Actualidad

TiVo iniciará su andadura en España a partir de octubre de la mano de la operadora Ono

 
2
SEP 2011

Con más de una década de retraso respecto a Estados Unidos, TiVo prepara su aterrizaje en el mercado español para el próximo mes de octubre. La operadora Ono, que lleva más de un año preparando este desembarco y comenzó a aceptar preinscripciones a mediados de agosto, ofrecerá a través de su red de fibra óptica acceso a un servicio que inició al otro lado del Atlántico la llamada era de la "televisión inteligente".

Conectando al televisor una caja de sobremesa capaz de grabar hasta 200 horas de emisiones televisivas, TiVo ofrece contenidos bajo demanda, incluyendo aplicaciones, juegos y vídeos de Internet y siendo capaz de reproducir vídeo en alta definición e incluso en 3D. Además, y como llevan un tiempo haciendo los decodificadores de Canal+, permite grabar dos canales de forma simultánea mientras se visualiza otro, así como pausar o rebobinar emisiones en directo.

Al sistema no le faltan otras prestaciones que le han servido para hacerse especialmente popular en otros mercados, como un buscador de contenidos a partir de palabras clave o un sistema de sugerencias y recomendaciones que toma como base el comportamiento del usuario, al que se le brinda la opción de valorar y puntuar las emisiones que visualice.

En su fase inicial, Ono comercializará el servicio en Madrid y Barcelona por 10 euros al mes, con la promesa de extenderlo progresivamente por el resto del país. La operadora, eso sí, restringe la contratación de TiVo a sus clientes con acceso a Internet de banda ancha.

Un par de ejemplos de la interfaz gráfica de TiVo a través de Ono.

TiVo aterriza así en España con unos 150 canales en definición estándar y una docena en alta definición, además de un catálogo inicial de 11 aplicaciones que complementarán las emisiones con contenidos extra como vídeos, "podcasts" y emisoras de radio on-line, sin olvidarse del videoclub propio de Ono y sus películas bajo demanda.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar