Actualidad

La foto que ha puesto en jaque a Visa pour l’Image

7

La manipulación de una imagen de la guerra de Vietnam expuesta en la última edición del festival de Perpiñán causa consternación en la profesión fotoperiodística

Jean-François Leroy, en Visa pour l'Image 2012. Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
22
JUN 2015

En un sector de egos tan desarrollados como el fotográfico, no es ningún secreto que la figura de Jean-François Leroy, fundador y director del festival Visa pour l’Image, brilla con luz propia. Adicto a las declaraciones polémicas y últimamente a las críticas sin paliativos al certamen World Press Photo, esta vez el festival de Perpiñán se ha convertido en el centro de la actualidad fotográfica por culpa de la exposición estrella durante la última edición: “Los del norte.”

Dejando a un lado las ganas que (por lo visto) algunos tenían de pillar a Leroy en fuera de juego y pagarle con su misma moneda (él mismo se ha defendido asegurando que no entiende el origen de tanta rabia), lo cierto es que la investigación realizada por los reporteros daneses Helle Maj y Jorn Stjerneklar y publicada en el blog de su agencia Mayday Press ha puesto en jaque la credibilidad de Visa pour l’Image y en estos últimos días ha copado muchos titulares, sobre todo en la prensa gala.

Aunque el origen de la polémica se sitúa en la manipulación de una de las fotografías expuestas y realizadas en 1970 por el vietnamita Doan Cong Tinh, la historia no se queda ahí. De hecho, en las últimas horas ha trascendido una segunda fotografía expuesta por Visa pour l'Image que, según los expertos consultados por los citados reporteros, también ha sido retocada para añadir más humo a la imagen original.

Todo un clásico ya en la historia del retoque fotográfico: en 2006 Reuters tuvo que retirar una imagen en la que, de forma bastante más tosca que en este caso, se habían clonado zonas para añadir más humo y dramatismo a la escena bélica.

La foto original (izquierda) junto a la manipulada con técnicas digitales. En la original se adivina además un retoque en la cascada. | Foto: Doan Cong Tinh

Pero más allá del escándalo en torno a los retoques sufridos por estas imágenes de gran valor histórico y documental (no olvidemos que esto no es fotografía de moda), la búsqueda del autor de la manipulación llevó a estos dos reporteros a dar con otro dato: la exposición presentada por Visa pour l’Image como inédita en realidad parece estar basada en un trabajo realizado hace más de diez años.

Parece o lo está, porque la presunción de inocencia en este caso se diluye al ver una portada de National Geographic en 2002 en la que los reconocidos fotógrafos Doug Niven y Tim Page presentaban el fruto de varios años de trabajo para recopilar las fotografías de la guerra de Vietnam tomadas por el bando comunista.

La exposición presentada por Visa pour l’Image como inédita en realidad parece estar basada en un trabajo realizado hace más de diez años

Algo que, como ellos mismos relataban en ese reportaje (“Another Vietnam: Pictures of the War from the Other Side”) y en un documental sobre el mismo tema que fue nominado a los premios Emmy aquel mismo año, no se había hecho hasta la fecha.

Curiosamente algo parecido vendió doce años después el fotógrafo Patrick Chauvel –también fotógrafo de guerra en Vietnam- a Visa pour l’Image: una exposición inédita que por primera vez reunía el trabajo de varios fotógrafos del otro bando y que, según él mismo explicaba, había sido fruto de años de investigación en los archivos del gobierno de Vietnam para dar con las imágenes y sus autores, escanearlas, restaurarlas…

Incluso la foto que se usó para presentar la exposición –denuncian escandalizados desde Mayday Press- es la misma que se empleó en la citada portada de National Geographic y basada en una instantánea de Mai Nam hecha en 1968. Para colmo, Chauvel cambió la imagen para eliminar a una segunda persona que aparecía en el fondo.

A la izquierda, cartel de la exposición y el libro "Los del norte" (sin el faldón amarillo de promoción). A la derecha, carátula del documental de National Geographic realizado 12 años antes.

Pero volviendo a la fotografía de Doan Cong Tinh que muestra a unos soldados ascendiendo con una cascada de fondo (y que el mismo fotógrafo comentó para Quesabesde), sigue sin estar claro el origen de la manipulación. En un libro de 2000 la misma foto aparece con un aspecto muy distinto, y aunque se percibe que el agua de la cascada también había sido clonada (algo que podría encajar con la teoría de que el negativo estaba en mal estado y tuvo que ser restaurado), no se habían borrado elementos como en la versión expuesta en Perpiñán.

“El original estaba dañado” es la única explicación dada por el autor cuando se le pregunta por el caso. Que un hombre de 72 años que se apartó de la fotografía profesional hace más de 30 fuera capaz de realizar ese retoque tampoco es una teoría –apuntan los autores de toda esta investigación- demasiado creíble.

doan cong tinh
Doan Cong Tihn acudió a la última edición de Visa pour l'Image para presentar la muestra en la que participaba con esa y otras fotos. | Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

En realidad fue Doug Niven, uno de los autores del trabajo original en 2002, quien descubrió y escaneó la mayoría de las imágenes. Pero él mismo asegura que aunque el 70% de las fotografías expuestas en Visa pour l’Image el verano pasado pertenecen a ese grupo, nunca había visto la ya famosa instantánea de la cascada.

A partir de ahí, cada uno puede sacar sus propias reflexiones sobre el artista de Photoshop que ha conseguido dejar pendiente de un hilo la credibilidad de la que pasa por ser la cita más importante del mundo con el fotoperiodismo. Con Visa pour l’Image herida en su prestigio –tampoco World Press Photo pasa por sus mejores momentos-, está claro que este próximo mes de septiembre todas las miradas volverán a estar puestas en Perpiñán y su director.

7
Comentarios
Cargando comentarios