• Paolo Woods: "Ha sido el tema más difícil en el que me he metido en mi vida"
  • Sebastian Gil Miranda: "Me involucro en la historia y busco la forma de ...
Con texto fotográfico

"Tienes que luchar para que tu cliente te contrate por tus fotos, no por tu precio" Víctor Martí

17
Foto: Víctor Marti (El Marco Rojo)
28
ABR 2016
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

Fotografía de boda, un género desdeñado durante muchos años por su aparentemente escaso margen de innovación. Pero hace ya tiempo que la tendencia se ha invertido. Conversamos con Víctor Martí, cofundador de El Marco Rojo, la prestigiosa y galardonada firma española de fotografía de boda que ha colaborado en la gestación del nuevo libro de la colección FotoRuta, dirigido precisamente a este colectivo profesional. Martí, que procura dar a los novios el espacio y la intimidad necesarias para obtener imágenes espontáneas, tiene claro que la formación visual de las jóvenes parejas es mucho mayor que la de generaciones anteriores.

Víctor Martí

Manuela y Curro son una pareja madrileña que se casó en Hondarribia en primavera. Normalmente nuestros novios, sobre todo los que tenemos aquí en España, no son muy de posar y lo que les gusta es que se intervenga lo menos posible. Obviamente hay algunos momentos en los que, como fotógrafo, tomo las riendas de la boda, en las fotos de grupo o después de la ceremonia. En este caso nos fuimos a dar una vuelta por Hondarribia y durante unos 25 minutos les hice algunas fotos sin posar con las que ambos se sintieron cómodos.

Son el cliente tipo que tenemos en El Marco Rojo: gente a la que no le gusta tener que posar. Nadie nace posando y los novios no son modelos, con lo cual es incómodo para ellos. Lo que a mí me va a condicionar con los novios durante el posado -que unas veces son 10 minutos, otras 15 y si tienes suerte 25- es la luz. La luz condiciona todos mis movimientos con los novios en ese momento y durante toda la sesión.

Busco puntos de luz, sea esta directa o indirecta, pero que me diga algo, que me transmita, que me provoque una foto. En esa sesión en concreto nos metimos en el portal de una casa porque la luz que entraba era muy bonita. ¿Qué les digo ahí? Pues algo en plan ‘este es vuestro momento, el único en que vais a poder estar realmente solos; aprovechad para contaros qué os ha parecido la ceremonia’. Intento que todo fluya, que se sientan cómodos, no tener que pedirles ‘ponte así o asá’. Lo único que sí les pido es que miren hacia la luz, porque si están en contraluz es un problema. Pero nada más lejos del ‘agárrala por aquí’.

"Lo bonito de la fotografía de boda es que en un mismo día haces diferentes tipos de fotografía: documental, de producto, de moda…"

En mis fotos siempre hay una distancia con respecto a los novios. No siempre es buena, pero es lo que marca que no se sientan invadidos o forzados a hacer algo. Incluso a veces no me ven. Ese movimiento mío, ese buscar el ángulo en vez de que lo busquen ellos o de que tengan que hacer un gesto más forzado repercute mí, en que sea yo quien se mueve, quien anda, quien busca el ángulo, las sombras y las luces.

La luz es la que más condiciona todo, pero también los fondos, las texturas que me encuentro durante el paseo que hago. Todo eso es lo que hace que me mueva de una manera u otra. Luego también hay que tener en cuenta que no llevamos distancias focales muy grandes. Trabajo con un 35 y un 85 milímetros, y si veo que tengo un contraluz bonito para jugar con la silueta, pues igual utilizo el 35. También llevo un 24, pero no suelo usarlo para estas fotos. Casi todo lo hago con el 35 y el 85.

Para esta foto salí fuera por varias razones. Siempre que se pueda hay que hablar con el maquillador y el peluquero, llegar un poco antes a la casa de la novia para evitar lo que nos pasa muchas veces: que el maquillador la ha metido en sitios angostos y sin luz, que son muy cómodos para ellos porque tienen cerca un enchufe y un espejo a mano.

A mí no me gusta que el maquillador aparezca en las fotos porque es una persona ajena a la vida de la novia. Sí me gusta el momento, el gesto, sus manos. Me gusta la acción de un pincel que entra en la cara sin que salga la persona, porque no es significativa para los novios. En este caso era la mano que agarra el espejo.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El libro "Fotografía de boda", un nuevo título de FotoRuta firmado por Manuel Santos y en el que han participado los estudios El Marco Rojo y Xpression International.

"En este trabajo hay gente sin pasión, y si no tienes pasión lo único que haces es sufrir y hacer un mal trabajo"

El maquillaje es un momento tranquilo de la boda, y me puedo permitir jugar con la profundidad de campo, así que me gusta trabajar con diafragmas más abiertos. Si llevo objetivos f1.4, pues trabajo en f1.8 o f2, que me permite desenfocar mucho los fondos y concentrar toda la atención en el detalle. No recuerdo exactamente qué diafragma utilicé para esta foto, pero sí que me habría gustado que Manuela estuviese más desenfocada y el foco más en el ojo que se refleja en el fondo.

Lo que ahora se llama fotografía documental de boda o fotoperiodismo de boda creo que no es del todo cierto. Otra cosa es lo que nosotros queramos vender. Si el 80% de nuestra fotografía en una boda es documental, siempre habrá un 20% que no lo es: esos 25 minutos en los que nos convertimos en fotógrafos de moda. Lo bonito de la fotografía de boda es que en un mismo día haces diferentes tipos de fotografía: documental, de producto, de moda… Y juegas con flashes, reflectores o lo que tengas a mano. En este caso le pedí a mi ayudante que reflejara la luz del sol en la cara.

Somos fotógrafos muy completos. Pero llamar a la fotografía de boda solo fotografía documental o fotoperiodismo no es real. Sí es verdad que ha habido un cambio enorme con respecto a lo que se hacía antes. Es un tipo de fotografía más pausada, más de retrato.

Ha habido un problema con la crisis. Antes esta era una fotografía denostada. Yo, que vengo del fotoperiodismo, cuando decía que me dedicaba a hacer bodas me miraban con desdén y lo único que me decían era: ‘Bueno, es dinero.’ Pero eso siempre me ha cabreado muchísimo, porque yo me lo paso bien. Yo digo con mucho orgullo que soy fotógrafo de boda. Y es que este tipo de fotografía ha cambiado, y eso lo ves cuando escuelas importantes y de tradición purista incluyen másteres en fotografía de boda.

Esa gente que trabajaba en medios de comunicación, en moda o en producto y que se quedó sin trabajo ahora hace bodas. Pero es gente sin pasión, y en este trabajo, si no tienes pasión, lo único que haces es sufrir y hacer un mal trabajo.

"Unos se gastan el dinero en el solomillo y otros en un buen fotógrafo. Luego vienen los lamentos, pero que cada cual lo gestione como pueda"

Respecto al típico primo con la réflex que les hace las fotos, eso ya depende de la cutrería de cada pareja. Pero cada uno se gasta el dinero en lo que le da la gana: unos se lo gastan en el solomillo, y otros en tener un buen fotógrafo de boda. Luego vienen los lamentos y las lágrimas, pero que cada cual lo gestione como pueda.

Tenemos que hacernos valer, no tirar los precios haciendo bodas a 800 euros. Si tienes un trabajo y los fines de semana haces bodas por 500 euros, luego a ver qué entregas y cuándo lo entregas. Tienes que luchar para que tu cliente te contrate por tus fotos, no por tu precio.

Nosotros trabajamos mucho en América Latina, donde hay un respeto absoluto por el fotógrafo. ¿Por qué? Pues porque allí hay una tradición audiovisual diferente a la que tenemos en España. En Colombia, México o Venezuela han tenido siempre un fotógrafo de cabecera: hacían una fiesta y siempre venía un fotógrafo; mejor o peor, pero había un fotógrafo. Allí están muy acostumbrados a esa figura, aquí no.

Yo creo que las nuevas generaciones que vienen ahora son mucho más ricas intelectualmente y culturalmente, saben y exigen mucho más. Ahora ya nadie quiere un fotógrafo que haga posados.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Fuentes y más información
Artículos relacionados (1)
17
Comentarios
Cargando comentarios