Actualidad

Toshiba planea comercializar en 2007 televisores SED de 55 pulgadas

 
2
OCT 2006

Tras años de anuncios y retrasos, la tecnología SED, proclamada como sustituta natural del LCD y el plasma por sus promotores -Toshiba y Canon-, puede hacer su aparición en el mercado a finales de 2007 en el formato de 55 pulgadas. Así se desprende de las declaraciones que un directivo de Toshiba ha realizado en la feria japonesa CEATEC.

La tecnología SED, acrónimo de Surface-conduction Electron-emitter Display (pantalla de superficie conductora emisora de electrones), en desarrollo desde 1987 por Toshiba y Canon, podría finalmente ver la luz a finales de 2007 en forma de pantalla de 55 pulgadas. Al menos así lo ha afirmado el responsable de desarrollo de SED de Toshiba, Naoaki Umezu, en una entrevista concedida a CNET en el marco de al nipona feria tecnológica CEATEC.

El SED, cuyo lanzamiento ha sufrido ya varias demoras desde que fuera inicialmente anunciado en 2005, aspira a sustituir a las tecnologías existentes en el mercado de los televisores planos. Pero sus elevados costes de producción, combinados con el descenso generalizado en los precios del LCD y el plasma, amenazaban con una prematura muerte antes de su nacimiento.

Sin embargo, según la noticia publicada hoy, Toshiba ha incluido importantes avances -aunque no desvelados- en el proceso de producción de las pantallas SED que harían que estos paneles fueran "competitivos en precio con los LCD", según Umezu.

Los nuevos televisores podrían llegar al mercado nipón a finales de 2007 en su formato de 55 pulgadas. En función de la demanda, Toshiba estudiaría la posibilidad de explotar otros tamaños y acercarse a otros mercados.

La fábrica que poseen conjuntamente Canon y Toshiba estaría en disposición de producir 65.000 unidades mensuales, ampliables en función de las necesidades.

Similar a un CRT, pero plano
El SED es un dispositivo de visualización plano que utiliza un emisor de electrones, alojado en cada píxel de la pantalla, para excitar los fósforos que la componen y provocar su combustión. Es, por tanto, una tecnología emisora de luz que combina el funcionamiento de los CRT y la estética de dispositivos planos como el LCD o el plasma.

A efectos prácticos, cada píxel de la pantalla hace las funciones de un pequeño televisor de tubo. El SED es, junto al OLED, uno de los dispositivos de visualización que pujarán en los próximos años por sustituir a los televisores actuales.

Como dispositivo, tiene todas las ventajas e incluso mejora algunas de los CRT (contraste, color, velocidad de respuesta...), pero sin los inconvenientes asociados a su gran tamaño y limitada superficie de pantalla.

Lo mejor de la tecnología SED es su prometida relación de contraste, de aproximadamente 50.000:1, muy por encima de cualquier otro sistema vigente. Por lo demás, su velocidad de respuesta, próxima al plasma y al CRT, garantiza la eliminación del efecto de imagen fantasma, talón de Aquiles de los LCD.

La esperanza de vida, por el contrario, al basarse en la combustión de fósforos, se equipara a la del plasma y el CRT, de unas 30.000 horas, lejos de las 60.000 de las que presumen los LCD. Nada se sabe aún sobre la posible inmunidad o afectación del efecto de imagen quemada, del que adolecen otras tecnologías emisoras.

Lo que sí ha trascendido a través de los prototipos conocidos es su bajo consumo eléctrico: casi la mitad que el de un televisor de plasma y por debajo del de un LCD.

Fuentes y más información
Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar