Actualidad

Toshiba presenta unas gafas de realidad virtual que integran la pantalla en la propia lente

 

Rivales de las Google Glass, utiliza un picoproyector que muestra la imagen sobre la lente en lugar de usar un reflector separado

Toshiba Glass
Toshiba Glass
10
OCT 2014

El interés de las grandes compañías por la realidad aumentada sigue más vivo que nunca a pesar del aparente apaciguamiento del flujo de informaciones relacionadas con las Google Glass. Pocos días después de que Sony presentara un prototipo dirigido a desarrolladores, Toshiba ha respondido a ambas empresas con la presentación en la feria Ceatec de Japón de un modelo de desarrollo propio con varias peculiaridades que lo distinguen del resto de propuestas.

El detalle más interesante de las Toshiba Glass, que es como han sido bautizadas las nuevas gafas, es la presencia de un picoproyector encargado de mostrar la interfaz del sistema. A diferencia del utilizado por Google, el mecanismo de las Toshiba Glass no está basado en un prisma flotante para proyectar la imagen sobre el ojo del usuario, sino que ésta es transmitida a la lente de las propias gafas.

De esta forma se consigue una pantalla virtual de mayores dimensiones. Además, es prácticamente imposible de diferenciar de una lente convencional, salvo que se observe de cerca.

La segunda gran diferencia de las Toshiba Glass frente a las Google Glass es que las gafas del fabricante japonés carecen de capacidad de procesamiento. El usuario necesita conectar físicamente su teléfono a las gafas (no hay posibilidad de que ambos dispositivos interactúen de forma inalámbrica, y de hecho las Toshiba Glass se alimentan desde la batería del propio terminal). Por este mismo motivo, también carecen de una cámara integrada.

La ausencia de un procesador propio puede ser un punto en contra de un dispositivo que, por otro lado, ofrece la evidente ventaja de tener un diseño más parecido al de unas gafas comunes. A cambio, estas carencias permitirán que Toshiba comercialice sus gafas a un precio más competitivo que las Google Glass, que en Reino Unido se venden por aproximadamente 1.250 euros.

La compañía, en cualquier caso, no apunta al consumidor de a pie sino al sector industrial, donde su producto podría ofrecerse en forma de paquete junto a aplicaciones y herramientas específicas para empresas. Por el momento Toshiba no ha facilitado un precio concreto ni una posible fecha de lanzamiento.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar