Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
Crónica

África en el visor de Visa pour l’Image

 
4
SEP 2015
Ivan Sánchez | Perpiñán

En un continente donde la corrupción y los conflictos bélicos son dos de los frenos más importantes al motor del desarrollo, la ausencia de un sistema judicial efectivo favorece la impunidad de crímenes de guerra tales como las violaciones sistemáticas. En febrero de 2014 se instauró en Minova, en la República Democrática del Congo, un tribunal provisional que investigó las violaciones que perpetró en esa ciudad una de las facciones en guerra a finales de 2012.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
Una gran panorámica del río Congo preside la exposición de Pascal Maitre, una de la media docena de trabajos con África como trasfondo que pueden verse estos días en Visa pour l'Image.

Diana Zeyneb Alhindawi fotografió esos tribunales, como también algunas de las víctimas de esos abusos –no solo mujeres, sino también hombres y niños-, que debían cubrirse por el estigma que eso supone en el país centroafricano, y grupos de supuestos agresores.

“Los juicios por las violaciones de Minova”, instalada en el Palais des Corts, es una de las seis exposiciones de Visa pour l’Image 2015 con el continente africano de trasfondo. El trabajo de Zeyneb Alhindawi trata uno de esos temas a los que los grandes medios de comunicación no atienden pero que ganan visibilidad gracias a premios como el Visa d'Or Humanitario que le ha concedido este año el Comité Internacional de la Cruz Roja.

visa pour l
Foto: Diana Zeyneb Alhindawi
visa pour l
Foto: Diana Zeyneb Alhindawi

La República Democrática del Congo limita al norte con la República Centro Africana, donde la violencia se ha adueñado del país en una escalada que no parece vislumbrar fin y comienza a recordar tristemente a lo sucedido en Ruanda hace tan solo 20 años. Marcus Bleasdale y Edouard Elias narraron este asunto desde perspectivas y ángulos totalmente diferentes. Ambos trabajos pueden verse en el Couvent des Minimes.

Bleasdale fotografió la violencia y sus resultados a pie de calle, con la población que sufría esos abusos y las fuerzas del orden, que a partir de enero del pasado año intentaron calmar los ánimos entre la facción musulmana Seleka y los cristianos antibalaka. Las suyas son fotografías que narran de primera mano el devenir de los acontecimientos.

visa pour l
Foto: Marcus Bleasdale (Human Rights Watch / National Geographic Magazine)
visa pour l
Foto: Marcus Bleasdale (Human Rights Watch / National Geographic Magazine)

Edouard Elias, que sucede a Maxim Dondyuk en la consecución del premio Rémi Ochlik al Joven Reportero, viajó como empotrado con la legión francesa, cuyos soldados son los verdaderos protagonistas de su trabajo en detrimento de la población autóctona. Sus fotografías tienen ese punto de épica visual tan utilizado por Hollywood en determinadas escenas bélicas y que Elias utiliza para dar visibilidad a los soldados galos, siempre desde el punto de vista de estos.

visa pour l
Foto: Edouard Elias (Getty Images Reportage)
visa pour l
Foto: Edouard Elias (Getty Images Reportage)
Daniel Berehulak expone “La epidemia de ébola”, también en el Couvent des Minimes. Las fotografías del conocido fotoperiodista australiano han dado la vuelta al mundo gracias a The New York Times y al premio Pulitzer conseguido este año.

Los azules y amarillos saturados de los trajes de protección que llevan los equipos médicos ayudan a dar en esas imágenes una atmósfera de artificialidad que refuerza la intervención por causas de fuerza mayor. Pese al alto riesgo de contagio, Berehulak fue uno de los fotógrafos –como el español Samuel Aranda- que acudieron a documentar la crisis humanitaria que se estaba dando en África Occidental y viajó Liberia, Guinea y Sierra Leona.

visa pour l
Foto: Daniel Berehulak (Getty Images Reportage / The New York Times)
visa pour l
Foto: Daniel Berehulak (Getty Images Reportage / The New York Times)

Siempre en el centro del continente, pero acorde con sus temáticas generalmente más lúdicas, Pascal Maitre realizó un viaje través del mítico río Congo, que atraviesa la República Democrática del Congo y le sirve de frontera primero con el Congo y luego con Angola antes de desembocar en el Atlántico.

Con más de 30 millones de habitantes en su cuenca y como única vía de comunicación efectiva (aunque recorrerlo entero puede llevar varios meses), el río Congo es un hervidero que marca el estado de la vida en la región centro-occidental de África.

visa pour lvisa pour lvisa pour lvisa pour l

De izquierda a derecha y de arriba abajo, las exposiciones de Tomasevic, Zeyneb Alhindawi, Abdiwahab y Elias

visa pour l
Ivan Sánchez (Quesabesde)
visa pour l
Ivan Sánchez (Quesabesde)
visa pour l
Ivan Sánchez (Quesabesde)
visa pour l
Ivan Sánchez (Quesabesde)

Si hace más de un siglo sirvió de inspiración al dramaturgo polaco Joseph Conrad y Maitre nos da hoy una visión más actual del mismo, los dos parecen retroceder a los estadios originarios de la civilización. La muestra cuenta con una gigantesca panorámica de un recodo del río.

Nuestro periplo por el Visa pour l’Image más africano sigue sin salir del convento, donde se muestra otro de los platos fuertes del festival: “Burundi: tres veces no.”

visa pour l
Foto: Goran Tomasevic (Reuters)
visa pour l
Foto: Goran Tomasevic (Reuters)

Durante un mes y medio el conocido fotógrafo de guerra Goran Tomasevic estuvo en el pequeño país al norte del lago Tanganica para cubrir las protestas contra Pierre Nkurunziza tras presentarse a un tercer mandato. (La constitución de Burundi no recoge esta posibilidad, pero Nkurunziza se hizo de nuevo con la presidencia hace solo dos semanas.)

Los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes causaron varias muertes y dejaron episodios de gran tensión que el fotoperiodista serbio documentó con una proximidad que habría firmado el mismo Capa.

visa pour l
Foto: Pascal Maitre (Cosmos / National Geographic Magazine)
visa pour l
Foto: Pascal Maitre (Cosmos / National Geographic Magazine)

La violencia que se ha apoderado de Somalia desde 1991, que se encuentra en un estado permanente de semiguerra civil con diferentes facciones intentando hacerse con el control del país, es el objeto de la séptima y última muestra que pone el foco en África. “Somalia hecha añicos” es el trabajo diario de Mogamed Abdiwahab, principalmente en la capital Mogadiscio.

Son escenas de una gran dureza con las que el joven reportero de AFP se plantea continuamente los riesgos de su profesión: “Nunca sabes si regresarás vivo a casa. La mayoría de las historias que cubro están relacionadas con la violencia, y cualquier día podría ser yo la víctima.”

visa pour l
Foto: Mogamed Abdiwahab (AFP)
visa pour l
Foto: Mogamed Abdiwahab (AFP)

Nota: el resto de exposiciones destacadas de Visa pour l'Image 2015 aparecen reseñadas en esta otra crónica publicada ayer.

Fuentes y más información
Artículos relacionados (4)
Con texto fotográfico
Diana Zeyneb Alhindawi
07 / ENE 2016
Más artículos relacionados
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar