• Jordi Cotrina: "Es una imagen simbólica porque él ha sido el verdadero ...
  • Alberto Cuéllar: "Bono cogió mi cámara, se giró para que le diera bien ...
Con texto fotográfico

"Es una foto preciosa a pesar de la sangre" Uly Martín

 
Foto: Uly Martín
11
JUN 2009
Declaraciones obtenidas por Eduardo Parra

Fotógrafo de El País, los ojos de Uly Martín han sido la correa de transmisión de cientos de historias entre los protagonistas de la actualidad y el gran público. Moda, cine, política o deportes se quedan pequeños ante la mirada del fotoperiodista cuando en lo más perdido del mundo se descubre que la bondad de la gente no se mide por lo que tiene, sino por lo que no tiene.

Uly Martín

El trasfondo de esta foto es un viaje de 16 españoles organizado por la firma farmacéutica Pfizer. Se trataba de médicos que, durante sus vacaciones, se fueron a Vietnam a operar el tracoma, una enfermedad que afecta a los párpados metiéndolos hacia dentro del ojo y que provoca que las pestañas rocen el globo ocular, pudiendo provocar ceguera.

Uno de los pacientes operados por estos médicos nos recibió en su casa después de la operación. Es la mujer de la foto, Ta Thi Hac, de 73 años. En su país, para pagar esta operación, habrían necesitado tres años de trabajo para reunir el dinero, pero los médicos occidentales operaron a 1.500 personas en quince días.

Cuando les pedimos a ella y a su sobrina entrevistarles y hacerles unas fotos nos dijeron que sí, pero no por el dinero, sino porque su naturaleza es amable. Esta gente te invita a su casa y te meten hasta dentro. Sólo te piden que te descalces.

Reflejar la tarea de los médicos era mi trabajo. Las imágenes surgían por todas partes, pero hacía falta una que resumiera esta labor.

La foto la hice en su casa, en una sala sin tabiques. Ella estaba sentada en el borde de su cama, con una luz lateral que entraba por la ventana de su dormitorio-salón. Disparé desde la puerta con un [teleobjetivo de] 200 milímetros; no quería usar un angular.

Llevaba sobre su cabeza un pañuelo de color rojo que destacaba sobre el fondo gris de la pared. Un hilillo de sangre recorría su mejilla; mientras, una mosca se posaba sobre sus ojos vendados. Sólo había que apretar el disparador.

Es una foto preciosa, a pesar de la sangre. La cara de paz de esa señora, la atmósfera que la rodea? está tan contenta, tan agradecida.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar