Dossier

TooClick D01: diseñando una cámara para discapacitados visuales

 
30
MAY 2012

Una expedición polar de la que formó parte el campeón paralímpico de esquí alpino Eric Villalón fue el punto de origen de la idea: crear una cámara de fotos diseñada específicamente para usuarios con discapacidad visual. Lo que al principio sonaba casi como una locura ha acabado por convertirse en uno de los proyectos más interesantes de la asociación catalana trescucarachas. Toni Valls, uno de sus miembros, nos cuenta cómo va el desarrollo de esta singular cámara que ya tiene hasta nombre: TooClick D01.

Por ahora es sólo un conjunto de ideas y una guía de buenas prácticas, pero esto es sólo el principio, el primer paso hacia la creación de un prototipo que podría dar más adelante el salto a un producto funcional. Así lo explica Toni Valls, uno de los impulsores del proyecto de creación de una cámara digital (en realidad un modelo compacto y otro de ópticas intercambiables) pensada para fotógrafos con discapacidad visual.

Tras compartir hace tiempo una jornada de uno de los cursos organizados en Barcelona por la agrupación trescucarachas, QUESABESDE.COM ha querido saber algo más sobre esta idea que promete acercar la fotografía a un colectivo para el que, a priori, podría parecer vetada.

En este sentido, y pese a todo lo que queda por hacer, Valls se muestra optimista: "Al principio, cuando proponíamos la idea de un curso de fotografía para personas con discapacidad visual encontrábamos expresiones de sorpresa y mucha gente que aseguraba que no tenía ningún sentido."

Foto: trescucarachas
Foto: trescucarachas
La TooClick D01 con un visor extraíble (en la imagen superior) y el parasol para la pantalla plegado.

Todo comenzó en 2009 a raíz de una expedición polar ("Pol Sud Sense Límits") en la que participaron tres personas con discapacidades de distinta naturaleza. Entre ellas, Eric Villalón, campeón paralímpico de 39 años con un 5% de visión. "Creímos que sería interesante que las fotografías vinieran de manos de Villalón y que estuvieran a la altura de una gesta histórica como aquélla", explica el portavoz de trescucarachas.

De allí surgió el "Observatorio de discapacidades y fotografía", que pretende integrar toda la información y experiencias realizadas por diversas entidades. "La ONCE nos ayudó a intuir de qué manera ven estas personas para entender cómo podía ser la visión de Eric."

Sólo faltaba una cámara adecuada, y en lugar de adaptar alguna existente a base de remiendos, se optó por pensar y diseñar una nueva desde cero. Era marzo de 2009. Dos años después se hizo la propuesta a todas las marcas del sector sin que hubiera ninguna respuesta positiva. Así que el siguiente paso era lógico: concebirla ellos mismos.

Manchas
Según explica uno de los impulsores de esta idea, la clave fue el trabajo con fotógrafos afectados por algún tipo de deficiencia visual. Fue así como se descubrió que ya había muchas personas con discapacidad visual y ciegos que no renunciaban a la fotografía pese a esta limitación sensorial.

"Nos pareció especialmente interesante -relata Valls- centrarnos en el colectivo de baja visión, ya que muchos de ellos hacían fotos antes de la enfermedad, desarrollando soluciones como el uso de proyectores, lupas y pantallas para compensar la pérdida de visión."

Los impulsores de este proyecto descubrieron que hay muchas personas con discapacidad visual que no renuncian a la fotografía

El catalán Eric Villalón es uno de estos fotógrafos cuyo trabajo y experiencia han sido fundamentales en el proyecto y una gran ayuda para concebir una nueva forma de ver y componer la imagen mediante manchas.

"Diversos especialistas (el doctor Monés, del BMF Barcelona Macula Foundation: Research for Vision o el doctor Bertirotti, por citar algunos) y los propios alumnos nos han ayudado enormemente a algo tan complicado como aproximarnos a entender cómo ven estas personas", explica Valls. "Pero no estábamos familiarizados con la visión a modo de manchas de Eric: dónde empieza o dónde acaba la mancha, cómo los colores o el entorno de las manchas ayudan a interpretar la imagen...".

Pero con el tiempo fueron aprendiendo. "Las manchas tienen también comportamiento; así, él se mueve y observa cómo reacciona el entorno", asegura recordando los paseos con Villalón. Esa información, junto a la que llega a través del oído, es la que permite percibir el entorno e incluso información que la mayoría de personas no visualizan.

"Aparte de la visión a modo de manchas hay otros tipos de visión, como cuando se pierde la vista periférica con una sensación parecida a la de mirar por una cañería. Eric, con su visión a modo de manchas, fue el primero, pero tras él vinieron seis personas más de los que aprendimos también mucho."

La cámara
Según los esbozos que sus creadores ya tienen sobre la mesa, la TooClick D01 será una cámara digital igual que cualquier otra en lo que se refiere a prestaciones técnicas, pero estará adaptada a estos usuarios mediante botones sobredimensionados, un visor de gran tamaño y un parasol para la pantalla. "Queríamos un diseño sencillo, pero teníamos claro que no podíamos conformarnos sólo con la cámara de apretar el botón", asegura Valls.

Foto: trescucarachas
La TooClick D01 con el parasol abierto.

La TooClick D01 será una cámara igual que cualquier otra en lo que se refiere a prestaciones técnicas pero estará adaptada a estos usuarios

Por ahora no existe un prototipo real, sino que se han identificado y recopilado los problemas con los que se encontraban los alumnos: desde algo tan habitual como no ver la pantalla debido al reflejo del sol, poner el dedo en el objetivo o el flash o no poder distinguir cómo está orientada la cámara.

Pero, ¿es viable la producción de un modelo como éste? Sus creadores están convencidos de ello: "Todos los componentes podemos encontrarlos en otros instrumentos, como el visor deportivo de la cámara Veriwide 100, consistente en unos marquitos de metal para poder encuadrar rápidamente, o la pantalla táctil de cualquier teléfono móvil." Todo ello con un diseño que no se aleja demasiado del de una cámara fotográfica convencional.

Foto: trescucarachas
Foto: trescucarachas
Un visor deportivo facilitaría el encuadre.

La financiación del proyecto es otro de los escollos a superar. Hasta ahora todo se ha conseguido a base del tiempo y la dedicación de Francesca Biacchessi, Ferran Folgado y Toni Valls, las tres personas que sustentan trescucarachas. Pero superada esa fase la idea es encontrar un "partner" que crea en el proyecto y permita convertirlo en realidad.

Mucho por hacer
La cámara o los cursos de fotografía que realizan son la parte más visible y que más llama la atención, pero suponen sólo una pequeña muestra de los proyectos que se trae entre manos esta organización.

Sin ir más lejos, también están preparando un libro de fotografía universal con soportes táctiles de diversas texturas y audio en el que se incluyen imágenes de algunos de los autores más reconocidos de todos los tiempos: Chaldej, Cartier-Bresson, Man Ray, Capa... Sus propuestas hallan su reflejo al otro lado del Atlántico. En Argentina la productora Ojo en Foco Films lleva también unos años moviéndose en este campo y organiza talleres y cursos de fotografía y vídeo para discapacitados visuales. "Es una misma idea que nace en diversos puntos del mundo", apunta Valls.

Normalidad es posiblemente la palabra que mejor define los objetivos de todas estas ideas y proyectos. "Conseguir integrar a estas personas y colectivos en ámbitos de los que estaban excluidos, muchas veces por desconocimiento", nos comenta Valls. "Esperamos que en un futuro próximo sea considerado un hecho normal que las personas con discapacidad visual y ciegas hagan fotos a paisajes, a sus hijos... A aquello que desean mostrar."

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar