Actualidad

La desaparición del cartel de Tío Pepe en la futura Apple Store de la Puerta del Sol desata la polémica

 
5
JUN 2012

Hasta ahora era uno de los rumores y temas de conversación más recurrentes de quienes paseaban por el centro de Madrid. Desde ayer muchos dan ya por sentado que la emblemática publicidad de Tío Pepe que durante casi 80 años ha presidido la Puerta del Sol de la capital no volverá a su lugar.

Retirado en abril de 2011 como parte del proceso de remodelación del edificio que albergará la futura Apple Store, la compañía anunciante (González Byass) ha confirmado que el contrato para ubicar allí el famoso luminoso publicitario ha concluido recientemente y que los dueños del edificio -la familia Díaz Estrada- no están interesados en renovarlo.

Aunque todas las miradas se han dirigido a Apple, como era de esperar la compañía de Cupertino ni se ha pronunciado al respecto ni posiblemente tenga ninguna intención de hacerlo. De hecho, ni siquiera ha confirmado que el edificio situado en el número 1 de la Puerta del Sol vaya a albergar una de sus tiendas, pese a que el propio ayuntamiento de la ciudad aclaró que los permisos de obra y remodelación estaban concedidos a nombre de Apple Retail Store, SL.

Mientras en las redes sociales no han tardado en surgir las críticas hacia Apple, a quien se culpa de la decisión de que la publicidad de Tío Pepe no vuelva a su lugar, las fuentes del ayuntamiento consultadas por el diario El País aseguran no poder hacer nada para mediar en un contrato privado entre dos partes. Ya en 2009 el popular cartel de la botella de fino tocada con un gorro y una guitarra fue indultado por el consistorio madrileño, que retiró muchos de los anuncios luminosos de la ciudad.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar