Actualidad

Uber lanzará un servicio de helitaxis en colaboración con Airbus

1

El constructor europeo proporcionará los aparatos, dirigidos a un programa piloto con el que Uber quiere llegar más allá del alquiler de coches con chófer

El Airbus H130 será uno de los aparatos utilizados por Uber en su programa piloto. Foto: Airbus
18
ENE 2016

Acuciada por unas autoridades cada vez más dispuestas a ver a los conductores de Uber como empleados y por unas leyes no siempre en sintonía con sus intereses, Uber ultima el lanzamiento de un nuevo servicio de alquiler de vehículos con chófer radicalmente distinto al actual. Lejos de limitar su negocio a tierra firme, la compañía oficializará próximamente un nuevo servicio de helitaxis en colaboración con Airbus.

La noticia ha sido revelada por Tom Enders, consejero delegado del constructor europeo, que se ha adelantado a la propia Uber al reconocer en declaraciones al diario The Wall Street Journal la creación de un programa piloto gracias al cual los usuarios de Uber podrán enviar un helicóptero a su posición desde el teléfono móvil.

Este programa piloto será lanzado esta semana coincidiendo con el festival de Sundance. Siguiendo en apariencia las bases de economía colaborativa en la que se fundamenta el negocio de Uber, la polémica compañía estadounidense no proporcionará los helicópteros ni los pilotos por sí misma sino que coordinará las reservas realizadas por sus clientes en colaboración con una empresa de Utah. Como parte de esta fase de pruebas, Airbus ofrecerá varios helicópteros H125 y H130.

Con los ojos en el cielo y los pies en la tierra

Uber, que posee una valoración de más de 60.000 millones de dólares, lleva tiempo experimentando con todo tipo de negocios paralelos. La compañía está invirtiendo con fuerza en las tecnologías de conducción autónoma de cara al eventual lanzamiento de flotas de vehículos de alquiler sin conductor humano, al tiempo que trata de mantener el tipo en países como España sustituyendo su polémico servicio como facilitador de automóviles con chófer con el reparto de comida a domicilio.

Esta asociación también resulta provechosa para Airbus. A pesar de que se trata de un simple programa piloto muy limitado en escala, el constructor de aviones y helicópteros ha experimentado un acusado descenso en las ventas a consecuencia de la caída del precio del petróleo, lo que ha impactado negativamente a algunos de sus mayores clientes. El negocio de los helitaxis es relativamente pequeño para Airbus, pero también lo era Uber cuando se lanzó a la carretera en 2009 entre los recelos de sus rivales.

1
Comentarios
Cargando comentarios