Actualidad
VISA POUR L'IMAGE 2011

Perpiñán mira hacia África

 
6
SEP 2011
Ivan Sánchez   |  Perpiñán

Destacar alguna exposición del festival de fotoperiodismo Visa pour l'Image por encima del resto es tan complicado como injusto. Pero cuando África parece haber recogido el testigo de Afganistán como el escenario más tratado en la presente edición del festival que cada año se celebra en la localidad francesa de Perpiñán, la elección es más sencilla y salen a relucir nombres propios como los de Martina Bacigalupo, Yuri Kozyrev o Issouf Sanogo.

La realidad africana puede haber sido olvidada por el llamado interés general, pero no por los fotoperiodistas que siguen apostando, arriesgando e incluso muriendo -como sucedió hace unos meses en Libia con Tim Hetherington y Chris Hondros- por el "continente negro", que se ha llevado este año la mayor parte de la atención de las exposiciones que componen Visa pour l'Image.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

Perpiñán, convertida un año más en capital del fotoperiodismo hasta que el festival cierre sus puertas el próximo 11 de septiembre, acoge varias exposiciones que retratan la olla a presión que es África. Un continente que sigue sobreviviendo a elecciones fraudulentas, derechos humanos vulnerados e historias humanas increíbles durante un año en el que algunas de sus últimas revoluciones políticas y sociales se han propagado como la pólvora por varios países de la cuenca mediterránea.

Prueba de ello es el trabajo de Yuri Kozyrev, fotógrafo de la agencia Noor que ha cubierto para la revista Time las revoluciones vividas en Libia, Egipto y países de Oriente Medio como Yemen y Bahréin. Alzamientos contra la tiranía aposentada durante décadas en el poder, pero que se están fraguando por caminos y con objetivos muy distintos.

Foto: Yuri Kozyrev (Noor para Time)

Las tomas del fotógrafo ruso, retocadas de forma magistral y captadas en el epicentro de las manifestaciones, en las morgues y en primera línea de combate, son sorprendentemente capaces de transportar al espectador a las distintas escenas retratadas. La muestra, titulada "Los caminos de la revolución", se expone en el interior de la Église des Dominicains.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

En dicha sede del festival puede verse también "Hijos de los hombres", un reportaje fotográfico sobre los niños soldado de Somalia publicado en The New York Times que le ha servido a su autor (Ed Ou, de Getty Images) para hacerse con el Premio Joven Reportero de la Ville de Perpignan 2011.

Foto: Ed Ou (Getty Images|The New York Times)

La historia que narra el joven fotoperiodista, que muestra a un grupo de estos adolescentes de entre 12 y 16 años durante sus guardias y ratos libres, hace pensar que más que haber perdido su infancia, estos niños afectados por el conflicto somalí han creado una propia, planteándose así un dilema sobre su futuro.

En la vecina Chapelle du Tiers-Ordre se encuentra la solitaria exposición "Tierra de Kush", de Cédric Gerbehaye, ganador de la Beca Fnac 2010. En ella, el fotógrafo belga da cuenta de su viaje a Sudán, donde a principios de este año se celebró un referéndum para la independencia del sur del país.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

Las imágenes de este fotorreportero de Agence VU (especialmente las que tomó en el campo de Bir-Diak) reflejan la dureza de las condiciones de vida de una población que en su mayoría sigue sin tener acceso a los bienes más básicos.

Foto: Cédric Gerbehaye (Agence VU)

El Couvent des Minimes no podía faltar a la cita con África, y lo hace con dos exposiciones tan interesantes como distintas entre sí. Para empezar, Issouf Sanogo (Agence France-Presse) pone de manifiesto la larga trayectoria recorrida en su Costa de Marfil natal para conseguir estabilidad.

Foto: Issouf Sanogo (AFP)

En declaraciones concedidas a QUESABESDE.COM, el propio Sanogo ha comentado que la elección de las imágenes expuestas se ha realizado teniendo en cuenta su carácter realista. En la muestra no faltan situaciones insólitas como la imagen del ya ex presidente Laurent Gbagbo sacando la lengua en tono cómico o la de un militar cargando con dos cámaras recién sustraídas a un fotógrafo.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

Suele decirse que lo mejor hay que dejarlo para el final, y es ahora precisamente cuando toca hablar de las fotografías de Martina Bacigalupo (Agence VU). En "Me llamo Filda Adoch", la fotoperiodista italiana expone también en el Couvent des Minimes uno de los trabajos más personales de esta edición de Visa pour l'Image.

Foto: Martina Bacigalupo (Agence VU)

La propia protagonista de la muestra, una mujer ugandesa que sufrió la amputación de una pierna tras la explosión de una mina, explica su vida en los pies de foto de las imágenes con un lenguaje tan sencillo como claro y estremecedor en algunas ocasiones.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

En muchas de las fotografías, hechas con muy poca luz, Filda aparece más como una sombra que como una figura definida, pero en todas ellas se aprecia claramente la relación de sinceridad recíproca entre la fotógrafa y la retratada.

Artículos relacionados (2)
Con texto fotográfico
Martina Bacigalupo
15 / SEP 2011
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar