Actualidad
BAUTIZO HD

Toshiba Gigashot GSC-A40F: primer acercamiento

 
14
MAR 2008

Meses después de su presentación en Japón, las primeras videocámaras de alta definición de Toshiba se dejaron ver -y tocar- este martes en un acto celebrado en Barcelona. De los cuatro modelos que forman esta hornada, QUESABESDE.COM ha podido experimentar con el Gigashot GSC-A40F, capaz de grabar vídeo con un tamaño de cuadro de 1920 x 1080 píxeles.

Ya sea por sus televisores Regza, por su recientemente defenestrado formato HD DVD o por sus lectores DVD con tecnología de reescalado, no cabe duda de que Toshiba es uno de los agentes más activos en el mercado de la alta definición. De ahí que fuera de esperar la llegada -como así ha sido- de su propia línea de videocámaras HD.

El pasado mes de septiembre la marca presentaba en Japón cuatro videocámaras de disco duro, un sistema de almacenamiento en el que Toshiba tiene sobrada experiencia. Divididas en dos series, una más sencilla (K) y otra más avanzada (A), las nuevas cámaras de Toshiba lucen un atractivo diseño pero aportan pocas novedades al panorama actual.

Toshiba Gigashot GSC-A40F
Toshiba Gigashot GSC-A40F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

QUESABESDE.COM se ha centrado en una de las dos cámaras que conforman la gama alta de esta nueva saga, la Gigashot GSC-A40F, equipada con un disco duro de 40 GB y con capacidad para capturar vídeo en Full HD.

Diseño y pantalla
La A40F presume de un atractivo diseño, de formas redondeadas y elegantes, y de unas dimensiones bastante compactas.

Toshiba Gigashot GSC-A40F
Toshiba Gigashot GSC-A40F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La cámara cae bien en la mano, y su ergonomía no presenta -a primera vista- ningún defecto destacable. Los mandos más importantes quedan cerca de la mano con la que sujetamos el dispositivo, y algunos controles -como la palanca del zoom- disfrutan de un tacto francamente bueno.

La A40F pesa alrededor de 550 gramos, un peso considerable si lo comparamos con el de otros dispositivos de similares características. Aun así, es especialmente ligera gracias a su equilibrada construcción y buena ergonomía.

Toshiba Gigashot GSC-A40F
Toshiba Gigashot GSC-A40F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Toshiba Gigashot GSC-A40F
Toshiba Gigashot GSC-A40F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Destaca especialmente en el diseño la enorme pantalla panorámica de 3 pulgadas de diagonal y 230.000 píxeles de resolución, que brinda una muy buena calidad de imagen.

En el marco del LCD se encuentra un joystick que nos permite navegar por los menús y realizar algunos ajustes, y una interesantísima rueda de control para -por ejemplo- enfocar manualmente con bastante precisión y comodidad.

Toshiba Gigashot GSC-A40F
Toshiba Gigashot GSC-A40F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Toshiba Gigashot GSC-A40F
Toshiba Gigashot GSC-A40F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El manejo de la A40F se antoja muy intuitivo, y puede además configurarse muy fácilmente gracias -en parte- a unos menús lógicos, ordenados y de atractivo diseño.

En el hueco que da cabida al LCD cuando está plegado reposan, protegidas por una tapa de goma, las conexiones del dispositivo: un puerto USB, una salida de audio y vídeo compuesto y un terminal HDMI.

Sin sorpresas
Como apuntábamos anteriormente, la nueva saga Gigashot de Toshiba aporta pocas novedades destacables al panorama del vídeo en alta definición.

La A40F viene equipada con un sensor CMOS de 1/3 pulgadas y una resolución total de 2,3 megapíxeles. Está armada además con un objetivo Fujinon de 10 aumentos y un angular de 36 milímetros, cifra más que reseñable en una videocámara de estas características.

Toshiba Gigashot GSC-A40F
Toshiba Gigashot GSC-A40F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La cámara puede grabar secuencias de vídeo Full HD (1920 x 1080 píxeles) basado en el estándar MPEG4 AVC/H.264, unos de los más utilizados en alta definición, si bien el usuario puede decantarse también por un tamaño de cuadro de 1440 x 1080 píxeles. En ambos casos, la frecuencia es de 50 cuadros entrelazados.

A la espera de poder comprobar con detenimiento la calidad de imagen que ofrece esta videocámara, sus atributos técnicos nos hacen ser optimistas.

Toshiba Gigashot GSC-A40F
Toshiba Gigashot GSC-A40F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Para empezar, el sensor es tan grande como el de las videocámaras más avanzadas del mercado. Suscita buenas sensaciones también la óptica firmada por Fujinon, de cuya solvencia se han beneficiado ya algunos modelos de JVC.

Falta, eso sí, constatar la eficiencia del procesador de imagen y la calidad del compresor H.264, del que aún desconocemos la velocidad del flujo de datos.

Un buen principio
Teniendo en cuenta que se trata de un primer acercamiento al universo de las videocámaras de alta definición, la Gigashot GSC-A40F de Toshiba apunta maneras. La cámara está muy bien construida, luce un cuerpo atractivo y cabe esperar de ella un buen rendimiento.

Toshiba Gigashot GSC-A40F
Toshiba Gigashot GSC-A40F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por otro lado, se echan de menos en un modelo de estas características un estabilizador óptico, una entrada para micrófono, una zapata para accesorios y un visor electrónico.

1.200 euros
Toshiba aprovechó el acto de presentación en Barcelona para confirmar el precio final de sus nuevas videocámaras de alta definición.

La A40F podrá adquirirse por 1.200 euros, 200 menos de lo que habrá que pagar por la GSC-A100F, que comparte especificaciones con aquélla pero disfruta de un disco duro de 100 GB.

Por su parte, los modelos de la familia K, los GSC-K40H y K80H, saldrán a la venta por 700 y 800 euros, respectivamente.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar