• "Con el formato Beta estábamos solos, pero con el Blu-ray la situación es ...
  • "La gestión del color sigue siendo la asignatura pendiente del sector"
Entrevista
XAVIER PASCUAL, TOSHIBA ESPAñA

"El HD DVD tiene cubiertos los frentes de la informática, la electrónica de consumo y las videoconsolas"

 
2
ENE 2007

Toshiba es padre y principal adalid del HD DVD, rival del Blu-ray en la guerra de formatos de alta definición que ya se libra en Europa. QUESABESDE.COM ha tenido la oportunidad de charlar con Xavier Pascual, presidente de Toshiba España y vicepresidente de la zona sur de Europa de la compañía, que se ha mostrado confiado en la victoria del HD DVD gracias a factores como el precio, el apoyo del que goza en el sector informático o su aprobación por parte del DVD Forum.

¿Por qué un consumidor tiene que sustituir su DVD tradicional y dar el salto a la alta definición?

[El término] alta definición lo dice todo: significa mayor calidad de imagen. Lo que se busca en un televisor, ahora con los [dispositivos] HD y Full HD, es tener la máxima calidad posible en imagen y sonido. Ya teníamos esos televisores, pero con un reproductor DVD convencional que no conseguía sacar la máxima efectividad.

¿Por qué HD DVD y no Blu-ray?

Nosotros entendemos que con el HD DVD hemos conseguido un formato de alta definición a un precio muy competitivo. Éste es un punto importante: el factor precio.

En segundo lugar, está la compatibilidad con el anterior formato: los DVD antiguos se podrán utilizar en el equipo de HD DVD, porque están basados en la misma tecnología. Todos los que tenemos DVD en casa hemos sufrido el paso del VHS al DVD y tenemos un armario lleno de películas de vídeo. Toshiba ha conseguido esta compatibilidad para que podamos utilizar también las antiguas películas en DVD.

Y el tercer motivo son las prestaciones que te aporta este formato, quizá ya no comparado con el Blu-ray, sino con el formato convencional. A nivel de capacidad de almacenamiento estamos más o menos parejos [con el Blu-ray]. A nivel de sonido, yo creo que [los reproductores Blu-ray] tendrán lo mismo.

Foto: Juanra S. Salamero (Quesabesde)
Pascual, durante la entrevista mantenida recientemente con QUESABESDE.COM en Barcelona, defiende la vertiente informática del HD DVD como uno de sus puntos fuertes.

Muchos ven en esta lucha entre el HD DVD y el Blu-ray una reedición de la guerra de los formatos, tal como pasó con el Beta y el VHS hace ya tres décadas.

Hay similitudes, porque entonces también se hablaba de dos formatos de vídeo. Pero ahora hay un tema adicional: ya no sólo estamos buscando un formato de vídeo independiente, sino una integración, una convergencia con otros dispositivos.

En este caso, el HD DVD ya no es sólo electrónica de consumo: la informática también está directamente ligada con todo esto. Es un tema audiovisual, pero también es informático; es una apuesta de futuro en la que hemos de ver no sólo la calidad de imagen, sino también las interacciones con otros dispositivos y cuál te va a dar mejor rendimiento.

Nosotros entendemos que el HD DVD es un formato nacido del mundo de la informática, con Microsoft e Intel apostando directamente por él, mientras que el Blu-ray es, quizás, un formato que viene del mundo de la electrónica de consumo y con poca interacción con el mundo de la informática.

Y esto se está viendo, porque ya hay portátiles con HD DVD incluido. En cambio, de Blu-ray únicamente están los de la marca Sony.

El presidente de Universal Studios, Craig Kornblau, dijo recientemente que la guerra de los formatos había acabado y que el HD DVD había sido el ganador.

Lo cierto es que Universal está con nosotros. Aun así, determinados directores de cine ya nos han transmitido que el formato HD DVD les convence más.

Si esto es así, para nosotros, perfecto, pero hemos de ver cómo reacciona el público. Yo soy optimista, porque estoy viendo que sólo se está hablando del HD DVD. Sólo veo el logo del HD DVD en muchos sitios; veo que las empresas de cine, de momento, están invirtiendo en el HD DVD, y veo que en el mundo de la informática se está apostando claramente por nuestro formato.

Todo esto me da cierto optimismo, pero vamos a ver hasta cuándo dura este dilema. Entonces veremos claramente que el Blu-Ray no es el formato ganador.

¿Por qué esta vez no ha habido consenso como sí hubo en su día con el DVD Forum?

El DVD Forum se creó para evitar la guerra de los formatos. Toshiba, cuando tuvo su formato acabado, lo presentó en el DVD Forum y fue aprobado. Lo hicimos así porque siempre intentamos que los sistemas sean abiertos y tengan una aplicación rápida en la sociedad, y para evitar conflictos que lo único que hacen es confundir al consumidor.

Sony no ha llevado el Blu-ray al DVD Forum. Nosotros esperábamos que lo llevara para que se tomara una decisión, y si se tenía que formar un estándar adicional que juntara los dos formatos, hacerlo.

Después se mantuvieron reuniones en las que, entiendo, se pusieron muchos condicionantes sobre la mesa y no se llegó a un acuerdo. No te puedo decir con detalle cuál fue el motivo, pero lo que sí está claro es que se crean instituciones a nivel global para estandarizar un poco esto. Nosotros acudimos; la otra parte, no.

Muchas veces os referís al Blu-ray como al formato de Sony. Sin embargo, junto a Sony hay marcas como Panasonic, Philips, LG, Sharp, Samsung, Hitachi... y un largo etcétera que dan soporte a este formato.

Fue Sony quien lo inventó. Después, cada uno de los dos formatos ha ido buscando adeptos, compañías que les den soporte.

Si nos fijamos, en la parte de Sony hay sólo compañías del mundo audiovisual. En cambio, junto al formato de Toshiba tenemos compañías del mundo de la electrónica de consumo audiovisual y del mundo de la informática.

Pero el Blu-ray cuenta también con el representativo apoyo de un buen número de firmas del sector de la electrónica de consumo.

Nosotros hemos entrado hace escasamente cuatro años en el mercado español, y nuestro posicionamiento aún no está tan consolidado como lo puede estar el de Sony, Samsung, LG, Philips y otras compañías. Toshiba, si hablamos de televisores, está entre los cinco primeros del mundo.

La decisión del estándar del formato no vendrá dada por el mercado español. La gran lucha la ganará quien se imponga en los mercados americano y japonés, porque ambas compañías son japonesas, y quien consiga mayores contenidos para utilizar en los reproductores.

En España vamos a hacer una campaña en determinados puntos de venta con el Corner HD DVD, espacio en el que habrá el reproductor, la televisión Full HD y el ordenador Qosmio con HD DVD. Pero, además, adjuntaremos las películas para que el consumidor, si lo desea, pueda llevarse también los contenidos.

Esto no es posible con el Blu-ray, porque de momento en España no está disponible ni el reproductor. Estará cuando aparezca la PlayStation 3, pero hasta entonces aún queda tiempo.

¿No es demasiado optimista poner el acento en los contenidos cuando el formato Blu-ray también está fuerte en ese campo?

Lo que nosotros estamos viendo es que, aunque inicialmente haya determinados estudios a caballo de los dos, al final optarán por el formato que tenga éxito en dos cuestiones: que exista el reproductor en el mercado -en este caso, lo tenemos aquí- y que goce de la aceptación del público.

Está claro que Sony tiene un peso importante en la industria cinematográfica. Sony es Columbia y juega bastante bien con ese "lobby". Pero ya veremos después.

Nosotros detectamos que el 40% de los usuarios de televisión también lo son de informática, y todo lo que se está generando ahora, como el Windows Vista, está preparado para el HD DVD. En informática tenemos un gran jugador a nuestro favor.

Los discos HD DVD alcanzan una capacidad de 15 GB por capa, hasta un máximo de 45 GB en la versión de triple capa que Toshiba está desarrollando. Del formato Blu-ray ya se venden discos ópticos de doble capa con 50 GB, pero existen prototipos de hasta 200 GB. ¿Qué importancia tendrá la capacidad?

La capacidad de almacenamiento es importante hasta cierto punto. Hay un determinado nivel [de espacio de memoria] que hoy día el usuario normal no cubre al cien por cien. Con 500 GB de memoria, es probable que haya gente que no use más de 100 GB.

Puede ser que con la tecnología digital mucho más avanzada, la alta definición más desarrollada o cuando se incluyan formatos interactivos, como va a tener el HD DVD, se tenga necesidad de más [capacidad].

Pero, en un principio, Toshiba evaluó que era suficiente. Nosotros ya estamos saliendo con 45 GB, y el Blu-ray está con 50 GB. Es decir, no habrá tanta diferencia en lo que se refiere a la capacidad de almacenamiento.

Además, seguro que el Blu-ray se está desarrollando en temas en los cuales es débil respecto al HD DVD. No creo que [la capacidad] sea el punto básico para decir si va a ganar uno u otro. Es importante, pero no decisivo, porque al final vamos a utilizar un nivel de capacidad que cubra las necesidades de los clientes.

Muchos consumidores sueñan con un reproductor híbrido que funcione con los dos sistemas para ahorrarse quebraderos de cabeza. ¿Es posible la hibridación?

Sí, es posible la hibridación. Lo que ocurre es que supone un coste muy importante. Piensa que estás pagando los derechos por los dos formatos. Puede haber consumidores con capacidad para comprarlo, pero son pocos y no es el mercado al que van enfocados este tipo de reproductores.

Más que a una solución de hibridación se ha de tender a una solución única. Al final, lo que se intenta con este tipo de dispositivos es que la tecnología esté disponible para el gran consumo, y para ello sabemos que el factor precio es importante. Al consumidor no lo puedes liar.

La gente comenta a veces que vamos a vivir con varios formatos como ya se convive con las consolas, sector en el que puedes tener la Xbox, la Nintendo o la PlayStation. Pero yo lo dudo. Las videoconsolas son formatos individuales, y con un reproductor la película la van a disfrutar tres personas.

Veo complicado que al final puedan convivir en el mismo mercado los dos formatos, y más teniendo en cuenta que lo que se intenta con los contenidos es optimizarlos, no duplicarlos.

La previsión de ventas de Toshiba para este primer año en España se sitúa en 10.000 unidades. 5.000 de ellas irán integradas en los ordenadores portátiles Qosmio y otras 5.000 en los reproductores domésticos. ¿No es una cifra poco ambiciosa?

Cuando hablamos del primer año en España, no estamos hablando de todo el año 2007, sino de nuestro año fiscal, que se acaba en marzo. La parte fuerte es la campaña de Navidad, y consideramos que antes de verano vamos a vender todas estas unidades.

Pero claro, [el primer reproductor HD DVD] se ha lanzado en diciembre, y en realidad estamos hablando de cuatro o cinco meses. Las cifras son aceptables, teniendo en cuenta el dilema que se está produciendo en el consumidor.

La PlayStation 3 es una de las piezas claves para el éxito del Blu-ray. Su lanzamiento en Europa se ha retrasado hasta el 17 de marzo, pero en los mercados japonés y estadounidense ya está presente. ¿Cómo ve Toshiba la irrupción de la PS3?

La videoconsola es el caballo de batalla de Sony para introducir la tecnología Blu-ray dentro de las casas. Pero, en cualquier caso, la PS2 [PlayStation 2] ya tiene DVD, y muy poca gente la utiliza como reproductor. Normalmente, la gente usa su aparato de DVD, y más cuando es algo que puede estar tanto en el comedor como en la habitación de los niños.

El impacto que puede tener [la PS3] es relativo, porque la principal función de la consola no es reproducir Blu-ray. De momento, acaba de salir. Tuvo su retraso, y en Europa no estará hasta el mes de marzo por temas técnicos. Veremos cuál es el nivel de satisfacción de los clientes americanos con este formato.

No creo que [la PS3] sea la clave de la decisión, porque las consolas con los videojuegos ya tienen su sentido. La gente no se compra una consola y la usa de reproductor; son dispositivos separados.

Por otro lado, Microsoft ha sacado ya la Xbox con el HD DVD opcional. Es decir, también jugamos en ese campo. En informática estamos muy consolidados, en electrónica de consumo también estamos y en el mundo de las videoconsolas vamos de la mano con Microsoft. Estamos cubriendo frentes.

Dejando a un lado el HD DVD, llama la atención que Toshiba ha visto aumentar considerablemente sus beneficios en la zona sur de Europa. ¿Cuál es la clave de este éxito?

Independientemente de que tanto en Portugal como en España e Italia los mercados han crecido una media del 20%, Toshiba ha tenido unos buenos resultados: el 47% de facturación en España, alrededor del 50% en Italia y el 54% en Portugal. Han sido cifras muy buenas.

Yo creo que el cliente empieza a valorar la calidad de los productos Toshiba. Antes había muchos clientes que entraban por primera vez en el mundo del portátil y valoraban mucho el factor precio.

Toshiba ha adquirido casi un 20% de la fábrica de paneles LCD que LG.Philips está construyendo en Polonia. Parece fuerte la apuesta de la compañía por el mercado de los LCD en Europa.

Sí, sobre todo en Europa, porque en Estados Unidos y Japón estamos ya presentes desde hace años. Europa es el mercado más complicado para las empresas porque tiene diferentes países, diferentes canales de distribución y -sobre todo antes- diferentes sistemas.

Después de varios años, Toshiba ha decidido apostar fuerte por Europa. Hasta ahora teníamos una fábrica en Inglaterra, y se ha pasado a Polonia para intentar minimizar costes.

En el tema de los paneles teníamos una cierta dependencia de algunos fabricantes. Ahora ya vamos a los paneles de fabricación propia. Estas inversiones transmiten que Toshiba va a apostar por Europa.

Los televisores SED llevan años postulándose como los posibles sustitutos del LCD y el plasma, pero su lanzamiento se ha retrasado varias veces. ¿Cuándo los tendremos por fin entre nosotros?

Algún modelo, creo, lo sacamos en el CeBIT. La idea, en principio, era lanzarlos a finales de 2007, durante la campaña de Navidad.

Toshiba y Canon apuestan mucho por este tipo de tecnología, porque los televisores de tubo son de los que ofrecen mejor calidad. [Con el SED] lo que se intenta es que cada píxel de la pantalla tenga un pequeño tubo. Es un mensaje más de Toshiba en su apuesta por la electrónica de consumo.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar