Actualidad

Un nuevo protocolo promete simplificar la transmisión inalámbrica entre dispositivos

 
17
JUL 2008

Tocar un televisor con una cámara digital y que las fotos aparezcan directamente en la pantalla. Ésta es, en líneas generales, la propuesta del nuevo protocolo TransferJet, creado por quince relevantes compañías -Sony, Canon o Samsung entre ellas- del sector tecnológico. Con una tasa de transferencia de hasta 560 Mbps, pretende convertirse en un referente para simplificar la transmisión inalámbrica de archivos.

Si hasta ahora la transmisión sin cables de información entre dos dispositivos se repartía entre las tecnologías Bluetooth y Wi-Fi -y más minoritariamente por infrarrojos-, el nuevo protocolo TransferJet pretende hacerse un hueco en este segmento, vital en la mayoría de dispositivos de última generación.

Y es que la conexión sin cables sigue siendo una de las asignaturas pendientes de muchos aparatos, como las cámaras digitales.

La clave de la tecnología TransferJet es su extrema sencillez, que no requiere ninguna compleja configuración o manejo. Basta con acercar o tocar dos aparatos -la distancia de comunicación está en torno a los 3 centímetros, apuntan- para activar la transmisión.

Una propuesta que recuerda bastante al sistema de interacción táctil propuesto por Microsoft en su futurista Surface. En aquel caso, bastaba con depositar -por ejemplo- una cámara de fotos sobre la superficie activa del citado dispositivo para que las fotos se transmitieran automáticamente.

Respecto a la velocidad de transmisión, los datos oficiales aseguran que el nuevo protocolo es capaz de ofrecer una tasa de transferencia de hasta 560 Mbps.

Amplio apoyo
Tan importante como su aparente sencillez de manejo es el fuerte apoyo con el que el nuevo protocolo se ha presentado en público.

Así, el consorcio encargado de desarrollar esta tecnología e implementarla cuenta con el respaldo de -entre otras- Sony, Panasonic, Nikon, Canon, Olympus, Samsung y Kodak, y está abierto a la adhesión de nuevos miembros.

Sin datos concretos sobre su implementación en productos ni sobre la llegada de los primeros dispositivos armados con esta tecnología, sus defensores sí han hecho hincapié en la variedad de aplicaciones posibles, tales como la transmisión de música, fotografías o vídeo en alta definición.

Fe de erratas: la distancia de transmisión entre los dispositivos es de 3 centímetros y no de 3 metros, como se había apuntado en la noticia.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar