Crónica
VISA POUR L'IMAGE 2006: CRóNICA

Una ciudad volcada con el fotoperiodismo

 
13
SEP 2006
Ivan Sánchez   |  Perpiñán

Todo en Perpiñán huele estos días a fotoperiodismo. Las 30 exposiciones que la organización reparte por el casco antiguo de la ciudad abarrotan sus pequeñas calles de profesionales que pasean su acreditación. Miles de aficionados y curiosos se deleitan durante dos semanas con las imágenes de las noticias de los últimos doce meses. Y es que la ciudad del sur de Francia organiza, un año más, el Festival Internacional de Fotoperiodismo Visa pour l'Image. Y van 18.

Perpiñán parece haberse vestido de gala para el festival más importante del mundo del fotoperiodismo, envuelto en una inmensa afluencia de público y una gran participación de profesionales. Desde el pasado 2 de septiembre y hasta el próximo día 17, la ciudad concentra toda su atención en distintos puntos, desde el Hotel Pams y el Palacio de Congresos, hasta las nueve sedes donde pueden verse las 30 exposiciones, pasando por las incontables muestras que el festival paralelo Visa Off propone.

Llegamos al Palacio de Congresos a las 9:30 de la mañana, dispuestos a iniciar una jornada -la del pasado viernes- tranquila. En la agenda de nuestro primer día en Perpiñán hay sólo unas pequeñas notas marcadas como importantes o imprescindibles: visitar cuatro de las nueve exposiciones y realizar algún contacto para el día siguiente.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

Todas las muestras están ubicadas en nueve edificios históricos que, desde hace ya tres años, conocemos en meticulosa peregrinación. Parece fácil, pan comido.

Pero el dinamismo de esta ciudad durante la semana profesional del Festival nos envuelve en una carrera sin pausa por verlo todo, por asistir a tantos coloquios y conferencias como sea posible, fotografiar más de una inauguración y coordinar nuestra agenda con la de cuantos profesionales tenemos que entrevistar. Un ritmo frenético.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

Ya por la noche, peregrinamos, como tantos otros acreditados, invitados y aficionados, para llenar las gradas del Campo Santo, que durante una semana será testigo de más de 10.000 imágenes proyectadas, entrevistas en directo, el repaso a doce meses de actualidad y la entrega de los merecidos premios.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

Nosotros mismos formamos parte de ese ajetreo que, en el Palacio de Congresos, es máximo. Entre tantas idas y venidas del salón principal a la planta reservada a las agencias, tenemos tiempo de comprobar la eficiencia de Aperture. La nueva aplicación para edición de Apple hará sin duda las delicias de cuantos trabajan en digital -la mayoría-, facilitando una labor hasta ahora poco sencilla.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

Canon, el único fabricante que patrocina el evento, presta sus mejores cámaras y ópticas tratando de copar la atención de los fotoperiodistas profesionales. Y ni que decir tiene que la mayoría de fotógrafos han aprovechado la ocasión para realizar la limpieza de sensor que la firma nipona ofrece de forma gratuita.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

No nos pasa por alto que Perpiñán encierra cierta magia; la misma que nos permite, en sólo dos horas, entrevistar a Tino Soriano (National Geographic), fotografiar a David Allan Harvey (Magnum Photos) mientras visiona un porfolio y retratar a Elliott Erwitt (también de Magnum Photos) junto a su famosa fotografía de Nixon y Kruschev.

Las veladas, colofón perfecto para un día ajetreado
Dar detalles de cuanto acontece es tarea imposible. Si nuestra agenda es tan apretada como improvisada, no queremos ni pensar cómo será la de los fotógrafos que exponen sus imágenes, o la de los ya consagrados que dan conferencias, dedican libros y atienden a medios de comunicación.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

Eso sí, merecen especial atención los galardonados a lo largo de las veladas con los siguientes premios: Visa de Oro Noticias a Shaul Schwartz (Getty Images) por Evacuación de la franja de Gaza; Visa de Oro Magazine a Todd Heisler (Rocky Mountain News-Polaris-Deadline) por Saludo Final, y Visa de Oro Prensa Diaria a Sergio Caro (El Periódico de Cataluña).

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

Sin dejar de lado el Premio Care International al Reportaje Humanitario para Hazel Thompson (Eyevine) por Niños tras los barrotes - dentro de las cárceles filipinas; el Premio de la Ciudad de Perpiñán al Joven Reportero para Tomas van Houtryve por la Caída del Rey Dios en Nepal, y el Premio Canon a la Mujer Reportera para Véronique Viguerie (World Picture Network) por su trabajo en Afganistán.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

Y ninguna crónica de lo que ha sido el decimoctavo Visa pour L'Image quedaría completa si no se hiciera mención a un nombre propio como el del recientemente fallecido Arnold Newman, al que se ha rendido homenaje por su dilatada carrera.

Nombres como Paul Fusco (Magnum Photos), Gerd Ludwig (National Geographic) y el ovacionadísimo Igor Kostin (Sigma-Corbis) por sus fotografías sobre el desastre de Chernobyl. Y, cómo no, Elliott Erwitt, cuyo sentido del humor ha puesto una nota alegre y distintiva en un festival que cada año se hace eco de las tragedias más destacadas.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar