• Una aproximación global a la figura de Agustí Centelles
  • Kim Manresa expone en Madrid fotografías de su trabajo con la ONG Payasos ...
Agenda fotográfica

La felicidad en blanco y negro

 
9
FEB 2007

Es el turno de Txema Salvans en la Vitrina del Fotógrafo, en el barcelonés Palau Robert. La exposición, que lleva por título "El logro de la felicidad", es una mezcla de la ironía, picardía e intencionalidad propias del reparto de imágenes del fotógrafo catalán. Pero también de intromisión aceptada, festividad y originalidad innata.

Resulta complicado mostrar en tan poco espacio, en tan pocas imágenes, un tema. Y mucho más dar a entender la visión de un autor. Sin embargo, las 23 fotografías de tamaño medio en blanco y negro y el vídeo que las acompaña estos días en el Palau Robert de Barcelona consiguen con creces reflejar el optimismo de Txema Salvans.

La selección de imágenes, que podrá visitarse hasta el próximo día 18 de febrero en la Vitrina del Fotógrafo del Palau Robert, en Barcelona, nos acerca a la particular visión que el fotógrafo catalán tiene de la felicidad.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

Titulada "El logro de la felicidad", la muestra es un ejemplo claro del original estilo de Salvans. Los encuadres a que nos tiene acostumbrados, en muchas ocasiones con sujetos desenfocados en primer plano -curiosos por el propio fotógrafo-, contrastan con una escena nítida en un segundo plano lleno de intencionalidad.

La felicidad la explica el fotógrafo en una serie de imágenes que parecen mostrar un momento sencillo de ocio.

Foto: Txema Salvans
Foto: Txema Salvans

Pero es la fuerza de los sujetos la que imprime carácter a su obra. Perros con una actitud curiosa, casi humana -son fotografías que en ocasiones recuerdan a la maestría del propio Erwitt-, gente disfrutando de fiestas, encuadres inusuales en bodas y comuniones, escenas de playa y domingueros junto a un coche repleto de bártulos para el picnic...

Como en casa
Nada mejor que conocer al sujeto para fotografiarle. Con el escollo de la distancia superado, en un pequeño apartado de la exposición Salvans se dispone a deleitarnos con una frescura inusual en el retrato. Y lo hace tomando como modelos a sus propios familiares, conocidos y amigos, que posan junto a fotografías que él mismo les ha regalado.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

El resultado, como no podía ser de otra forma, es espontáneo, original y en algunas imágenes está cargado de la intimidad que les imprime la cotidianeidad con que Salvans parece fotografiar a los suyos.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

Los encuadres utilizados son, de nuevo, marca de la casa, el sello de un estilo propio. En ellos, tan protagonista es el sujeto -en ocasiones, un perro- como el ambiente que le rodea y que no es ajeno al fotógrafo.

Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar