• "Espero que a través de estas fotografías la realidad en Sudáfrica cambie"
  • "Cada compañía entiende algo totalmente diferente por Full HD, y eso no ...
Entrevista
VéRONIQUE DE VIGUERIE, FOTOPERIODISTA

"Irrumpió un kamikaze en el cibercafé y se inmoló: tuve miedo, pero es parte de mi trabajo"

 
11
NOV 2007

Véronique de Viguerie ganó el pasado año el premio a la Mujer Fotoperiodista que otorga Canon. Este año, su exposición en la Église des Dominicains fue uno de los platos fuertes de Visa pour l'Image. La fotoperiodista francesa, que a sus 29 años trabaja para la agencia World Picture Network, concedió a QUESABESDE.COM una entrevista en la que relata su experiencia en Afganistán y hace especial hincapié en la situación por la que pasa el convulso país asiático.

En 2006 te hiciste con el Premio a la Mujer Fotoperiodista en Visa pour l'Image con fotografías de Afganistán. ¿Por qué Afganistán, que es uno de los países más fotografiados en los últimos años?

Decidí hacer este tema sobre los talibanes porque creía que era la primera que podría fotografiarles, ofreciendo a la gente una historia inédita.

Además, era una buena idea, porque ya tenía los contactos hechos de mi anterior visita. Quise ir un poco más allá en el tema de los talibanes, ya que se trata de otra generación distinta a aquellos que controlaron Afganistán en 1996. Se trataba de dar una visión más actual de la situación en estas áreas controladas por ellos.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
De Viguerie convivió con talibanes en Afganistán para realizar su trabajo. "Descubrí que eran hombres, y no los demonios que había imaginado", se sincera.

¿Cuál es la situación actual en esas zonas que permanecen bajo control talibán?

La situación es realmente mala en el sur de Afganistán. La mayoría de provincias y poblados están controladas por los talibanes, y estadounidenses, británicos y alemanes están intentando retomar esas posiciones. Hay mucha lucha y bombardeos, y hay muchísima gente viviendo en campos de refugiados que planea volver.

Están quemando las escuelas para chicas, y sus padres tienen miedo de enviarlas a estudiar. La situación es muy preocupante y mucha gente vive con miedo.

Foto: Véronique de Viguerie
Foto: Véronique de Viguerie

Trabajar en Afganistán debe ser complicado para una mujer europea. ¿Tuviste algún problema mientras realizabas tu trabajo, o quizás ibas con escolta?

No, para nada: nunca trabajo con guardaespaldas ni nada parecido. Además, ser una mujer europea allí es casi una ventaja. Los hombres, en cierta forma, te tratan como si te tuviesen que proteger; son más abiertos a las mujeres que a los hombres, ya que los ven como competencia.

Pero la gran ventaja de ser una mujer [en Afganistán] es que puedes fotografiar a mujeres afganas con mucha más facilidad. Si fueses un hombre, probablemente eso sería imposible.

Foto: Véronique de Viguerie
Foto: Véronique de Viguerie

Algunos fotógrafos han sido amenazados, otros secuestrados e incluso algunos han muerto en Oriente Medio. ¿Viviste alguna situación que te haya hecho temer por tu integridad?

En mayo de 2005 estaba en un cibercafé, cuando irrumpió un kamikaze y se inmoló, matando a dos chicos que estaban junto a mí. No sé cómo ocurrió todo, pero, afortunadamente, no me pasó nada.

Cosas como ésta ocurren a veces en Afganistán, y si tienes mala suerte, puedes verte envuelto en ellas. Pero esto no me detuvo en mi trabajo. Sí es cierto que tuve miedo, pero es parte de mi trabajo.

Foto: Véronique de Viguerie
Foto: Véronique de Viguerie

En tus fotografías hay escenas tanto de los guerrilleros talibanes como de las fuerzas aliadas internacionales, ¿Buscabas ser imparcial?

Sí, eso era clarísimamente lo que intenté. Tenía algunas ideas, ciertos prejuicios por lo que había visto en la televisión, oído en la radio y leído en la prensa acerca de los talibanes y de los soldados norteamericanos.

Pero cuando estuve con los talibanes, descubrí que -en realidad- ellos eran hombres, y no los demonios que yo misma había imaginado. Fueron simpáticos y respetuosos conmigo. Por supuesto, no me gusta la idea de encasillar a la gente, pero en una situación así era inevitable.

Foto: Véronique de Viguerie
Foto: Véronique de Viguerie

Y me ocurrió lo mismo con los soldados aliados. No estaba de acuerdo con lo que habían venido a hacer en Afganistán y mis prejuicios hacia ellos eran evidentes. Pero cuando pasé algún tiempo con ellos, vi que eran gente joven, con buen sentido del humor y encantadores.

En realidad, son gente normal, y eso es parte de lo que he querido reflejar con estas fotografías.

¿Fue difícil conseguir permisos o realizar contactos para hacer estas fotografías en ambos bandos?

Con los americanos no es demasiado difícil: basta con una acreditación. En cambio, con los talibanes es un poco más complicado.

Pero como yo había vivido en Afganistán durante un tiempo, tenía muy buenos contactos. Tener un buen contacto allí lo es todo. La confianza ha de ser mutua, y no se gana en una o dos semanas, sino después de mucho tiempo. Sólo gracias a estos contactos conseguí realizar estas fotografías de los talibanes.

Foto: Véronique de Viguerie
Foto: Véronique de Viguerie

Durante las acciones militares y las patrullas, ¿te movías con alguna de las dos partes?

Con los talibanes estuve en primera línea de fuego, pero jamás fui de patrulla con ellos. Mi objetivo no era, en ningún caso, obtener fotografías de talibanes matando a americanos.

Sin embargo, sí que acompañé a los soldados americanos en patrullas, y había bombardeos y fuego cruzado continuamente. Pensé mucho en las víctimas inocentes que causaban las bombas americanas. Cuando les acompañaba, pasé realmente mucho miedo.

Foto: Véronique de Viguerie
Foto: Véronique de Viguerie

¿Cómo compaginaste tu trabajo para la agencia World Picture Network con el reportaje que debías presentar para el Premio a la Mujer Fotoperiodista de 2006?

Básicamente, trabajo para mí misma o en grupo con una periodista. Juntas decidimos un tema que pueda ser interesante para trabajar y lo proponemos a diferentes revistas, principalmente francesas.

Foto: Véronique de Viguerie

A veces obtenemos algo de dinero para financiar el reportaje por parte de alguna revista que luego tendrá las fotografías. Después estas fotografías pasan a formar parte de mi agencia [Wolrd Picture Network], que las distribuye, lo que significa que muchas de ellas se venderán más de una vez.

Actualización: se han añadido (13 de noviembre) seis nuevas fotografías realizadas por Véronique de Viguerie para ilustrar la entrevista.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar