• Danica O. Kus: "La arquitectura es poesía"
  • Òscar Rodbag: "Siempre intento no ser agresivo ni intrusivo con la cámara"
Con texto fotográfico

"Los supervivientes me suplicaron que la historia no quedara en el olvido" Tracey Shelton

 
Foto: Tracey Shelton (GlobalPost)
4
ABR 2013
Declaraciones obtenidas por Calvin Dexter

Aunque el mayor reconocimiento internacional le llegó tras ser testigo en primera línea del ataque letal de un tanque sirio a un grupo de rebeldes en Alepo, Tracey Shelton lleva desde 2009 cubriendo zonas de conflicto en Oriente Medio y el norte de África. Esta fotoperiodista australiana, corresponsal de GlobalPost, ha escapado de un secuestro saltando por el balcón de un hotel, ha grabado la captura y apaleamiento de Gadafi y ha trabajado arriesgando su vida mientras sus fotos han ido llenando las páginas de Time o The Sydney Morning Herald y sus vídeos han nutrido los noticiarios de cadenas como la BBC o la CNN.

Tracey Shelton

Sus nombres eran Issa, Ahmed y Sheik Mahmoud Qasim. Pertenecían al batallón Noor al-Den al-Zenki. En septiembre del año pasado estuve varios días con ellos en el frente [de Alepo, en Siria], antes de que la explosión de un tanque acabara con sus vidas justo delante del objetivo de mi cámara.

Suelen preguntarme a menudo qué pensé en aquel momento. Sinceramente, cuando el peligro te golpea lo único que puedes hacer es concentrarte en lo que estás haciendo. Y cuando ese momento termina dispones de la oportunidad de preguntarte qué ha pasado y si alguien ha sobrevivido. Todo sucede tan rápidamente que no hay manera de saber qué ha ocurrido hasta que se disipa el humo. Rebuscas en tu memoria para recordar quién estaba allí delante de pie. Miras a tu alrededor en busca de caras conocidas intentando dilucidar quién falta. Es un sentimiento nauseabundo.

En cualquier grupo de gente siempre hay un personaje, aquel bromista que levanta el ánimo. En ese grupo era Issa, un cuentacuentos, un cómico alegre y el jefe del grupo. Su hermano menor Ahmed, con tan sólo 17 años, era valiente y determinado. El severo Sheik Mahmoud nunca bajaba la guardia. Aunque los otros solían bromear sobre su actitud inalterable, él siempre vigilaba el puesto y cuidaba de sus camaradas. A pesar de la atmósfera relajada que había apenas unos segundos antes de la explosión, él fue el primero en reaccionar. El vídeo [del cual aquí mostramos un fotograma] revela de modo conmovedor que su último pensamiento fue instar a Ahmed que se protegiera.

Como corresponsal de guerra el peligro y la muerte no son extraños para mí. Está claro: en la guerra mueren soldados y quizás el siguiente seas tú. El golpe es más duro en algunas ocasiones que en otras. Haces amistades cuando estás en el frente y entonces, en una fracción de segundo, las risas y las bromas se convierten en una búsqueda de cuerpos destrozados y últimos alientos.


Secuencia completa del ataque con las explicaciones (en inglés) de Tracey Shelton para GlobalPost.

La decisión de publicar o no publicar algo nunca es fácil. Después de este ataque los supervivientes me suplicaron que la historia no quedara en el olvido. Me hicieron comprobar los datos una y otra vez. ¿Había apuntado bien los nombres? ¿Y el nombre del batallón? Era importante para ellos que sus amigos no hubieran muerto en vano; que su muerte tuviera repercusión en el mundo exterior.

Pero la realidad es que la muerte de estos tres hombres palidece en comparación con el número de muertos [en el conflicto siriano], que se estima que ya ha superado los 90.000. Las imágenes de su muerte, junto con el trabajo de docenas de fotógrafos brillantes que han cubierto el conflicto de Siria desde el principio, sirven para ponerle un rostro humano a tan impactante cifra.

Entre las víctimas de esta guerra hay niños, mujeres, civiles, soldados rebeldes, soldados del régimen, oficiales del gobierno, voluntarios, activistas y periodistas. Detrás de esta sobrecogedora cifra hay 90.000 historias. A excepción de unas pocas, el resto no serán contadas.

Después de la muerte de Issa, Ahmed y Sheik Mahmoud, poco ha cambiado. Como en cualquier otro conflicto, nuevos soldados reemplazan a los caídos y la batalla de Alepo y Siria prevalece. Mientras el conflicto entra en su tercer año, el número de muertos continúa creciendo y el combate sigue librándose con rabia y sin un final a la vista.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar