Wacom Bamboo: de un vistazo

 
23
ABR 2008

Aunque a primera vista las tabletas gráficas Bamboo de Wacom suscitan cierta desconfianza (tanto diseño y tan poco tamaño resultan sospechosos), enseguida caemos en la cuenta de lo vano de nuestro recelo. Por muy insignificantes que sean las nuevas Bamboo, Bamboo One y Bamboo Fun, sus elegantes superficies encierran unas prestaciones notables.

Con la potente Wacom Cintiq 12WX aún fresca en la memoria, no hay que dejarse engañar por las apariencias. Y es que después de probar las tabletas gráficas Bamboo de Wacom, queda demostrado que, más allá de su inofensivo e incluso divertido aspecto, consiguen desenvolverse con soltura en ámbitos como los del retoque fotográfico, el dibujo, la pintura y la simple anotación de documentos.

En total, Wacom se ha sacado de la manga tres modelos distintos englobados bajo este mismo apellido. O cuatro, si se tiene en cuenta la disponibilidad de la Bamboo Fun en los tamaños A6 y A5. De color blanco, esta última es la más completa en software y prestaciones de las tres.

La Bamboo -a secas- está disponible en color negro y tiene un tamaño casi idéntico al de la Bamboo Fun más pequeña. Aunque ambas tabletas lucen prestaciones similares, los programas que las acompañan son los que marcan diferencias.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La familia Bamboo de Wacom al completo. De izquierda a derecha: Bamboo Fun, Bamboo y Bamboo One.

Cierra la serie la Bamboo One, que pese a ser la más pequeña y limitada, también puede presumir de ser la más asequible de todas ellas.

El objetivo de Wacom parece claro: acercarse a un público más amplio, que tradicionalmente ha rehuido de las tabletas gráficas al considerarlas una herramienta profesional, y adaptar de paso sus modelos a unos diseños muy atractivos que entran por los ojos.

Revisemos los mejores argumentos y los puntos débiles de esta nueva serie para comprobar si Wacom ha conseguido alcanzar este doble reto:

  • El diseño de la gama Bamboo es extremadamente simple, atractivo y muy fino. Wacom ha utilizado un estilo minimalista y funcional, y ha incluido sólo lo estrictamente necesario en cada tableta, prescindiendo incluso de los interruptores de encendido y apagado.
  • Wacom Bamboo Fun
    Wacom Bamboo Fun
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    Wacom Bamboo
    Wacom Bamboo
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Al ser dispositivos pequeños y ligeros, las tabletas Bamboo son ideales para ordenadores portátiles, ya que se pueden instalar y empezar a utilizar en cuestión de segundos en cualquier rincón. El hecho de que no precisen de una fuente de alimentación externa y que les baste con un cable USB (sólo la Bamboo One lo lleva integrado; el resto opta por un discreto puerto de conexión) es una ventaja.
  • Wacom Bamboo One
    Wacom Bamboo One
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    Wacom Bamboo One
    Wacom Bamboo One
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • El escaso tamaño del área activa es en cambio una de las principales limitaciones de esta gama. Sólo la Bamboo Fun mediana (tamaño A5) presenta una superficie de trabajo decente: 21,7 x 13,5 centímetros. El modelo pequeño (tamaño A6) tiene un área de 14,8 x 9,2 centímetros, ligeramente más grande que el de la Wacom Bamboo. La más pequeña de todas, la Bamboo One, se conforma con 12,8 x 9,3 centímetros de superficie.
  • Wacom Bamboo Fun
    Wacom Bamboo Fun
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Excepto en el primer caso, estos reducidos tamaños constriñen enormemente tanto los movimientos de la mano como sus posibilidades de convertirse en herramientas serias.
  • Wacom Bamboo
    Wacom Bamboo
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Todos los modelos ofrecen 512 niveles de sensibilidad a la presión y son totalmente compatibles con programas de retoque fotográfico y de diseño como Photoshop, Illustrator o Corel Painter X, por citar algunos. El inconveniente es que no son compatibles con la tecnología de detección de la inclinación y rotación del lápiz, si bien el usuario al que van dirigidas estas tabletas tal vez no necesite tales funciones.
  • Wacom Bamboo One
    Wacom Bamboo One
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    Wacom Bamboo One
    Wacom Bamboo One
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Tanto la Bamboo como la Bamboo Fun incluyen cuatro botones configurables y un anillo de control táctil que permite desplazarse por documentos y páginas web, así como ampliar una fotografía. Herramientas muy útiles para no depender del teclado, de las que desgraciadamente la Bamboo One está desprovista.
  • Wacom Bamboo Fun
    Wacom Bamboo Fun
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    Wacom Bamboo
    Wacom Bamboo
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • El tacto del lápiz y la pantalla no se asemeja ni por asomo -en el caso de la Bamboo One- al que ofrecen otras tabletas de Wacom, como la Intuos3. Es relativamente suave, pero se nota en exceso que estamos ante un dispositivo de gama baja. Los modelos Bamboo y Bamboo Fun mejoran este aspecto, aunque siguen estando lejos del tacto que presenta la Cintiq 12WX.
  • Wacom Bamboo Fun
    Wacom Bamboo Fun
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    Wacom Bamboo Fun
    Wacom Bamboo Fun
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Los lápices varían ligeramente según el modelo al que acompañan. Todos ellos cuentan con botones laterales que se pueden configurar y personalizar, pero en el de la Bamboo One no se ha incluido el práctico borrador situado en el extremo superior. En lugar del clásico portalápices, en este caso la propia superficie de la tableta cuenta con un espacio destinado a guardarlo.
  • Wacom Bamboo
    Wacom Bamboo
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    Wacom Bamboo
    Wacom Bamboo
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Además del retoque fotográfico y la ilustración, las tabletas de la gama Bamboo están pensadas para servir también como pequeños blocs de notas digitales. Con el lápiz de la tableta, es posible firmar y escribir a mano anotaciones al margen en textos y documentos digitales, siempre y cuando el programa que se utilice sea compatible con dicha función.
  • Wacom Bamboo One, lápiz
    Wacom Bamboo One, lápiz
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Tanto por prestaciones como por precio se puede optar -por ejemplo- por una Bamboo One, aunque sólo sea para experimentar y llevar a cabo pequeños trabajos puntuales. Incluso la Bamboo y la Bamboo Fun más pequeña son buenas opciones si se quieren utilizar de vez en cuando sin tener que realizar un mayor desembolso en un modelo de gama superior. Ya no hay excusa para no tener una tableta gráfica en casa.
  • Wacom Bamboo Fun
    Wacom Bamboo Fun
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Al insertar el CD de Wacom, podemos visionar un simple pero útil tutorial sobre el funcionamiento de las tabletas. Es evidente que la firma ha diseñado la serie Bamboo para unos usuarios determinados: los que se compran una tableta por primera vez (Bamboo One), los que ya tienen algo de experiencia (Bamboo Fun) y los que quieren la tableta para más aplicaciones, además del retoque fotográfico y el dibujo.
  • Wacom Bamboo
    Wacom Bamboo
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
    Wacom Bamboo One
    Wacom Bamboo One
    Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

  • Todas las tabletas de la gama Bamboo son compatibles con los sistemas operativos Mac y Windows (incluido Windows Vista). La Bamboo One viene acompañada del programa de pintura y dibujo ArtRage 2, de Ambient Design. Los modelos A5 y A6 de la Bamboo Fun adjuntan, además del citado ArtRage 2, versiones para Mac y Windows de Photoshop Elements. El modelo Bamboo incluye el software JustWrite Office, sólo para Windows.

Recomendable para: aquéllos que quieran adentrarse en el mundo de las tabletas gráficas por un precio mínimo, viajeros que requieran una tableta a todas horas y en cualquier rincón del planeta y usuarios que deseen realizar pequeños trabajos ocasionales de retoque o ilustración.

Absténgase de la compra: diseñadores profesionales que busquen prestaciones avanzadas o usuarios embarcados en proyectos de grandes dimensiones.

Precios: Bamboo One, en torno a 40 euros; Bamboo, 63 euros; Bamboo Fun (tamaño A6), 80 euros y Bamboo Fun (tamaño A5), 165 euros.

Disponibilidad: desde mayo de 2007.

Etiquetas
Artículos relacionados (2)
Prueba de producto
20 / MAR 2008
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar