• Toni Amengual: "El mundo es un teatro y el flash me ayuda a potenciar esa ...
  • Emilio Morenatti: "En esta profesión somos un poco inconscientes"
Con texto fotográfico

"Pude ver el miedo en sus ojos" Vlad Sokhin

1
Foto: Vlad Sokhin
7
NOV 2013
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

Restavec es la palabra que se utiliza en Haití para designar a los niños esclavos domésticos. El fotoperiodista ruso Vlad Sokhin viajó al país caribeño para documentar un problema endémico en la sociedad haitiana -de fuertes raíces esclavistas- que ha empeorado desde el fatídico terremoto. Pese a su juventud, Sokhin ha fotografiado numerosos proyectos de índole humanitaria, especialmente en Mozambique. Con todo, explica que le sigue costando fotografiar escenas tan duras como las de este reportaje.

Vlad Sokhin

Empecé este reportaje impresionado por el libro autobiográfico de Jean-Robert Cadet, ‘Restavec’. Él fue uno de estos chicos. Nació en Haití y fue entregado por su familia. Sirvió a una familia hasta los 16 o 17 años y abusaron de él casi a diario hasta que consiguió escaparse a Estados Unidos. Ahora es abogado para menores de edad, intenta ayudar a chavales y tiene su propia ONG. Me costó leer el libro porque era muy fuerte, sensible y triste.

Cuando empecé a investigar vi que hay 300.000 niños en Haití. Encontré algunos retratos de niños en los orfanatos hechos por las ONG locales, pero no un proyecto documental de investigación. Así que decidí intentar hacerlo yo mismo. Contacté con la Restavek Freedom Foundation y me ayudaron a acceder a la mayoría de los niños. Las fotografías las tomé en octubre de 2012 y en marzo de este año.

A veces te encuentras en una situación tan impactante que no puedes tomar una buena fotografía. Me encontré en varias ocasiones con este tipo de escenas en las que quería hacer una foto pero en realidad no me sentía a gusto para hacerla. Más bien me sentía triste por lo que veía.

Pero de entre las fotografías que hice ésta es una de las que más me gusta. Este niño está con su dueño en el suburbio de Cité Soleil, la zona más pobre de Haití, el peor lugar del país. Había muchos enfrentamientos entre bandas y la policía o las [fuerzas de las] Naciones Unidas. Te encontrabas agujeros de bala por doquier, suciedad… e incluso allí algunas familias tienen a chavales como esclavos domésticos.

"En el momento de encuadrar pensé que no quería mostrar su cara. Era un capullo, así que no le incluí en el encuadre"

Uno de mis fixers [persona que hace de guía e intérprete] me dijo: ‘Hay una tienda de alimentos y quiero llevarte a ver a un chaval que trabaja en ella.’ El chico estaba sirviendo cervezas, limpiando, vendiendo y haciendo de todo. Trabajaba allí desde primera hora de la mañana hasta la noche. Etienne [de 11 años] vive con la familia para la que trabaja. El cabeza de familia es un hombre joven, de unos treinta y tantos, y la gente decía que le pegaba a diario. Cuando el hombre llegó pude ver el miedo en los ojos de Etienne.

Le pedí si podía hacerle una foto al chaval y me preguntó que por qué. Le expliqué que estaba haciendo un reportaje sobre niños y su respuesta fue: ‘Haz lo que quieras, no me importa, pero no quiero salir en las fotos’. Cuando empecé a tomar algunas fotos, no sé cómo, pero cambió de opinión y también quiso salir, así que agarró a Etienne mientras seguía fumando un cigarrillo. Y en el momento de encuadrar pensé que no quería mostrar su cara. Era un capullo, así que… [Sokhin hace un gesto de menosprecio] no le incluí en el encuadre.

Cuando hice la foto me dijo ‘hazla así’ mientras le ponía el cigarrillo en la boca a Etienne. Me enfadé muchísimo. ¡Quién se creía que era! Bajé la cámara y le dije: ‘Para, no quiero que le hagas eso al chico sólo porque yo estoy aquí haciendo fotos.’ Yo no quería provocar cosas de este tipo, así que me fui.

Todo esto sólo duró unos quince minutos. Luego tuvimos que irnos, pero cada vez que recuerdo la historia me viene a la mente esta imagen. Es una de las más fuertes.

Creo que las cosas pueden cambiar en Haití para los niños. De hecho ha habido algunos cambios, pero va a llevar mucho tiempo porque [el problema] está en la sociedad. Ellos mismos dicen que es parte de su cultura. Históricamente fueron esclavos, los primeros que lideraron una revolución con éxito. Se trata de una nación que emergió de la esclavitud y que ahora utiliza a sus propios hijos como esclavos. No les gusta que se utilice la palabra restavec. Se refieren a ellos como ‘niños que viven con nosotros’.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Fuentes y más información
1
Comentarios
Cargando comentarios