• Floris Leeuwenberg: "Cuando el bebé asomó la cabeza supe que ésa sería ...
  • Chema Madoz: "Dar forma a una gota de agua es sumamente complicado"
Con texto fotográfico

"Fue ella quien me regaló esa instantánea, ella construyó espontáneamente esa realidad" Tino Soriano

1
Foto: Tino Soriano
18
DIC 2008
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

Tino Soriano, uno de los más prolíficos fotoperiodistas del panorama internacional, ha sabido conjugar a la perfección los momentos felices y los más duros de la vida con un tratamiento del color inigualable y un estilo propio fácilmente reconocible. Con un World Press Photo en su vitrina de galardones, sus imágenes han llenado páginas de revistas tan prestigiosas como National Geographic, Time Magazine, Paris Match o La Repubblica.

Tino Soriano

Esta fotografía la hice en el año 91, trabajando en un reportaje sobre niños con enfermedades graves en el Hospital de Sant Pau en Barcelona, que al final se tradujo en un par de libros: 'Latidos en un hospital' y 'El futuro existe'. De este último se hizo una exposición que todavía hoy, 17 años después, se mantiene itinerante por España.

Era la hora de la merienda. Yo le pedí permiso a Vanesa para hacerle una foto, y ella, de forma espontánea, hizo ese gesto. Fue ella quien me regaló esa instantánea, ella construyó esa realidad, y así pasa con todas mis fotografías.

Me debo a lo que tengo que explicar y actúo con respeto y ética. El fotógrafo tiene que saber estar en su lugar ante cualquier situación. La grandeza del reportero es que, con una cámara, puedes fotografiar la vida y la muerte, y ésta era una situación tierna por la actitud de la niña.

Al final, Vanesa murió de cancer y los padres se separaron. Es algo que ocurre a menudo cuando se da la muerte prematura de un niño pequeño.

Pasados diez años, La Caixa me pidió una fotografía para la convocatoria de unas becas sobre los estudios contra el cáncer. Como la fotografía no tiene derechos de imagen -porque no se puede reconocer a la niña- y no pude contactar con los padres para pedirles su permiso, envié esta foto.

Y el problema vino cuando los padres reconocieron a su hija y me quisieron denunciar: alegaban que reconocían a su hija en la foto y que obviamente les recordaba a ella. Al final, conseguí que entraran en razón y no pusieron la denuncia, sobre todo por los fines que tenía la imagen.

Hace un tiempo coincidí con un juez del Tribunal Superior de Justicia en una exposición y le expliqué el caso. Su respuesta fue que no habría tenido mayor problema como fotógrafo, porque la niña era irreconocible. Más tarde hablé con una abogada y su respuesta me sembró la duda. Me dijo que otro juez no tan progresista podría considerar que la imagen vulnera el derecho a la intimidad porque a los padres les recuerda a su hija fallecida.

Es como si la fotografía en sí no vulnerase el derecho a la intimidad, pero sí lo que representaba la imagen.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Fuentes y más información
Artículos relacionados (4)
Con texto fotográfico
Tino Soriano
04 / FEB 2010
Más artículos relacionados
1
Comentarios
Cargando comentarios