Actualidad

Una maniobra fiscal permite a las tiendas españolas de Apple pagar el 99% de sus impuestos en Irlanda

 
21
MAY 2012

Que Apple aprovecha las ventajas fiscales de Irlanda para pagar allí la mayoría de sus impuestos es algo de sobra conocido desde hace años. Esta cuestionable -aunque cabe suponer que legal- política económica de la compañía de Cupertino no ha variado pese a la apertura de las primeras tiendas físicas en España ni al espectacular aumento de sus ventas en ese país, que se han multiplicado por catorce durante el último año.

Así lo denuncia El País, que desgrana el sistema usado por Apple para conseguir que la mayoría de su facturación repercuta en Irlanda y no en los diferentes países en los que opera. La clave, asegura el diario, está en la compra que la división española hace de sus productos a la central irlandesa (Apple Sales International) por un precio muy similar al de venta final.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Colas el día de la inauguración de la tienda de Apple en el centro comercial La Maquinista de Barcelona, en septiembre de 2010.

De esta forma el margen de beneficio que queda para las tiendas Apple es muy escaso (alrededor del 1%, según los datos que se manejan en el citado artículo), con lo que el grueso de la facturación y los impuestos se queda en Irlanda. Gracias a esta suerte de ingeniería impositiva, las Apple Store (que obviamente tributan en España) apenas resultan rentables una vez descontados los pagos realizados a su central y los costes laborales y de mantenimiento.

Lo que está claro es que el sistema funciona. Y por lo visto muy bien, porque atendiendo de nuevo a las cifras que maneja El País, en su última tributación en suelo español el Estado ha tenido que devolver dinero a Apple en la declaración del Impuesto de Sociedades.

Fuentes y más información
Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar