Actualidad

El caso de las falsas tiendas Apple en China: piratería a escala 1:1

 
22
JUL 2011

Si se puede copiar o falsificar casi cualquier aparato del escaparate tecnológico, ¿por qué no hacerlo directamente con la tienda al completo? Eso es precisamente lo que está pasando con las falsas tiendas de Apple que, según relata una joven estadounidense en su blog BirdAbroad, proliferan actualmente en la ciudad china de Kunming, capital de provincia de Yunnan.

Afincada desde hace años en el país asiático, donde trabaja en una organización sanitaria, esta bloguera de 27 años difícilmente podría imaginar la repercusión mediática generada por el artículo que publicó el pasado 20 de julio, cuyo titular ("Are you listening, Steve Jobs?") insta al mismísimo presidente de Apple a tomar cartas en el asunto.

Una de las imágenes capturadas por la bloguera estadounidense en la primera Apple Store pirata que descubrió en Kunming. | Foto: BirdAbroad

En su relato, la joven destaca que la primera de estas Apple Store piratas con las que se topó en Kunming había desaparecido por completo sólo cuatro días después de visitarla por primera vez. Pero el día en que se percató de la ausencia, un corto paseo por la zona le bastó para encontrar otros dos establecimientos coronados con el logotipo de la manzana.

No es Apple Store todo lo que reluce
Los dispositivos expuestos en estos establecimientos "parecían productos reales de Apple", afirma la bloguera, quien también comenta que la decoración externa e interna de las tiendas imita descaradamente la de las Apple Store reales, pero con ciertos matices: materiales más baratos, ciertos defectos en la pintura de las paredes y otros elementos no habituales en los verdaderos establecimientos de la firma de Cupertino.

A nadie se le escapa que Apple suele dar un importante impulso mediático a cada tienda oficial que abre, como sucedió el año pasado con la inaugurada en Barcelona. No es una empresa que abra establecimientos sin previo aviso para hacerlos desaparecer de la noche a la mañana.

Y en cualquier caso, no hay más que buscar en la lista completa de las tiendas abiertas por Apple en todo el mundo para darse cuenta de que sólo hay cuatro en suelo chino: dos en Pekín y otro par en Shangái. La compañía estadounidense, de hecho, ya ha confirmado que los establecimientos visitados por la bloguera no tienen ni siquiera autorización para comercializar sus productos.

"No voy a publicar en este blog las direcciones de las tiendas que fotografié. Si vives en China, entenderás por qué." Así reza la última actualización que la joven estadounidense (que prefiere mantenerse en el anonimato) ha publicado en la entrada original que suscitó toda la polémica. Aunque suene a tópico, noticias como ésta refuerzan esa imagen que se tiene de China como paraíso universal de la piratería.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar