Actualidad

La crisis llega a NEC y Toshiba, que anuncian pérdidas y casi 25.000 despidos

 
30
ENE 2009

La recesión económica mundial no da tregua al sector de la tecnología de consumo y especialmente a las compañías niponas. Toshiba y NEC Electronics han sido las dos últimas en subirse a la imparable noria de malos resultados económicos y reducciones de plantilla ante la caída del consumo y la consiguiente reducción del mercado de componentes. A los 4.500 despidos anunciados por Toshiba, NEC suma un plan que reducirá su fuerza de trabajo en nada menos que 20.000 trabajadores.

No sólo los productores directos de dispositivos tecnológicos se ven afectados por el descenso en la demanda, sino que también los grandes suministradores de componentes son arrastrados por esta tendencia. Buena prueba de ello son los resultados económicos que NEC Electronics y Toshiba, dos de los grandes fabricantes japoneses de chips y semiconductores, acaban de anunciar.

Siguiendo la estela de otras compañías del sector, las dos multinacionales no han conseguido cerrar el último cuatrimestre con unas cuentas saneadas. Toshiba, uno de los mayores fabricantes de memoria NAND del mundo, refleja unas pérdidas de 1.800 millones de dólares, frente a los 467 millones de beneficios obtenidos anteriormente. Sus ventas -apuntan desde Business Week- cayeron más del 20% durante los últimos meses de 2008.

Más de 20.000 despidos
Tampoco son buenos tiempos para Nec, que ha visto como algunos de sus clientes más importantes -Toyota o Nintendo, entre otros- también cerraban el año con malos resultados.

El recorte de gastos es, como siempre, la primera medida que han adoptado las dos compañías nada más presentar sus resultados. Una estrategia que no sólo congela el plan de Toshiba de abrir una nueva fábrica en Japón, sino que también contempla el despido de unos 4.500 trabajadores de su plantilla fija y temporal.

En esta misma línea se mueve NEC, aunque el volumen de esta empresa -con más de 150.000 trabajadores es una de las más grandes del país en número de empleados- hace especialmente duro sus plan de reestructuración.

Nada menos que 20.000 despidos prevé la compañía para afrontar unas pérdidas netas de más de 3.000 millones de dólares.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar