Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Dossier

15.000 fotos al día

10

Visitamos los estudios de vente-privee, la principal empleadora de modelos de Francia y responsable de una de las mayores producciones fotográficas de Europa

23
MAR 2015
Iker Morán | París

En un país como Francia, ¿qué empresa puede ser la mayor empleadora de modelos? Pese a que el primer impulso puede llevar a pensar en alguna firma de moda, la respuesta correcta es bastante más sorprendente: vente-privee, una web dedicada desde 2001 a las llamadas ventas flash en Internet y que aterrizó en España en 2006.

Y no solo modelos, porque con un plantel de 70 fotógrafos entre los colaboradores y los que trabajan de forma interna, cuesta imaginar alguna empresa que mueva semejantes cifras en torno a la fotografía. De ahí que no hayamos dudado en coger un avión y plantarnos en las oficinas de esta compañía en París para intentar descubrir cómo es un flujo de trabajo con 15.000 fotos diarias.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Las antiguas rotativas de Le Monde acogen ahora la Digital Factory de vente-privee, donde se encuentran la mayoría de platós y estudios de la empresa.

Pese a que en España no es el nombre más conocido dentro de este sector tan en alza de venta de stocks sobrantes –dicho así, de hecho, suena bastante menos glamuroso-, se trata de una de las marcas más potentes al otro lado de los Pirineos.

Su creador y máximo responsable, Jacques-Antoine Granjon, es allí una auténtica celebridad, y las pullas con Jeff Bezos –máximo responsable de Amazon- son todo un clásico. Sin ir más lejos, cuando Amazon anunció sus planes de envío mediante drones, Granjon respondió con un divertido spot sobre envío por teletransporte. La curiosa mascota de la compañía, por cierto, ayuda mucho a darle un toque informal al conjunto.

vente-privee
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
vente-privee
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Una espectacular colección de arte preside las oficinas de la compañía. En la imagen superior, una escultura con perchas realizada por David Mach.

Las cifras son impresionantes: un plantel de 70 fotógrafos que producen 15.000 fotos diarias

La colección de arte que uno se encuentra nada más entrar en su sede –con un impresionante gorila hecho con perchas y firmado por David Mach- ya parece querer dejar claro que estamos ante una de esas compañías de éxito en las que da igual que se esté vendiendo moda o latas de conservas. La estética y la imagen son muy importantes. Y las fotos también, claro.

Ventas flash, producciones efímeras

“Cada producto tiene el tratamiento de una campaña de alta costura; es la marca de la casa”, nos explican los responsables de comunicación de la firma. Por eso cada venta implica una producción fotográfica mayor o menor dependiendo del volumen y del presupuesto.

Algunas veces se trata solo de las fotos de producto; en otras hay sesión en exteriores con modelos, y a veces incluso se crea un vídeo y una música para lanzar esa campaña de venta. Y algo que sorprende –al menos a los no habituales del sector- en estos tiempos en los que externalizar es la palabra de moda: todo se hace en la propia casa.

vente-privee
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
vente-privee
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Al frente de la empresa está Jacques-Antoine Granjon (en la imagen superior). Siempre con chaqueta de cuero, es uno de los empresarios más conocidos de Francia.

Una plantilla de 2.100 trabajadores da salida a casi 14.000 ventas anuales para un público potencial de 24 millones de personas

Visitamos uno de los estudios de grabación de música donde se han creado desde canciones para campañas de ropa interior (blanco y negro, sonidos cálidos…) hasta temas para productos de electrónica. No se trata de crear una imagen de marca, nos explican, porque cada compañía ya la tiene, sino de reforzar alguno de sus puntos.

Vídeo, música, sesión de fotos… Producciones exprés que se resuelven en apenas tres días de trabajo -en el caso de las más grandes- y que están destinadas a ser efímeras y durar solo lo que se alargue la venta. Algo que requiere una coordinación de espacios y equipos que apasionaría a los amantes del orden en su sentido más estricto. Cada estudio, cada sesión, la llegada y salida de cada producto… todo está planificado al milímetro.

vente-privee
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
vente-privee
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
En las oficinas de vente-privee en París hay una sección dedicada a cada país. Sobre estas líneas, creatividades para diversos productos frescos.

Mucho más en las épocas de mayor auge, los meses antes de Navidad y en abril, de cara a la campaña de verano. Aunque con casi 14.000 campañas anuales en todo el mundo y 80 millones de productos en 2014 no parece que haya demasiado margen para una época tranquila en esta casa, que en el último ejercicio facturó 1.700 millones de euros.

Modelos virtuales y reales

Ante esas cifras de venta y facturación apabullantes no es de extrañar que el resto de apartados de la compañía también presenten unos números cuando menos sorprendentes.

Concretamente se habla de esas 15.000 fotografías disparadas diariamente que tanto nos llamaron la atención. Imágenes que se toman en los estudios repartidos entre sus oficinas principales y la denominada Digital Factory, otro edificio situado a pocos minutos de allí y donde -por cierto- antes estaba la imprenta del diario Le Monde.

vente-privee
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
vente-privee
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Las sesiones de fotos se suceden en los platós repartidos en la Digital Factory de vente-privee. Cuando se está trabajando con prendas de ropa interior, un cartel lo advierte en el exterior.

La compañía presume de ser la mayor empleadora de modelos de Francia, pese a que usa una tecnología que le permite prescindir de ellas

Del trabajo se ocupan unos 70 fotógrafos, algunos de ellos en plantilla y otros externos. Y aunque la compañía utiliza una tecnología que elimina en muchos casos a los modelos de la ecuación, presume de ser también la mayor empleadora de modelos de Francia. Y tal vez de fotógrafos, porque con el permiso de las grandes agencias, cuesta imaginar alguna empresa que a día de hoy tenga semejante número de efectivos en plantilla.

Y es que la importancia de las fotografías es clave en el proceso, según podemos comprobar visitando diversos estudios en los que hay sesiones en ese momento. La venta de marcas de moda es, con diferencia, el principal negocio, así que esos productos protagonizan la mayoría de las fotos que vemos.

vente-privee
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
vente-privee
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
La fotografía de productos sigue unos parámetros muy concretos. La idea es tener que retocar lo menos posible las imágenes.

En algunos casos son accesorios o prendas que no requieren creatividad más allá del guion y las vistas clásicas. En otros se trata de una sesión de moda más tradicional, posiblemente para la imagen de entrada de la campaña. En algunos estudios un cartel nos advierte de que se está fotografiando ropa interior, así que podemos entrar pero no sacar fotos.

A la planta superior de la Digital Factory directamente no podemos acceder. Ni nosotros ni la mayoría de la gente, porque es allí donde se trabaja con el sistema automatizado de fotos de Looklet, una empresa sueca en la que vente-privee tiene una participación.

vente-privee
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
vente-privee
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Se trabaja sobre todo con la Canon EOS-1D X y equipos de iluminación Profoto. La sala de material sería el sueño de cualquier aficionado a la fotografía.

Se trata de un sistema pensado para grandes producciones de catálogos de moda en la que básicamente se elimina el trabajo con modelos creando unos virtuales con partes de fotografías reales. Una suerte de maniquíes virtuales perfectos que, según sus creadores, simplifica y abarata las producciones, y que también ha convencido a gigantes de la moda como H&M.

Lo que sí podemos visitar es el cuarto del material, sin duda el sueño de cualquier aficionado a la fotografía: decenas de ópticas, sistemas de iluminación de Profoto y un total de 60 cámaras Canon EOS-1D X constituyen, a grandes rasgos, el inventario fotográfico usado a día de hoy.

vente-privee
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
vente-privee
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Cada venta implica crear una campaña de lanzamiento. Se hacen las fotos, se diseñan creatividades e incluso se compone la música para acompañar los anuncios.

Decenas de ópticas, sistemas de iluminación de Profoto y un total de 60 cámaras Canon EOS-1D X constituyen a grandes rasgos el inventario fotográfico

Pero no todo es moda. En otro set se fotografían botellas de vino con un sistema de cúpula antirreflejos que nos piden que no fotografiemos para evitar que alguien se aproveche de la idea, que por lo visto también han desarrollado para vente-privee.

No parece una cuestión menor lo de los reflejos, teniendo en cuenta que vente-privee vendió un millón de botellas de vino y champán a lo largo de 2013 para consolidarse como el mayor distribuidor de este producto en Francia. Esto es, junto al jamón (producto estrella español en las ventas de esta compañía), lo más vendido dentro de la gama de alimentación.

vente-privee
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
vente-privee
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Una inmensa tabla se encarga de poner orden en las sesiones de cada estudio. La simpática mascota de vente-privee (en la fotografía superior) acecha en cada rincón.

La comercialización de productos frescos en esta modalidad de venta flash todavía no ha llegado a España, pero en Francia ya hace tiempo que está operativa y cuenta incluso con un departamento propio de creatividad.

“Fotografiar unas chuletas de cordero no es fácil”, nos confiesan. O mejor dicho: lo complicado es fotografiarlas y crear algo visualmente atractivo. De nuevo la idea es mantener ese look asociado a la moda incluso para este tipo de productos. A la vista de la pared que recoge las creatividades de las diferentes campañas realizadas en los últimos meses, parece que el equipo dedicado en exclusiva a este segmento sí lo consigue.

Poco retoque

Con este volumen de fotos diarias la pregunta es casi obligada: ¿cómo es eso de retocar miles de imágenes a diario? Más allá del trabajo de los estilistas y de los fotógrafos en el propio estudio, otro equipo se ocupa de esta tarea antes de que todas esas fotos pasen a formar parte durante unos días del espacio dedicado a esa venta.

El público potencial es de 24 millones de personas en todo el mundo. No son clientes, sino socios, según la particular terminología usada en esta casa en la que a los trabajadores (unos 2.100 en total, 50 de ellos en España) se les denomina colaboradores.

vente-privee
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
vente-privee
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Las fotos de producto vienen ya casi perfectas de las sesiones, por lo que solo hace falta tocar un poco el color y la textura

En realidad -nos explica uno de los técnicos encargados de esta tarea mientras detiene por un instante su trabajo con una de las fotos- el trabajo de posproducción es en general bastante ligero. Las fotos de producto vienen ya casi perfectas de las sesiones, por lo que tan solo hace falta tocar un poco el color y la textura. Además, todo está bastante automatizado para poder gestionar semejante flujo de imágenes.

Foto de moda casi sin retoque, uno de los mayores estudios de fotografía para la que en realidad es una compañía de venta on-line y modelos virtuales que dan trabajo a 70 fotógrafos. Parece que unos cuantos tópicos se nos han caído en esta visita exprés –y de color rosa, claro- a París.

vente-privee
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

O tal vez simplemente es que el futuro de la fotografía profesional –al menos de parte de ella- va en una dirección en la que no pensamos cuando hablamos de este sector. En cualquier caso, seguro que más de uno a partir de ahora mira con otros ojos esas ofertas que cada día le llegan a su correo electrónico.

10
Comentarios
Cargando comentarios