• "El 5% es inspiración y el resto es trabajar muy duro"
  • "El tema de Photoshop ya ha dejado de ser un tema"
Entrevista
THIERRY JOUBERT, FOTóGRAFO DE BODAS

"Solo aquellos que arriesgan logran marcar la diferencia"

4
Foto: Thierry Joubert
22
JUL 2015

Afincado en Francia, Thierry Joubert lleva cuatro años viajando por todo el mundo para fotografiar los cuentos de hadas de aquellas parejas que han decidido darse el “sí quiero” en el altar. Aprovechando la siempre mágica luz natural del momento, Joubert esboza situaciones y momentos para sus sesiones, pero deja en manos de los protagonistas el gesto que desean inmortalizar. Recientemente charlamos un rato con él tras su paso por la escuela madrileña Workshop Experience acerca de su forma de trabajar, de la situación de la fotografía de bodas y de la importancia de transmitir y compartir conocimientos en talleres.

¿Qué tiene la fotografía de bodas para que decidieras dedicarte a ella?

Me aporta muchísimo. El día a día puede llegar a ser algo muy monótono, pero todas las historias en las que trabajo son diferentes.

¿Y cómo es tu día a día?

Pues llevo a mis hijos a la escuela, practico un poco de deporte y el resto del día lo paso sentado delante del ordenador trabajando.

Thierry Joubert impartió recientemente un taller de fotografía de bodas en Workshop Experience. | Foto: Thierry Joubert

No te limitas a fotografiar a las parejas en poses bonitas. Realmente te gusta contar historias con ellas.

Sin duda. Las bodas esconden un sinfín de preciosas historias que hay que contar. Cada día, cuando me siento en la mesa con un lápiz y un papel en blanco, disfruto escribiendo todo tipo de situaciones y pequeños relatos con las parejas que voy a retratar como protagonistas.

¿Escribes un guion detallando cómo irá la sesión y lo que tienen que hacer las parejas?

No, nunca. El guion se va desvelando durante el día, durante la sesión. Las parejas con las que trabajo deciden por ellas mismas las emociones que quieren transmitir y los momentos importantes que quieren compartir durante el día.

"Hay que dejar de mirar constantemente lo que hace la otra gente y disparar según lo que uno sienta"

Todas estas cosas se empiezan a decidir desde el primer correo electrónico que escribo a mis clientes. Para mí lo más importante es la conexión que establezco con la pareja. Mis clientes me eligen por las imágenes que soy capaz de crear. Me gusta explicar que estoy allí con ellos para escribir su historia, una historia que yo he creado en mi mente. Es mi visión de la fotografía. Mis fotogramas, mi modo de crear.

Foto: Thierry Joubert
Foto: Thierry Joubert

Tus sesiones son como pequeños cuentos de hadas con final feliz. ¿Has repetido con alguna pareja pasado un tiempo desde la primera sesión?

Hice una sesión en Islandia que fue un momento realmente mágico, y fue con una pareja a la que había fotografiado un año antes para su boda. Solo llevo cuatro años en el negocio, así que tendré que esperar más tiempo para poder repetir con otros clientes.

Algunos fotógrafos se dedican a la fotografía de bodas para ganar dinero que luego invierten en proyectos más personales. No es ese tu caso.

Creo que cada persona tiene que hacer lo que es mejor para él o ella.

Foto: Thierry Joubert
Foto: Thierry Joubert

La fotografía de bodas parece haber estado entre nosotros desde siempre. ¿Es posible hoy en día hacer algo original y distinto a todo lo visto hasta ahora?

La clave está en ser uno mismo, en dejar que las cosas sigan su curso y sean todo lo diferentes que tienen que ser. También hay que dejar de mirar constantemente lo que hace la otra gente. En una sesión hay que trabajar y disparar según lo que uno sienta.

La luz natural parece ser tu compañera inseparable.

Efectivamente, trabajo con luz natural. Me reservo el flash para el banquete, el baile y la fiesta posterior. Para mí es de vital importancia conservar en mis fotos la luz natural que había en el momento de hacerlas.

Foto: Thierry Joubert
Foto: Thierry Joubert

¿Viajas mucho por trabajo?

Muchísimo. Y aprovecho todas las oportunidades que tengo de hacerlo. Viajo para encontrarme con nuevos clientes y también para descubrir nuevas localizaciones. Todo esto aumenta aún más mi deseo de trabajar y escribir nuevas historias para las parejas.

También te dedicas a impartir clases en talleres fotográficos. ¿Qué les contestas a tus alumnos cuando te preguntan si es posible ganarse la vida con la fotografía?

Les digo que sí es posible ganarse la vida haciendo fotos, pero que hay que estar decidido. Solo aquellos que arriesgan logran marcar la diferencia. La suerte no existe. Si quieres algo, tienes que ir a buscarlo.

Foto: Thierry Joubert
Foto: Thierry Joubert

¿Qué es lo más importante que deben aprender tus alumnos?

Mis talleres son momentos para compartir conocimientos. Personalmente me encanta conocer a gente nueva, intercambiar experiencias y compartir momentos. A mis alumnos les digo que tienen que ser ellos mismos y olvidarse de las normas.

¿Cómo ves la fotografía de bodas en diez años?

No soy capaz de ver tan lejos…

Foto: Thierry Joubert
Foto: Thierry Joubert

¿Y la fotografía en general?

Creo que dentro de diez años las cosas serán muy distintas en comparación con la situación actual. Pero lo más importante seguirá siendo capturar ese instante.

¿Cuándo veremos alguna boda fotografiada con un iPhone?

Algunas de mis fotos personales están hechas con un iPhone… Creo que todo dependerá de la decisión del cliente cuando se le pregunte si desea que su boda sea fotografiada con un iPhone. Yo ya sé la respuesta a esa pregunta.

Fuentes y más información
4
Comentarios
Cargando comentarios