Actualidad

Los fabricantes chinos siguen ganándole terreno a Samsung, que pierde un 7% interanual

1

Huawei, con un crecimiento del 95% con respecto al año pasado, lidera la carrera para hacerse con las plazas de Apple y Samsung. Lenovo sigue sus pasos

Huawei Ascend P7
Huawei Ascend P7
El reciente Ascend P7 de Huawei es una de las estrellas chinas en alza.
30
JUL 2014

La mano de hierro con la que Samsung ha dominado la industria telefónica comienza a exhibir temblores. A pesar de que la compañía surcoreana sigue siendo el mayor fabricante de smartphones del mundo, su posición empieza a verse seriamente amenazada por la pujanza de unos fabricantes chinos con tanto hambre como éxito. Así lo pone de manifiesto el último estudio de la firma IDC, que ilustra el imparable ascenso de empresas como Huawei y Lenovo.

De acuerdo con las cifras cotejadas por IDC, Samsung distribuyó 74,3 millones de teléfonos en todo el mundo durante el segundo trimestre de 2014 y posee el 25,2% del mercado global dentro del segmento smartphone. Estas cifras siguen siendo la envidia de la industria, pero los ejecutivos del fabricante tienen motivos sobrados para sentirse intranquilos; año a año, la cuota de mercado de Samsung ha descendido un 7%, y no parece que esta caída vaya a frenarse mágicamente el próximo ejercicio.

Huawei y Lenovo están erosionando a gran velocidad la cuota de mercado de Samsung, que cada vez encuentra más rivales en todos los escalones en los que compite

Apple, anclada de nuevo en la segunda posición del ranking, se encuentra ante una situación distinta. La firma de la manzana, que movió 35,1 millones de terminales inteligentes el pasado trimestre y cuenta con una cuota del 11,9%, ha experimentado un descenso de 1,1 puntos con respecto al mismo periodo del año pasado, aunque en su caso las ventas de terminales han aumentado de forma muy notable, con un incremento interanual del 12,4% frente a la caída del 3,9% experimentada por sus rivales surcoreanos.

Dicho con otras palabras, Apple sigue mejorando sus ventas, pero no al ritmo suficiente como para que su cuota de mercado haga lo mismo.

La causa de este desaguisado la tienen Huawei y Lenovo, en tercera y cuarta posición respectivamente. El caso de Huawei es especialmente notable, puesto que año a año su volumen de teléfonos distribuidos ha crecido un explosivo 95,1%, hasta llegar a los 20,3 millones de unidades y una cuota del 6,9%. La futura propietaria de Motorola, por su parte, se apuntó 15,8 millones de terminales durante el pasado trimestre y una cuota del 5,4%, con incremento en las ventas del 38,7%.

LG, en quinta posición, movió 14,5 millones de teléfonos durante el segundo trimestre (lo que supone un alza del 38,7%) y se hizo acreedora del 4,9% del mercado.

El poder de las marcas locales

Las cifras de IDC pintan un panorama aciago para Samsung, cuyo mercado está sufriendo los efectos de la erosión causada por el imparable flujo de terminales económicos y de gama media procedentes desde China. Precisamente, la dinámica del mercado de la Gran Muralla también está experimentando cambios importantes, y tanto es así que según la firma de estudios Kantar Worldpanel, Xiaomi ha logrado la proeza de arrebatar la segunda posición a Apple.

Las ventas de estas compañías seguirán horadando los resultados de Samsung y Apple a corto y medio plazo. No conformes con su presencia en los escalones bajos e intermedios, Huawei y ZTE han hecho públicos sus planes para lanzar más y mejores smartphones de gama alta, poniendo en un brete aún mayor a los Galaxy S y iPhone. Xiaomi, además, se encuentra en pleno proceso de expansión internacional.

El estudio de IDC señala explícitamente a Huawei y Lenovo como catalizadores de los cambios que está experimentando las listas de ventas, pero no son los únicos. Aproximadamente la mitad de los smartphones comercializados en el mundo son fabricados por compañías sin representación en este top 5, y allí es donde juegan un papel clave otras compañías, especialmente firmas más locales como Oppo y Coolpad, especialmente potentes en China, o la francesa Wiko, cuya presencia en algunos países europeos empieza a ser notable.

1
Comentarios
Cargando comentarios