Opinión

Con una buena cámara también se pueden hacer malas fotos: nos lo demuestra el CEO de Apple

33

Twitter no duda en burlarse de Tim Cook por una terrible foto hecha con el iPhone que publicó durante la Super Bowl

10
FEB 2016

Seguro que a todos nos ha pasado alguna vez: estás justo en ese sitio en el que medio mundo quisiera estar; tienes el móvil en la mano; con la emoción sacas una foto que es un auténtico churro, pero en pleno ataque de emoción no dudas en compartirla en las redes sociales. Lo que viene después es fácil de imaginar. Esos amigos impertinentes que te señalan lo evidente: “Vaya mierda de foto.” Unos envidiosos, en efecto.

La cosa se complica un poco más si eres el CEO de Apple y la foto en cuestión la has tomado con uno de tus teléfonos durante la final de la Super Bowl, uno de los mayores espectáculos mediáticos del planeta. La buena noticia es que Cook ha demostrado ser humano y comportarse como cualquier persona en plena euforia. Imagínate si llega a pisar San Mamés, se dice que ha comentado alguno de Bilbao.

La mala noticia es que la foto (movida, desenfocada… terrible) no tardó en convertirse en motivo de cachondeo en Twitter. Si las redes sociales son especialmente crueles con cualquier desliz de un famoso, estaba claro que no iban a perdonarle a Cook su precipitación.

tim cook
La foto fatalmente compartida por Cook en su Twitter. | Foto: Tim Cook

Vayamos por partes. ¿Es tan mala la foto? Sin duda. Es verdad que hemos visto cosas peores expuestas con un título altisonante y mucho ensayo teórico y artístico para vender humo y desenfoque, pero al menos el máximo responsable de Apple no intentó colarnos ese gol.

¿No habíamos quedado que las fotos las hace el fotógrafo y no la cámara? Igual detrás del patinazo de Cook estaba este mensaje subliminal

Eso sí, nos hubiera encantado que le hubiera echado valor al asunto y en lugar de sustituir la foto de la polémica por otra –ya enfocada pero también un poco floja- hubiera dejado ahí la original. Con un par. Soy el CEO de Apple y hago las fotos como me da la gana. Y si os ponéis tontos, os fundo los iPhone con mi botón rojo de destrucción. Nos estamos yendo del tema.

Mientras es fácil imaginar a los responsables de Samsung muriéndose de risa en el suelo y a los jefes de prensa de la manzana dándose golpes contra un iPad Pro, como siempre la gente demostró tener mucha creatividad y mala leche. Mención especial al que improvisó una de esas vallas gigantescas con las que Apple ha decorado muchas ciudades del mundo a base de fotos disparadas con el iPhone.

Otros fueron menos sutiles, y básicamente aprovecharon la ocasión para señalar que la cámara del último smartphone Apple es una birria, que la suya es mucho mejor, que la del Samsung Galaxy S6 tal… En fin, el repertorio clásico de cualquier geek que se precie. Pero vaya, que no vamos a ponernos a estas alturas a discutir cuál es el mejor smartphone para hacer fotos o a dudar de las capacidades del iPhone 6S para obtener fotos. O buenas fotos.

Uno de los muchos fotomontajes haciendo mofa de la foto de Cook.

Aunque, un momento, ¿no habíamos quedado que las fotos las hace el fotógrafo y no la cámara? Igual detrás del patinazo de Cook estaba este mensaje subliminal. Una especie de mea culpa de Apple por aquello que dijo una vez de que el iPhone te ayudaba a sacar fotos profesionales.

Por eso hemos echado de menos un poco de agilidad en alguna firma de fotografía para lanzarle un zasca a Apple. No hay muchas oportunidades, así que mejor aprovecharlas. “Tim, necesitas una cámara de verdad”, o algo así. A ver quién se atreve con una campaña así. Ya, claro, lo fácil es meterse con las réflex o las sin espejo, pero a los de Cupertino no les tose nadie, no vaya a ser que se enfaden y te compren pasado mañana.

Pero volviendo al asunto fotográfico, el desliz de Cook no hace sino recordar lo evidente. El iPhone, como cualquier cámara, permite hacer grandes fotos cuando está en manos de buenos fotógrafos. ¿Un ejemplo? Él mismo lo señalaba hace tiempo desde su cuenta de Twitter: Pete Souza, fotógrafo de la Casa Blanca, que en su arsenal de cámaras también tiene sitio para un iPhone.

Pero, claro, milagros los justos. Así que si estás en la SuperBowl y haces una -o dos- fotos malas, la culpa es tuya, no del iPhone. Tampoco es que vayamos a pedir su dimisión, pero, Tim, para la próxima no te compliques: formato cuadrado, filtro de Instagram con HDR, y a triunfar.

Fuentes y más información
33
Comentarios
Cargando comentarios